Planta cara al resfriado

¿Cómo llevas el invierno? ¡Para mí está siendo muy duro! Como ya te conté, vivo en un pueblecito a las afueras de Barcelona y a las 7 de la mañana el termómetro no sube de los 0ºC. Así que desde que empezó el invierno llevo ya más de un resfriado.

La mejor manera de evitarlo, indiscutiblemente, es una buena prevención. Para ello, cada año se realizan muchísimas campañas donde nos informan de las numerosas maneras que existen para combatirlo. Ahora bien, ¿qué hacemos cuando ya estamos resfriados? ¿Sabes cómo debes alimentarte y qué alimentos son los más adecuados?

Hoy quiero hablarte del papel fundamental que juega la alimentación frente a los procesos catarrales y cómo, a través de ella, se pueden mejorar los síntomas y facilitar la recuperación.

Los terribles resfriados del invierno

El resfriado, comúnmente llamado catarro o constipado, es una infección causada por un virus que afecta a las vías respiratorias, principalmente a la nariz y la garganta, y que en ocasiones puede llegar incluso a la tráquea y a los bronquios.

16---Resfriado-3-800x534El invierno es la época del año más susceptible de sufrir los resfriados. El frío hace que nuestro cuerpo tenga que trabajar más para minimizar las diferencias que se producen entre la temperatura exterior del ambiente y la temperatura interior de nuestro organismo. Si, en ese momento, tenemos las defensas bajas y el virus está revoloteando a nuestro alrededor, nos contagiaremos muy fácilmente. Además, en invierno este contagio se favorece porque convivimos durante más tiempo en espacios cerrados.

Los síntomas más comunes del resfriado son la congestión nasal y la mucosidad, la tos, los estornudos y el dolor de garganta. Normalmente, los resfriados, a diferencia de la gripe, cursan sin fiebre, aunque en algunos casos puede aparecer. Estos síntomas transcurren sin complicaciones, y empiezan a desaparecer a partir de los 3 o 4 días.

Alimentarse bien durante el resfriado

Una vez que tenemos encima el resfriado, al ser un contagio vírico, el tratamiento solo está dirigido a mejorar los síntomas, y para ello ¡la alimentación es imprescindible!

Lo primero que debemos hacer es reforzar las defensas del organismo para que nuestro sistema inmunológico funcione correctamente. Las vitaminas y minerales antioxidantes son los nutrientes primordiales para desarrollar esta función y combatir las infecciones.

Para luchar contra el catarro debemos reforzar nuestras defensas con la ayuda de antioxidantes Clic para tuitear

Entre estos nutrientes destacan las vitaminas A, C y E, y algunos minerales como el selenio y el zinc.

  • La vitamina A ayuda a prevenir la inflamación de las vías respiratorias y a eliminar la mucosidad de bronquios, pulmones y garganta. Encontramos la función antioxidante de la vitamina A en los alimentos de origen vegetal como frutas y verduras de coloración rojo-anaranjado-amarillento (zanahoria, calabaza, tomate, albaricoques, cerezas, melón y melocotón) o verduras de color verde (espinacas, col rizada, berzas…).

16-resfriado-2-800x535

  • La vitamina C contribuye a reforzar las defensas del organismo y, por tanto, ayuda a disminuir los síntomas y la duración del resfriado. Los alimentos con mayor contenido en esta vitamina son los cítricos como la naranja, la mandarina o el limón, otras frutas como los kiwis o las fresas, y verduras como las coles, los pimientos y la lechuga.
  • La vitamina E es un potente antioxidante que favorece la función inmune del organismo y ayuda a incrementar las defensas. La principal fuente de vitamina E la encontramos en el aceite de oliva. Pero además, el aceite también contiene ácido oleico, una grasa monoinsaturada que tiene propiedades antiinflamatorias que nos ayuda a combatir el resfriado y el exceso de mucosidad.
  • El selenio, aunque es un mineral que necesitamos en pequeñas cantidades, desarrolla un papel muy importante en el sistema inmunológico, ya que es capaz de aumentar la producción de glóbulos blancos. Las nueces y las verduras son los alimentos con mayor contenido de selenio, aunque también podemos encontrarlo en el huevo, las legumbres, los cereales, la carne y el pescado.
  • El zinc permite una correcta respuesta inmunológica de nuestro organismo y se ha demostrado que tiene acción antioxidante. Las principales fuentes alimentarias de zinc son las carnes rojas, los mariscos (principalmente las ostras), los huevos, el queso curado, el germen de trigo, los frutos secos y las legumbres.

Además de estas vitaminas y minerales, para potenciar el sistema inmunológico también puedes consumir lácteos fermentados como el yogur o el kéfir, que contienen bacterias lácticas vivas muy beneficiosas para la salud y que equilibran la flora intestinal.

Aunque nuestro primer objetivo es reforzar las defensas, es importantísimo que no descuides el tipo de alimentación que se debe realizar. La dieta ha de ser variada, suave y que aporte alimentos energéticos y reconstituyentes para ayudarnos a superar el estado de convalecencia.

Sigue una dieta adecuada

Las bebidas calientes, como las sopas, los caldos o consomés, y las infusiones son una muy buena opción porque, además de ser nutritivos, nos ayudan a ingerir la cantidad de líquido que necesitamos para mantener las mucosas hidratadas y eliminar los residuos que se generan durante el resfriado.

Para lograr que la alimentación sea suave debes cocinar los alimentos de forma sencilla y con poca grasa, y utilizar técnicas culinarias como el hervido, el vapor, el horno o el microondas que faciliten la digestión.

Ante un resfriado, la dieta ha de ser variada, suave y que aporte alimentos energéticos y reconstituyentes Clic para tuitear

Para aliviar los síntomas debemos consumir alimentos con carácter expectorante y antiinflamatorio, y reducir o eliminar aquellos que produzcan más mucosidad.

  • El apio, la cebolla o los puerros son los mejores expectorantes naturales. Contienen compuestos azufrados (de ahí su fuerte olor) que facilitan la desaparición de la congestión nasal y favorecen la respiración.
  • Sin embargo, la leche, al contener grasas y proteínas de origen animal, está relacionada con el aumento de la mucosidad, así que limita su consumo o suprímela durante el proceso catarral: será de gran ayuda para disminuir la producción de mocos.

Por último, quiero recordarte que existen algunos remedios caseros que también pueden ser útiles para mejorar el estado general y disminuir los síntomas del resfriado como, por ejemplo, tomar una cucharadita de miel para suavizar la garganta o infusiones que abran las vías respiratorias y ayuden a eliminar la mucosidad como el eucalipto, el romero o el tomillo. También recomiendo el própolis como un refuerzo para hacer frente a las afectaciones de nariz, garganta y faringe.

16-resfriado-4-800x535

Me despido con este fantástico menú para el resfriado que he preparado como ejemplo para que veas la aplicación práctica de todo lo que te he explicado en el post. Espero que te sea de gran utilidad.

¡Hasta la próxima!

Laura Rojas

Productos que te pueden interesar:

FORTÉ-PRÓPOLISFORTÉ-JALEA-REAL-1000Forté Própolis

Fabricado a partir de diversas resinas recogidas y transformadas por las abejas, el própolis se utiliza dentro de la colmena como un verdadero “escudo natural”.

Forté Jalea Real

Verdadero concentrado de tonicidad en ampolla, Forté Jalea Real es un producto 100% de origen natural.

Disponible en diferentes formatos:

1000mg

2000mg

Júnior

Deja tu comentario