Refuerza tu sistema inmunológico

Las claves para reforzar tu sistema inmunológico

El sistema inmunológico es ese complejo sistema del cual no somos conscientes pero que, no obstante, trabaja de forma eficaz ante los ataques de invasores (bacterias, virus… y otras sustancias) y soporta las situaciones varias a las que nos enfrentamos diariamente.

Sin embargo, existen determinados hábitos que lo debilitan, favoreciendo que se produzcan menos células especializadas que ayudan al cuerpo a reconocer y eliminar a esos invasores –los linfocitos. En consecuencia, nos volvemos más propensos a las infecciones (orina, estómago, oído, encías…) y nos recuperamos más lentamente de los procesos gripales y los resfriados. La falta de defensas también nos hace sentir más cansados y agotados, no solo al final del día, sino incluso a primera hora de la mañana, cuando nos levantamos.

Entonces, ¿qué puedes hacer para reforzar tu sistema inmunológico? ¡Te doy las claves!

 

Come de forma coherente

Para que nuestro sistema inmunológico tenga un funcionamiento óptimo no debemos fijarnos en un nutriente aislado o en un alimento concreto (atiborrarnos de zumo de naranja cuando estamos resfriados, por ejemplo) sino en el conjunto de todos los nutrientes esenciales que la conforman y que estos se encuentren en un equilibrio correcto.

La EFSA (European Food Safety Authority, agencia europea que asesora sobre los riesgos relacionados con los alimentos) reconoce que los nutrientes que participan en el funcionamiento del sistema inmunológico son las vitaminas A, B6, B12, C, D, el ácido fólico y los minerales cobre, hierro, selenio y zinc.

Busca la variedad en tu dieta. Para garantizar todos estos nutrientes, tienes que consumir todo tipo de frutas y verduras (cuanto más diversas y coloridas sean, ¡mejor!), además de cereales integrales, legumbres, pescado, carnes magras, lácteos bajos en grasas y utiliza siempre aceite de oliva.

 

Crea hábitos saludables

Deshazte ya del tabaco. Fumar no solo incrementa el riesgo de tu salud sino que también hace que le sea más difícil a tu sistema inmunológico combatir los organismos que le atacan. La nicotina afecta a los glóbulos blancos, que son la primera línea de defensa del sistema inmune, con lo que disminuye la capacidad de respuesta de nuestro cuerpo contra las enfermedades.

105-sistema-inmune-citaTomar una copa de vino al día es saludable (sus polifenoles son cardioprotectores) pero, como todo, su exceso es contraproducente. El alcohol incrementa los niveles células inflamatorias que fomentan una menor actividad del sistema inmunológico.

 

Descansa

Dormir suficiente ayuda a combatir las agresiones que sufre tu sistema inmunológico diariamente. Así que para mantenerlo al 100% trata de dormir de 7 a 8 horas cada noche. Pero no te fijes solo en el tiempo: intenta que este sueño sea reparador. ¿Qué significa esto? Que te vayas a la cama una vez hecha la digestión y que duermas con la luz apagada, en silencio y sin distracciones.

 

Haz ejercicio

La actividad física aporta beneficios a nuestra inmunidad ya que reduce la probabilidad de infecciones. ¡Ojo! Siempre y cuando se practique con moderación. Hacer más no siempre es mejor. El ejercicio intenso o prolongado aumenta el estrés oxidativo del organismo y puede deprimir a nuestro sistema inmunológico.

Es suficiente con que realices 30 minutos de algún ejercicio aeróbico que te guste (correr, nadar, ir en bici…) al menos de 3 a 5 días a la semana.

 

Haz ejercicio

 

Adopta una actitud positiva

Las personas que se enfrentan a la vida con una actitud positiva presentan unos niveles inferiores de proteínas proinflamatorias en su cuerpo. En cambio, estas proteínas aumentan cuando los pensamientos negativos perturban nuestra mente.

La inflamación a largo plazo tiene efectos negativos sobre la salud y afecta a la respuesta inmunitaria. Así que ya sabes: ¡cambia el chip y piensa en positivo!

 

Alivia el estrés

La gestión de estrés basada en el mindfulness u otra técnica de relajación puede disminuir los niveles de inflamación que afectan a tu sistema inmunológico. La falta de tiempo siempre es el gran inconveniente. Así que intenta al menos encontrar 5 minutos al día que puedan ayudarte a disminuir tus niveles de estrés.

Otra manera huir del estrés (y que yo utilizo) es rodearte de naturaleza. Respirar aire puro y dejarte seducir por el sonido de los pájaros permite a tu sistema inmunológico descansar y a ti recargarte de energía.

 

En conclusión….

“La fortaleza del sistema inmunológico está asociada a un estilo de vida saludable, ejercicio físico moderado, buena alimentación, descanso suficiente y actitud positiva”. Ya lo sabes, ahora solo necesitas aplicarlo.

Laura Rojas

Productos que te cuidan

forte-jalea-real-200

Forté Jalea Real

Verdadero concentrado de tonicidad en ampolla, Forté Jalea Real es un producto 100% de origen natural.

Disponible en diferentes formatos:

1000mg

2000mg

Júnior

forte-propolis-200

Forté Própolis

Fabricado a partir de diversas resinas recogidas y transformadas por las abejas, el própolis se utiliza dentro de la colmena como un verdadero “escudo natural”.

Deja tu comentario