Que la celulitis no te agobie – Laura Rojas

Se ha hablado y escrito muchísimo sobre la celulitis. Es ahora cuando las revistas más chic y los blogs de belleza más glamurosos nos empiezan a recordar una vez más qué, 9 de cada 10 mujeres sufrimos celulitis. Así que, antes de deprimirnos y lamentarnos por no ser una de las afortunadas que se encuentran en ese 10%; vamos a descubrir que hay de cierto en todo este tema.

En este post me he me propuesto dos objetivos. El primero, ser resolutiva. Es decir, dar respuesta a las preguntas que más te preocupan y desmitificar grandes creencias sobre la celulitis. El segundo es ser práctica, ofrecerte soluciones eficaces como un menú súper sencillo para combatir esa piel de naranja que tanto odias.

Qué debes saber

¿Por qué aparece la celulitis?

Pues bien, no hay un único motivo en concreto, los factores son muchos y muy variados. Es cierto que existe una predisposición genética a acumular mayor cantidad de grasa en determinadas zonas (glúteos, caderas y abdomen) y que nuestro sistema hormonal nos juega malas pasadas (los estrógenos favorecen la retención de líquidos y la progesterona aumentan el volumen de las células de grasas). Pero el consumo de café, tabaco y alcohol, la falta de ejercicio o el ritmo de vida y el estrés actual también tiene muchísimo que ver.

¿Tener celulitis es sinónimo de estar gorda? ¡No, No y No! Hay personas delgadas que tienen celulitis y otras con sobrepeso u obesidad que no tienen. Lo que sí es cierto es que, si eres de las que tiene tendencia a sufrirla, cuanto más te engordes más aumenta el volumen y más se refleja.

¿La celulitis desaparece? No, nunca vamos a eliminar la celulitis definitivamente. Hay que ser conscientes de que se puede mejorar, prevenir o aliviar sus síntomas, pero nada más.

¿La alimentación influye? ¡Por supuesto que sí! La alimentación es fundamental tanto para prevenir la aparición de las celulitis como para mejorar la circulación sanguínea y las posibles molestias que pueden derivar de ella.

¿Cuáles son nuestros peores enemigos? Las carnes grasas, los lácteos enteros, los embutidos, los fritos, las salsas, la bollería, el azúcar y el abuso de las féculas. Si eres de las que adora los platos de pasta, vigila porque lo que el cuerpo no utiliza lo almacena en forma de grasa.

Sobre la alimentación

Hay que realizar una dieta equilibrada que incluya frutas y verduras depurativas (espárragos, cebolla, apio, calabacín, manzana, piña) y que favorezcan el efecto diurético. Para ello, lo más importante es no salar o salar muy poco los alimentos.

Además, debemos incluir alimentos ricos en vitamina C (pimiento, brócoli, grosellas, kiwi o papaya), que gracias a su capacidad antioxidante fortalecen el sistema circulatorio y mantienen la firmeza y elasticidad de la piel.

Otro aspecto clave para combatir la celulitis es aumentar la dosis de hierro. Si los niveles de hierro en sangre son bajos (un problema muy típico entre las mujeres), no llega el suficiente oxígeno a las células. Es entonces cuando la grasa no se quema se queda acumulada. Potenciar alimentos del mar como: almejas, chirlas, sardinas, o anchoas es una buena recomendación.

Todo ello junto con una correcta hidratación es la mejor combinación para activar la circulación y tratar de frenar el desarrollo de la celulitis. Agua, infusiones, zumos, caldos, sopas…

Y como lo prometido es deuda, aquí os dejo el menú anticelulítico para mantener a raya la celulitis.

Cualquier duda podéis dejármela en comentarios. ¡Nos vemos pronto!

Laura Rojas

1 comment

  1. Cristina 4 marzo, 2017 at 12:22 Responder

    Me ha gustado mucho el post.
    Lo que veo díficil de gestionar, es poder cocinar ese pedaczo de menú. Siendo mamá de 2 niños, uno de 3 años y otro de 1 año, y trabajando me veo incapaz de poder gestionar estos menús tan laborioso. Cuantas horas habrái ue dedicarle a la cocina?

Deja tu comentario