Conoce todo sobre la piel en la menopausia

Todas conocéis los síntomas de la menopausia: sofocos, sudoración, insomnio, atrofia vaginal… Pero no son los únicos. La piel también sufre cambios fisiológicos importantes durante esta etapa, a pesar de que la mayoría de las mujeres desconocen que están directamente relacionados con la menopausia. La sequedad, la pérdida de elasticidad, el aumento de las líneas faciales y de las arrugas son algunos de ellos.

En el post de hoy te explicaré cómo los cambios hormonales de la menopausia afectan a tu piel y te propondré un aliado para ayudar a que tu rostro luzca un aspecto más radiante y joven.

¿Cómo es la piel en la menopausia?

El envejecimiento cutáneo puede aparecer en diferentes momentos de la vida pero, en general, a partir de la menopausia la mujer empieza a experimentar los primeros signos en su piel –variables en función del tipo de piel, los hábitos alimentarios y el estilo de vida que llevemos–.

Durante los primeros años de la menopausia, la dermis pierde aproximadamente entre un 5-10% de colágeno –proteína de sostén de la piel– por lo que la piel se vuelve más fina, con menos elasticidad y más flacidez, de modo se acentúan las arrugas y líneas de expresión.

La hidratación cutánea también disminuye y como consecuencia la piel se muestra más seca y áspera, o lo que las mujeres percibimos como pérdida de suavidad.

Además, se producen cambios de tonalidad de la piel. Al disminuir la cantidad de estrógenos también disminuye la síntesis de melanina provocando la aparición zonas más claras o más oscuras, así como un posible aumento de la proporción de manchas en la piel.

 

107-piel-menopausia-2-400Renovarse o morir: un smoothie antiage

Como ves, la piel necesita hidratación y nutrición. Para cubrir estas demandas tan básicas buscamos aliados, y nada mejor que encontrarlos en la alimentación. Los smoothies serán nuestra mejor solución ya que, además de mantenernos hidratados, nos aportan todos los nutrientes que nuestra piel requiere: vitaminas, minerales, antioxidantes…

Los smoothies, puestos de moda por las celebrities y los personajes más influyentes, no son más que un batido de frutas y verduras. Estos batidos, además de ser una opción muy saludable, son una buena alternativa para aquellos a los que les cuesta introducir las frutas y las verduras en su dieta.

Aunque los smoothies son fáciles y rápidos de preparar, la mayoría de nosotros nos levantamos con el tiempo justo, así que podemos reservarlos para la merienda o como entrante de otras comidas.

Ten a punto la batidora y sigue estos cuatro sencillos pasos para preparar este magnífico smoothie antiage que traigo para ti.

 

Paso 1. Elegir las frutas y las verduras

Para mejorar el estado de tu piel la clave está en elegir las frutas y las verduras que más nutrición aporten a la dermis. Solo debes pelarlas y trocearlas. Te propongo las siguientes:

  • Las espinacas y, en general, las verduras de hoja verde, destacan por su contenido en vitamina E, un potente antioxidante que además de proteger a la piel de la acción de los radicales libres ayuda a regenerar la dermis para que luzca un aspecto más joven.
  • El mango es una fruta rica en vitamina A, la cual mantiene y repara las células de la piel mejorando así la sequedad y la descamación. También es fuente de vitamina C, imprescindible para la síntesis de colágeno y además gracias a su poder antioxidante evita el deterioro prematuro de la piel.
  • En esta etapa en la que la sequedad de la piel es tan característica, el aguacate es la mejor fruta para ayudarte a hidratarla. Destaca por su abundante cantidad de ácidos grasos insaturados que revitalizan la piel haciéndola más suave y flexible. El aguacate también es muy rico en vitamina E y vitamina D, que ayudan a regenerar el tejido de la piel, el cabello y las uñas –estos últimos también se ven muy afectados durante la menopausia.
  • La zanahoria, junto con todas las verduras de coloración rojiza y anaranjada, contienen betacarotenos, esenciales para mantener un tono bonito en el cutis y evitar el incremento de manchas que van apareciendo como consecuencia de paso de tiempo y la debilidad de la piel.

Paso 2. Escoger una base

Añade algún líquido nutritivo que aporte proteínas y calcio –para evitar una mayor pérdida de masa ósea– como la leche desnatada, alguna bebida vegetal (de soja, arroz, avena…) pero enriquecida en calcio y vitamina D. Si lo prefieres, puedes añadir un yogur desnatado para darle más cremosidad y textura a tu smoothie.

 

107-piel-menopausia-infografia

Paso 3: Endulzar y aromatizar

Aunque no es necesario utilizar azúcar (y mejor si no lo haces, ya que aumenta la inflamación de la piel) endulza tu smoothie al gusto con algún edulcorante natural que no te aporte calorías. Mi recomendación personal es que utilices hojas de stevia. También puedes optar por aromatizarlo y darle un toque distinto con vainilla o canela.

 

Paso 4: Un extra de nutrientes

Para terminar, puedes aportar un extra de nutrientes que además te aporten beneficios para la etapa en la que te encuentras como el polen, germen de trigo, semillas de lino o las bayas de Goji.

 

¿Qué te ha parecido? Genial, ¿verdad? Espero que lo pruebes y me lo expliques.

¡Nos vemos en el próximo!

Laura Rojas

Productos que te cuidan

forte-menocontrol-200

Forté Menocontrol

Con sus activos de origen vegetal, sin soja ni fitoestrógenos, Forté Menocontrol permite una difusión continuada de sus activos durante 8h, para una acción óptima tanto de día como de noche.

expert-colageno-200
Expert Colágeno

Fácil de usar, un solo sobre al día de Expert Colágeno aporta 2000 mg de colágeno de origen marino. Además, para un acción reforzada, su fórmula asocia la granada, la vitamina A y un complejo de vitaminas C, E y seleniio que contribuyen a la protección de las células frente al daño oxidativo.

Deja tu comentario