8 consejos que te ayudarán a eliminar los malos hábitos

8 consejos que te ayudarán a eliminar los malos hábitos

Casi nadie se salva de algún mal hábito que seguro perjudica a su salud o bienestar. Sin embargo, es posible cambiarlo: piensa en por qué te hace sentir bien, busca actividades alternativas, planifica cómo introducirlas en tu día a día, divide tu objetivo y… ¡nunca te olvides de por qué quieres cambiarlo!

Todas las personas, en mayor o menor medida, tienen costumbres o rutinas que son perjudiciales para ellas. Algunas saben que deberían hacer más ejercicio, o comer mejor, o dejar de quedarse dormidas en el sofá hasta altas horas de la madrugada.

Sea cual sea ese punto débil, nunca es tarde para cambiar malos hábitos si realmente lo deseas. ¿Quieres saber cómo optar por hábitos más saludables? Presta atención a los siguientes consejos.

¿Rutinas que te perjudican? Aprende cómo cambiar los malos hábitos

Los siguientes 8 consejos te ayudarán a evitar malos hábitos:

Define de qué costumbres deseas liberarte

¿Quieres dejar de levantarte cada mañana de mal humor? ¿Comer mejor? ¿Abandonar la vida sedentaria? El primer paso para cambiar malos hábitos es hacer una lista con todas esas rutinas o costumbres que deseas modificar o eliminar de tu vida. ¡No importa lo larga que sea!

¿Qué te aportan esos hábitos negativos?

¿Tienes ya esa lista? Estupendo. Pues es el momento de pensar en lo positivo que te aportan esas malas costumbres. Por ejemplo: ¿quizá tu sedentarismo está relacionado con que necesitas relajarte tras el trabajo debido al estrés? Piensa en tus motivos porque están en relación con el siguiente punto.

Busca otra actividad que sustituya a ese mal hábito

Siguiendo con el ejemplo del punto anterior, ¿y si en vez de hacer el vago en el sofá cada tarde buscas alguna actividad concreta de relajación? Seguro que hay alguna que realmente funcione para tu estrés. De nuevo, coge papel y lápiz y haz una lista de posibles actividades sustitutivas para cambiar ese mal hábito.

Planifica esa nueva actividad

Incluir un nuevo hábito en tu rutina puede ser complicado, así que tendrás que hacerle un hueco (pero de verdad) o buscar a alguien que te acompañe y te ayude a introducirlo en tu día a día.

¡Empieza despacio!

A veces, los objetivos son costosos y a largo plazo. ¿Quién consigue correr una maratón tras entrenar tan solo unas pocas semanas? Tómatelo con calma y, si tu meta está demasiado lejos, establece objetivos a corto plazo que te ayuden a avanzar.

Busca compañía

Buscar aliados para evitar malos hábitos puede ser una buena forma de realmente conseguirlo. Y es que en ocasiones es más fácil defraudarnos a nosotros mismos que a los demás.

En ocasiones es más fácil defraudarnos a nosotros mismos que a los demás

Divide tu objetivo

Aunque tu meta esté muy lejos, lo cierto es que cada paso que das te acerca a ella, así que establece objetivos a corto plazo para además reforzar tu estima al alcanzar logro tras logro.

Ten presentes los beneficios de dejar los malos hábitos

Nadie genera un cambio si no tiene nada que ganar. ¿Qué sentido tiene para ti ese cambio? Búscalo y tenlo muy presente durante tu camino hacia la meta.

¿Quieres dejar algún mal hábito? Sigue mis consejos para lograr tu objetivo. Comparte este artículo en las redes sociales para que más personas puedan cambiar esas costumbres que seguro les perjudican de algún modo. Y si tienes alguna duda, ¡déjamela en los comentarios!

Deja tu comentario