¿Desde cuándo existen los ejercicios faciales?

Siempre nos insisten en que debemos cuidar nuestro cuerpo y ejercitarlo, ¿pero por qué no cuidamos nuestra cara del mismo modo? Practicar ejercicios faciales debería ser un ritual semanal, ¡y es que los beneficios son inimaginables! Para empezar, te ayuda a retrasar el proceso de envejecimiento. Pero es que no se trata solamente de conseguir un buen aspecto físico, sino que con la rutina del Face Pilates estimulas el flujo sanguíneo hacia la piel mejorando su textura y tono, y ayudando en la reducción de las arrugas.

Durante cada programa de ejercicios faciales, usas técnicas de respiración y relajación que ayudan a enfocarte en tu postura y alivian el estrés. El beneficio es real, no solo a nivel de belleza, sino de salud también, ya que verás las mejoras tanto en tu cuerpo como en tu mente. ¿Te apuntas?

De los ejercicios faciales de los 60 al Face Pilates

Lo creas o no, los ejercicios faciales han existido desde hace más de 50 años. La primera en desarrollarlo de forma comercial fue Senta Maria Rungé, en los años 60, quien demostró que la práctica de estos ejercicios crea una diferencia evidente a lo largo del tiempo.

Durante tres décadas, Senta Maria Rungé investigó su método científicamente y tuvo tal éxito que fue incluso apareció en la revista Vogue, popularizando de este modo los ejercicios faciales entre el público americano. Tenía incluso un anuncio televisivo demostrando sus técnicas. A partir de aquí empezó a estar solicitada por muchas de las celebrities de Hollywood. Hoy en día, su libro Face Lifting by Exercise aún tiene seguidores y muchos cirujanos lo recomiendan a sus pacientes después de intervenciones faciales.

Otra veterana de los ejercicios faciales es Eva Fraser, que en 1990 (a los 50 años), abrió su estudio de Fitness Facial en Londres. Afirma ser muy afortunada por haber adquirido conocimiento sobre los ejercicios faciales de la bailarina Madame Eva Hoffman, a quien conoció en 1978. Eva Hoffman había desarrollado su propio método de ejercicios faciales en los años 30 con la ayuda de un médico.

Hoy en día, Eva Fraser cuenta ya con más de 80 años y realmente cree que nunca se es demasiado joven o demasiado viejo para empezar a ejercitar los músculos faciales. Ella misma es la prueba, y es que en su rostro se pueden ver los resultados de la dedicación a los ejercicios faciales: aunque tiene 87 años, aparenta 50.

Veinte años después, en 2011, yo misma desarrollé el Face Pilates, un estilo único de ejercicios faciales basados en los principios del pilates. Para ello, conté con la ayuda de la bailarina y profesora de pilates Paola Chávez.

Todo empezó después del impresionante éxito que tuvo una clase de yoga facial en el Studio Australia Barcelona el verano pasado: la gente quería más. Pero, en vez de seguir con la práctica espiritual del yoga, decidimos desarrollar un estilo único de ejercicios faciales basados en los principios del pilates.

Los ejercicios faciales son una alternativa mucho más natural a la cirugía invasiva o rellenos para la cara. Se trata de una técnica sin riesgo que mejora tus características faciales y la textura de la piel al mismo tiempo que mantiene o recupera la apariencia juvenil. ¡Y solo con un poquito de dedicación cada semana! Piensa en ello: si trabajas los músculos del cuerpo para definirlos y fortalecer tu salud y bienestar, ¿por qué descuidas la cara?

¿Qué es el Face Pilates?

Se trata de ejercicios faciales que están diseñados específicamente para enseñarte a trabajar los músculos y la piel de tu cara usando los dedos y una serie de expresiones faciales.

“¿Por qué la piel?”, te preguntarás. Lo interesante de la piel es que está unida al músculo, así que, cuando se afloja y pierde elasticidad con el envejecimiento, nuestros músculos también se descuelgan. Por eso la solución no es otra que trabajar los músculos para alzarlos y levantar la piel.

¿Qué beneficios aporta la rutina del Face Pilates?

  • Aumenta la circulación sanguínea para nutrir las células.
  • Levanta los músculos y reduce la flacidez.
  • Mejora el estado de la piel porque la nutre.
  • Aporta una apariencia más juvenil al rostro.
  • Reduce las arrugas y líneas de expresión.
  • Alivia el estrés y elimina la tensión de la cara.
  • Relaja la mente y el cuerpo.

Los resultados se pueden observar al cabo de unas semanas porque, generalmente, no hay mucha grasa entre los músculos de la cara y la piel. De hecho, si llevas a cabo la hora completa de la rutina del Face Pilates, ¡notarás la diferencia entre un lado y el otro durante la misma sesión!

 

Unos últimos consejos

Si tienes alguna infección de piel como acné, rosácea o psoriasis, contacta con tu dermatólogo antes de realizar los ejercicios faciales.

Te recomiendo que, una vez a la semana, trabajes toda tu cara y que tres días, durante tu rutina diaria, te centres en las “zonas especiales” de la cara.

Estoy entusiasmada por compartir con vosotros durante los próximos meses mis secretos de anti-envejecimiento, Face Pilates y sobre cómo entrenar tu cara para que vuelvas a tener una imagen joven y luminosa.

El mes que viene, os enseñaré a encontrar las inserciones musculares de vuestra propia cara gracias a un vídeo explicativo. ¡Y podréis practicar cada día con la rutina facial diaria de 10 minutos!

Espera y verás, dentro de poco la gente te preguntará cuál es tu secreto. ¿La cirugía? ¿Las vacaciones? ¿Bótox? No, ¡es el Face Pilates®! Y no cuesta nada más que (poco) tiempo.

Mandy Keillor de Studio Australia Barcelona

Productos que te cuidan

expert-derma-200

Expert Derma

Expert Derma asocia el aceite de Onagra y el aceite de Borraja.
Este proceso de extracción permite conservar los activos para un eficacia óptima.

Deja tu comentario