8 razones por las que debes beber agua

¿Cómo van esos propósitos del nuevo año? Como ya sabes, en el post anterior estuve hablando de ellos y ha traído bastante reclamo. Sois muchas las personas que durante estos días me han estado preguntando por la recomendación que hice de beber agua e infusiones en abundancia y no sabíais cual era la cantidad. Pues bien, hoy te voy a hablar de la importancia del agua en nuestro organismo y cuál es la proporción necesaria que debemos ingerir.

 

Somos agua

El agua es un líquido esencial para nuestra vida. Es el componente más abundante del ser humano ya que representa entre el 50-60% de nuestro peso corporal.

El agua es el medio necesario para que tengan lugar todas las reacciones en el interior del organismo y transporta las sales minerales (sodio, potasio, calcio, magnesio, flúor, hierro…) que las células necesitan para su buen funcionamiento.

Además de estas razones, hoy te explicaré otras muchas más por las que beber agua en cantidad suficiente y mantener el cuerpo bien hidratado resulta muy beneficioso para la salud.

Entre las más importantes, quiero destacar que el agua:

  • Mejora el funcionamiento de los riñones. Cuando el organismo está bien hidratado los riñones eliminan con mayor facilidad las sustancias de desecho a través de la orina. Además, el agua ayuda a diluir las sales y los minerales que provocan la aparición de piedras en el riñón e infecciones de orina.
  • Es esencial para la digestión y la absorción de los nutrientes de los alimentos. Cuando estamos bien hidratados el agua favorece los movimientos intestinales que hacen avanzar el bolo alimenticio a lo largo del tracto digestivo, mejorando el tránsito intestinal. En el caso contrario, el intestino se encuentra más seco, lo que empeora el paso de los nutrientes y provoca mayor estreñimiento.
  • Ayuda a controlar el apetito. Si bebemos agua antes de las comidas nos sentiremos más saciados y como consecuencia ingeriremos menos cantidad de alimentos, lo cual nos puede ayudar si queremos controlar las calorías de nuestra dieta.
  • Es imprescindible para el sistema circulatorio, ya que el agua ayuda a transportar los nutrientes y todas las sustancias orgánicas. Diversos estudios afirman que beber una cantidad adecuada de agua al día puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Desempeña un papel fundamental en el cerebro. Una correcta hidratación es imprescindible para que nuestro cerebro funcione de forma óptima. La falta de agua está relacionada con la fatiga, el cansancio o el dolor de cabeza, por lo que resulta imprescindible aportar agua a nuestro organismo para mejorar la capacidad cognitiva y favorecer la memoria y la concentración.

  • Mejora el aspecto de la piel. El agua ayuda a hidratar nuestra piel y le aporta firmeza y elasticidad para que luzca joven y radiante. Además, ayuda a depurar y a limpiar el organismo de toxinas, por lo que evita el envejecimiento celular y mejora problemas dermatológicos como el acné o la sequedad cutánea.
  • Ayuda a regular la temperatura corporal a través de la evaporación por la piel. Nuestro cuerpo se enfría gracias a la evaporación del sudor pero, si no aportamos la cantidad de agua necesaria que perdemos por la sudoración, podemos deshidratarnos y poner en riesgo nuestra salud. Así que hay que hidratarse bien antes de realizar cualquier actividad deportiva, al igual que durante y después del ejercicio físico.
  • Mantiene hidratados los músculos y articulaciones. La falta de agua está relacionada con los temidos calambres, por lo que beber agua antes, durante y después del ejercicio puede ayudar a prevenirlos.

 

Beber agua, sí, pero ¿cuánta?

Siempre hemos oído que, para depurar toxinas y mantener el buen funcionamiento del organismo, es necesario beber entre 2 y 2,5 litros de agua al día. Pero ¿esta recomendación es cierta o es otra de las creencias erróneas que tenemos preconcebidas?

Para averiguarlo, debemos fijarnos en nuestra fisiología y observaremos que nuestro cuerpo pierde al alrededor de 2,5 litros diarios. Estas pérdidas se producen a través de la orina (1.500 ml), las heces (150 ml), el sudor (350 ml) y la respiración (400 ml). Por tanto, para mantener el organismo bien hidratado y garantizar un correcto equilibrio no hay mejor manera que aportar a nuestro cuerpo la cantidad de agua que pierde diariamente.

12-beber-agua-citaNuestro organismo no sólo se hidrata a través del agua que consumimos, sino que también lo hace por medio de los alimentos que ingerimos. Las frutas y verduras contienen un 90% de agua aproximadamente, de manera que, si las tomamos en las cantidades recomendadas, podemos ingerir casi 1 litro de agua a través de ellas. Además, el organismo es capaz de generar entre 200 ml y 300 ml de agua diaria cuando metaboliza los nutrientes de los alimentos.

Si haces los cálculos, comprobarás que tan sólo es necesario ingerir 1,5 litros para equilibrar las pérdidas de agua y mantener el nivel adecuado de hidratación. Además, este aporte de líquidos no necesariamente tiene que ser sólo agua, podemos tomar otro tipo de bebidas como caldos, infusiones o zumos.

Sí que es cierto que estas necesidades de agua pueden aumentar en función de las pérdidas de líquido que sufra cada persona, el tipo de dieta, la actividad física que realice, el clima, la edad, algunas situaciones concretas (como el embarazo o la lactancia) y el estado de salud, y por tanto necesitemos ingerir más de 1,5 litros para mantener una correcta hidratación.

Espero que este post te haya ayudado a valorar la importancia que tiene una correcta hidratación para el funcionamiento de todo nuestro organismo e incluyas el beber agua, siempre en su justa medida, como uno más de los hábitos a seguir para conseguir un estilo de vida saludable.

Laura Rojas

Productos que te cuidan

ts-retencion-de-agua-200

Turboslim Retención de agua

Facilita las funciones de eliminación del organismo, favorece la eliminación renal del agua y te ayuda a regular la actividad hormonal.

ts-drenante-200

Turboslim drenante

Drena y purifica el organismo en profundidad a la vez que ayuda a quemar las calorías. Disponible en dos sabores: melocotón y frambuesa.

Deja tu comentario