¿Sabes ir a la compra?

La alimentación es uno de los pilares básicos de nuestra salud y comienza en el momento de la compra. Decidir qué alimentos, cómo adquirirlos y en qué cantidades es imprescindible para llevar a cabo una alimentación sana y equilibrada.

Cuando las necesidades van más allá y el propósito es perder peso, la palabra clave es “planificación”. No se puede dejar lugar a la improvisación y la compra debe estar programada y realizarse de forma consciente.

En el post de hoy te traigo consejos para ayudarte a hacer que tú compra sea más saludable, te explico en qué tienes que fíjate antes de coger un alimento y te ofrezco la opción de un carrito super healthy.

¡Vamos a ello!

 

Consejos para ir a la compra

Antes de ir a la compra, ten en cuenta lo siguiente:

  1. Ve con tiempo. Las prisas son malas, sobre todo a la hora de elegir los alimentos. Hacer la compra con tiempo te permitirá comparar mejor los precios, valorar la calidad de los productos y leer toda la información nutricional que aportan las etiquetas de los envases.
  2. Compra sin hambre. Son muchos los estímulos que recibimos a la hora de hacer la compra. No somos conscientes de cómo el marketing y la publicidad se apoderan de nuestra mente y hacen que prestemos más atención a todos aquellos productos insanos. Si vamos a la comprar con el estómago lleno la probabilidad de cargar el carrito de productos calóricos y poco saludables son muchísimo menor.
  3. Haz una lista de la compra cerrada, que solo contenga los alimentos que necesitamos comprar. Y evita adquirir productos tentadores que descompensen tu dieta.

 

54-compra-2p-600

Cómo hacer la lista de la compra

En casa, con tiempo y tranquilidad, debes planificar, aunque sea simplemente por encima, tu menú semanal. Si eres más tradicional, solo necesitarás papel y lápiz, pero si te gustan las nuevas tecnologías, existen unas apps chulísimas que te facilitarán el trabajo.

Lo primero es tener en cuenta cuántos días vas a comer en casa, qué días te vas a llevar tupper y qué alimentos incluirás en la comida y en la cena (verduras, hortalizas, legumbres, pescado, huevos…) según la dieta que tengas pautada.

Después de organizar las comidas principales, puedes completar tu lista con aquellos alimentos que necesitas para desayunar y merendar: leche y yogures desnatados, pan integral, cereales ricos en fibra, fruta, frutos secos…. De esta forma sólo apuntarás en tu lista lo estrictamente necesario.

¿Qué debes mirar antes de coger un alimento?

En el etiquetaje de los alimentos podemos encontrar muchísima información y de gran utilidad para nuestra alimentación. Aprender a leerla y saber interpretarla es fundamental para escoger correctamente los alimentos que conforman nuestra dieta.

Es imprescindible que antes de comprar cualquier alimento te fijes en los ingredientes con los que está elaborado el producto. De esta manera, lo descartarás en seguida si eres alérgico o intolerante a cualquiera de sus ingredientes.

No te olvides de revisar su fecha de caducidad. Si has planificado utilizar este alimento en la próxima semana y su fecha de caducidad vence antes, no debes cogerlo.

Valorar la composición nutricional y sus atributos de salud (“sin azucares añadidos”, “0% de materia grasas”, “light”) es esencial para saber si estás haciendo una buena selección.

 

Toma nota de estos cuatro valores:

  • Las kilocalorías: un alimento cuyas calorías no superan las 100 Kcal por cada 100 gramos nos ayudará a disminuir la ingesta calórica de la dieta. Si quieres controlar tu peso, 54-Compra-cita-1 de coger productos que contengan más de 200 Kcal por cada 100 gramos.
  • Las grasas: el aporte total de grasas es importante, sobre todo para garantizar la función neurotransmisora del organismo. Para controlar las grasas de la dieta debes comprobar los gramos de grasas por cada 100 gramos de alimento y escoger aquellos que aporten menos de 10-15 gramos de grasas por cada 100 gramos de alimento.
  • Los azúcares: normalmente se detalla la cantidad a partir del total de los hidratos de carbono. Es aconsejable que la mayor parte de los productos que adquieras presenten entre el 5% y el 10% de azúcares, lo que significa que elijas alimentos con menos de 10 gramos de azúcar por cada 100 gramos de alimento.
  • La fibra: la recomendación diaria es de 30 gramos de fibra, por eso, un alimento con buena proporción de fibra debe contener aproximadamente10 gramos de fibra por cada 100 gramos de alimento.

 

Un carrito de la compra healthy

No pases por caja sin revisar que tu carrito de la compra esté repleto de alimentos saludables y necesarios para realizar tu dieta:

  • Frutas y verduras:son la base de cualquier dieta de adelgazamiento. Llena tu carro de color y variedad con frutas y hortalizas frescas. No descartes las verduras en conserva o congelada ya que también son una buena opción.
  • Carne:limita el consumo de carne y derivados cárnicos para evitar la ganancia de peso. La carne puede sustituirse por legumbres, huevos o pescado.
  • Alimentos integrales:pásate a la pasta, el arroz y los cereales integrales. Contienen mayor cantidad de fibra, que te saciará y regulará tu apetito.
  • Aceite de oliva:la opción más saludable es cocinar y aliñar los platos con aceite de oliva virgen. Un forma sencilla de controlar su cantidad es utilizando un pulverizador.
  • Frutos secos: elige las variedades tostadas o crudas y sin sal, y consúmelas de forma moderada. ¡Sólo un puñadito al día!

Espero que hayas tomado nota de todo y que, a partir de ahora, realices tu compra de forma consciente.

¡Nos vemos en el próximo post!

Laura Rojas

Productos que te cuidan

ts-cronoactive-forte-56-200

Turboslim Cronoactive Forte

Un complemento alimenticio con dos comprimidos:

  • El de Día facilita la pérdida de peso y actúa sobre las funciones de eliminación, además de ayudarte a quemar las grasas.
  • El de Noche contribuye a mantener niveles normales de glucosa en sangre y ayuda al mantenimiento de la piel.

Deja tu comentario