Los nutrientes que necesitan los niños

El crecimiento de los niños siempre es una de las principales preocupaciones que atormenta a los padres (o por lo menos a todos los papás y mamás que vienen angustiados a mi consulta).

Así que, en el post de hoy hablaremos de ellos, de los más peques de la casa. Pero me dirijo a vosotros, los mayores (padres, abuelos, tíos…), ya que sois los actores protagonistas, los que tenéis el papel principal de educar a vuestros niños para que adopten unos hábitos saludables y crezcan sanos y fuertes.

¡Una tarea difícil pero no imposible!

 

¿Qué necesitan los niños?

Los niños y niñas están en crecimiento y desarrollo continuos. Todos sus órganos (huesos, músculos, dientes…) se encuentran inmaduros y necesitan una gran proporción de nutrientes para formarse. El elevado nivel de actividad física (variable según el niño) cuenta muchísimo, y hace que los requerimientos energéticos se vuelven todavía más exigentes.

Una alimentación poco variada, un aporte calórico insuficiente, el rechazo de las frutas y las verduras o un consumo bajo de alimentos esenciales como el pescado y los lácteos provocan que pronto aparezcan los primeros déficits nutricionales –principalmente de vitamina A, C y ácido fólico, según algunos estudios europeos–.

Para evitar estas carencias y cubrir las necesidades nutritivas de los niños, la pauta (o más bien debería considerarse como la norma fundamental e imprescindible) es acostumbrarlos cuanto antes a comer todo tipo de alimentos y a degustar su sabor natural, desde el que tiene una simple pera hasta la combinación de sabores que puedes encontrar en una menestra de verduras.

 

¿Cómo debe ser su alimentación?

Además de esta pauta, la alimentación de los niños debe seguir las siguientes claves:

1. No salir de casa sin desayunar

Son muchos los niños que acuden al colegio sin haber desayunado, cosa que afecta directamente en su rendimiento escolar.

Aunque sea una lucha diaria, debemos intentar que los peques tomen al menos un vaso de leche antes de irse al cole y complementar el resto del desayuno a la hora del recreo tomando un bocadillo preparado en casa (sin abusar de los embutidos, patés y quesos grasos) y una pieza de fruta o zumo.

 

2. Comer diariamente frutas, verduras y ensaladas

Para asegurar el aporte de fibra, vitaminas y minerales. Como bien sabemos, por lo general, estos alimentos son difícilmente aceptados por los niños, así que debemos crear platos variados y divertidos que incluyan alimentos de temporada para potenciar su consumo.

Las verduras, por ejemplo, no son su plato favorito, pero si las combinamos bien y se las presentamos de una forma más atractiva tienen muchísima mejor aceptación. Un plato de judías verdes hervidas sin más no es lo mismo que unas judías verdes con maíz y tomatitos cherry, donde la diversidad y los colores llaman la atención.

98-nutrientes-ninos-2-600

 

3. Fomentar el consumo de pescado

Escoger las piezas de pescado con menos espinas (lomos y filetes en vez de rodajas) y cocinarlas de distintas formas (al horno, con salsa o en hamburguesa) junto con una guarnición que les guste, como la patata al horno, son algunos trucos que os pueden ayudar a conseguir que los más pequeños de la casa tomen pescado 3 o 4 días a la semana.

 

4. Fuera las “calorías vacías” (snacks, caramelos, golosinas, chucherías)

Y sobre todo antes de las comidas principales, ya que sino los niños ni comen lo que tienen que comer ni lo hacen a su hora.

Este tipo de alimentos no nutren al organismo por lo que deben consumirse ocasionalmente y con moderación con el fin de respetar el equilibrio dietético. IMPORTANTE: Nunca debemos emplear los alimentos como premio (ni como castigo), ya que esto puede conducir a conductas alimentarias negativas: caprichos, rechazo o aversión por ciertos alimentos.

 

4. Beber agua en las comidas

Los refrescos o las típicas bebidas de frutas anunciadas en televisión contienen muchísimo azúcar (para que te hagas una idea, entre 6-8 terrones de azúcar), además de gas, cafeína (nada recomendable para un niño) y cantidades variables de fósforo. El fósforo reduce la absorción y asimilación del calcio, imprescindible para el desarrollo óseo, sobre todo en la etapa de crecimiento en que se encuentran los peques. Así que, una vez más, ¡los niños tienen que beber agua!

 

Un buen menú para los niños

Las pautas son necesarias, pero como siempre, necesitamos ponerlo en práctica y para ellos te he preparado el siguiente menú:

 

98-nutrientes-ninos-receta-600

 

Alcanzar un futuro más saludable para tus niños sólo depende de ti. Hacerles partícipes de la compra, la elaboración de la comida y la preparación de la mesa es una gran oportunidad para que aprendan unos correctos hábitos alimentarios y, sobre todo, disfruten de la comida.

Laura Rojas

Productos que te cuidan

jalea-real-junior

Forté Jalea Real Junior

El jarabe Forté Jalea Real Júnior aporta todos los beneficios de la Jalea Real en una fórmula especialmente adaptada a las necesidades de los niños. Sin conservantes, colorantes, sin edulcorantes ni aromas de síntesis, este jarabe con un buen sabor natural de fresa, acompañará a los niños en los cambios de estación, al inicio del periodo escolar o en periodos de recuperación.

multivit-junior

Energy Multivit Junior

Una fórmula para ayudar a los niños de 7-15 años a reducir la fatiga y reforzar las defensas naturales, con un delicioso sabor a Granadina! Energy Multivit Júnior contiene un complejo multivitamínico (12 vitaminas y 4 minerales) para asegurar el aporte de nutrientes esenciales y mantener la energía física e intelectual de los niños, reforzando también sus defensas naturales.

Deja tu comentario