Fortalece tu autoestima

Hoy quiero que, en primer lugar, reflexiones: ¿sabías que, a menudo, detrás de una falta de implantación de hábitos, de una vida desorganizada o de un estado emocional negativo ante la vida se esconde una autoestima poco consolidada?

Del mismo modo que practicamos deporte para ganar músculo o nos alimentamos para nutrir nuestro cuerpo, puedes trabajar para dar forma y fortalecer tu autoestima. Eso sí, como siempre, necesitarás tres factores determinantes que dependen solamente de ti: voluntad, compromiso y perseverancia.

Pero vamos por partes, ¿qué es exactamente la autoestima? Se trata, simplemente, de esa autoimagen que te has creado sobre ti mismo. Hay personas que se construyen una imagen positiva sobre sí mismos y otras que se construyen una imagen negativa aunque, en realidad, no sean muy conscientes de ello. De hecho, hay gente que no sabe muy bien cuál es el estado de su autoestima porque no se han parado un minuto a analizarse interiormente.

 

La importancia de la autoestima

Quiero que sepas que tu autoestima es determinante en tu manera de afrontar la vida, en tu forma de caminar por el día a día y de relacionarte con los que te rodean. Es, en definitiva, determinante para tu bienestar personal. Y es que si tú mismo no tienes amor, consideración, confianza y valor hacia ti mismo, difícilmente podrás estar en armonía y plenitud.

07-fortalece-tu-autoestima-cita-2Reforzar o trabajar esa autoestima no es algo que se consiga de la noche a la mañana. Hay que coger las maletas y viajar un “ratito” por tu interior, pero ¡por supuesto que puede lograrse! Eso sí, como te decía, hay que comprometerse con uno mismo, marcarlo como objetivo y trabajar por y para ello. Se trata de hacer un cambio de chip, despertar esa conciencia que tienes dormida y empezar a pisar con asertividad y cariño. Porque, al final, una autoestima exagerada o débil es el resultado de no mirar hacia uno mismo y no escucharse.

10 consejos para mejorar tu autoestima

A continuación, te dejo una serie de recomendaciones para que reflexiones sobre ellas y veas si crees que hay algo que necesites aplicar. Recuerda que el mero hecho de leerlas no va a ayudarte pero quizás sí que te ayuden a dar el primer paso, a tomar consciencia.

  1. No te compares con nadie, ni en positivo, ni en negativo. Cada uno hace lo que considera que tiene que hacer.
  2. Olvídate de los juicios y opiniones de los demás.Lo que dicen es simplemente su opinión. Así que tómatelo como lo que es: una opinión con la que puedes o no puedes estar de acuerdo.
  3. Comprométete con todo lo que hagas al 200%,sobre todo en lo que se refiere a tu evolución personal. Recuerda que únicamente el compromiso absoluto contigo mismo te dará resultados reales.
  4. Márcate pequeños objetivos (siempre reales, específicos y medibles) que sean fáciles de alcanzar. Muchas veces nos marcamos objetivos irreales que nos llevan a no cumplirlos, y eso acaba desgastando tu autoestima porque te provoca frustración. Así que busca metas realistas, pequeñas y que sepas que vas a poder alcanzar porque, cuando lo consigas, te empoderarás, y tu autoestima y confianza se verán reforzadas.
  5. Da la importancia que tienen, que es mucha, a tus horas de sueño y descanso, así como a tu alimentación. Sin las gasolineras y áreas de descanso difícilmente llegaremos al final de nuestro camino.
  6. Rodéate de gente positiva, que te transmita buenas sensaciones y sentimientos, y aléjate de todo aquello que te quite energía y merme tu ánimo.
  7. Reconoce tus logros y metas conseguidas. Muchas veces no lo valoramos y es precisamente el hacerlo lo que irá fortaleciendo tu autoestima. No esperes a que lo hagan los demás. Está muy bien que lo hagan, de acuerdo, pero el primero que tiene que felicitarse es uno mismo.
  8. Tómate los errores como un aprendizaje, no como un fracaso. Y tampoco te fustigues por ello. Acéptalo, analiza qué ha pasado, aprende y progresa.
  9. Busca cada día un momento para estar a solas y realiza un diálogo interior. Observa esa conversación que mantienes contigo mismo e intenta hacerlo siempre de manera positiva. Pregúntate cómo te sientes, qué ha pasado hoy para que te sientas de esa forma, y analiza tu comportamiento y tus pensamientos.
  10. Cada semana piensa una afirmación para recordarte lo mucho que vales o aquello que quieres afianzar (“confío en mí mismo y en mis posibilidades”, “derrocho seguridad y asertividad”) y coloca esa afirmación en un lugar que te asegures verás cada día, por la mañana y por la noche (por ejemplo, al lado del espejo del baño). Cuando finalice la semana, piensa en una nueva afirmación y sustituye la anterior.

¿Cuál de estos consejos te ha llamado más la atención? Te animo a que poco a poco los pongas todos en práctica. Aunque alguno te pueda parecer banal o simple, te aseguro que la suma de estos pasos provocará en ti resultados evidentes.

Tu nivel de autoestima depende de ti, y vale la pena pararse a analizar y trabajar para que esta no merme y cada día esté más reforzada.

Laura Miranda

Deja tu comentario