En el control de peso apuesta por la fuerza de voluntad

Continuamos con nuestros artículos, y en esta ocasión quiero hablarte de la relación directa que existe entre la fuerza de voluntad y el control de peso.

La cuestión del peso es algo que preocupa a un gran número de personas y es cierto que son varios los factores que influyen en que una persona se sienta satisfecha con su peso o consiga alcanzar el que desea.

Si lo que quieres es perder algunos kilos, debes saber que, además de ir a un nutricionista para que te aconseje qué alimentación es la más adecuada para ti, debes contar con unos aliados necesarios para que todo funcione y acabes obteniendo los resultados que quieres. Esos aliados se llaman voluntad, paciencia y perseverancia.

Como te comentaba al principio hoy quiero centrarme en la perseverancia como punto clave. Pero, ¿qué es exactamente la perseverancia? Es esa capacidad que nos permite avanzar, seguir intentándolo a pesar de las dificultades y no desfallecer en el camino. Las personas perseverantes tienen su objetivo claro, definido, les motiva in extremis y eso es lo que hace que no abandonen a pesar de ir viendo resultados muy lentamente.

En la era de la inmediatez es difícil ser paciente, pero todo proceso necesita tiempo Clic para tuitear

Si queremos perder algún que otro kilo o mantener nuestro peso, la perseverancia o fuerza de voluntad juega un papel fundamental en todo ese proceso, y es que, déjame que te diga que no existen productos milagro ni dietas mágicas. Existen buenos productos en el mercado que nos ayudan y nos facilitan llegar a la meta pero siempre van a necesitar de tu confianza, paciencia y tesón.

No hay resultados automáticos ni inmediatos, todo conlleva un proceso que a su vez implica tiempo. Hemos convertido al tiempo en el culpable de todos nuestros males y es difícil ser paciente y perseverante en la era de la inmediatez. Lo queremos todo a golpe de clic y eso no es posible. Así que uno de los primeros pasos si te quieres poner manos a la obra es concienciarte de que vas a tener que ser paciente y de que vas a tener que invertir un tiempo no inmediato.

La falta de fuerza de voluntad es, en muchos casos, el motivo que lleva las personas a abandonar su camino hacia un peso adecuado. Lo que marca la diferencia entre una persona y otra que están intentando controlar su peso no es la dieta que siguen o los productos que consumen, sino la constancia y la perseverancia en mantener esa dieta o productos durante el tiempo necesario.

 

4 trucos para mantener la fuerza de voluntad

Si quieres trabajar tu fuerza de voluntad, toma nota de los siguientes consejos:

  • Márcate una meta u objetivo claro en tu cabeza. Además ese objetivo tiene que ser realista, específico y medible. Algo que funciona muy bien es descomponer tu objetivo final en pequeños objetivos por los que ir trabajando. El hecho de buscar pequeñas metas realistas a corto plazo hará que te sea más fácil alcanzarlas y, al hacerlo, tu autoestima, confianza y seguridad se verán reforzadas. Si por el contrario te marcas desde el inicio un objetivo poco realista o demasiado exigente es posible que abandones por el camino y como consecuencia tu sentimiento de culpabilidad aumentará y tu autoestima y confianza en ti mismo caerán.

18-Perseverancia-y-control-de-peso-3-800x533

  • Para que no te desinfles es necesario que ese objetivo sea tremendamente motivador para ti. La motivación está ligada al valor que tú le des a eso que quieres conseguir. Hazte esta pregunta: “¿cómo de comprometido estoy con eso que quiero alcanzar?”. Sé honesto contigo mismo y no te engañes. Cuanto más alto sea el grado de compromiso más posibilidades tendrás de caminar a pesar de las dificultades.
  • Ayúdate de pósits u otras notas para dejarte mensajes positivos como “confía en el proceso, los resultados llegarán”, “vas por buen camino”, “lo estás haciendo genial”… etc… Ponlos en la cocina cerca de los productos que estés consumiendo.
  • Apuesta por una actitud positiva y confiada, y no olvides felicitarte cada vez que vayas logrando mejoras.
  • Libérate y disfruta del proceso. No seas inflexible, rígido, te marques fechas muy estrictas y caigas en prohibiciones ya que ello te agobiará y hará que abandones. Plantéate tu reto como algo que quieres conseguir a medio plazo y de una forma constante pero tranquila. Depende de cómo programes tu mente al inicio así lo vivirás.
Para conseguir tu objetivo, este tiene que ser tremendamente motivador para ti Clic para tuitear

Como ves, dentro del proceso de pérdida o control de peso no solo la dieta, los alimentos y los complementos son los que determinan tu éxito. La clave está en tu compromiso, actitud y fuerza de voluntad para que todo lo demás encaje y vaya rodado.

Laura Miranda

Deja tu comentario