Qué es y cómo evitar la sequedad vaginal

Qué es y cómo evitar la sequedad vaginal

La sequedad vaginal es un problema común que muchas mujeres experimentan en algún momento de su vida. Podría afectar en torno al 60% de las mujeres que toman anticonceptivos y es especialmente frecuente en las mujeres que están pasando por la menopausia.

La buena noticia es que se puede tratar.

¿Por qué aparece la sequedad vaginal?

Las causas de la sequedad vaginal incluyen:

La menopausia

El motivo es la disminución de los niveles estrógenos durante la menopausia que puede causar sequedad vaginal de manera continuada (también se la conoce como atrofia vaginal o vaginitis atrófica).

La lactancia materna o el parto

Los niveles de estrógenos pueden disminuir temporalmente después del parto haciendo que la vagina se sienta más seca de lo normal.

Algunos métodos anticonceptivos

Por ejemplo, la píldora anticonceptiva puede causar sequedad vaginal, aunque no es muy frecuente.

No estar excitado antes de tener relaciones sexuales

Si una mujer no se siente excitada antes de tener relaciones sexuales, es posible que su vagina no produzca un lubricante natural y que el sexo sea incómodo.

Tratamiento del cáncer

La radioterapia en el área pélvica e incluso la quimioterapia pueden causar sequedad vaginal.

¿Cómo reconocer los síntomas de la sequedad vaginal?

Aunque los problemas asociados son muy diversos, los principales síntomas son:

  • Irritación vaginal, incomodidad, picazón o sensación de ardor.
  • Malestar durante el sexo (hay mujeres que solo tienen síntomas de sequedad vaginal en ciertos momentos, como durante el sexo, mientras que otras las tienen todo el tiempo).
  • Estrechamiento o acortamiento de la vagina.
  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia.
  • Infecciones repetitivas del tracto urinario (ITU).

¿Qué puedo hacer para evitar la sequedad vaginal? ¿Hay algún tratamiento efectivo?

Hay ciertas medidas de autocuidado que pueden ser interesantes a la hora de abordar la sequedad vaginal, como utilizar un lubricante o crema hidratante vaginal que pueden comprarse en farmacia sin receta médica. Los farmacéuticos podemos asesorar sobre cuál es el producto más adecuado en función de los requerimientos de la mujer. A pesar de ello, en ocasiones, hay que probar varios para encontrar aquel que más se ajusta a sus necesidades.

Si la sequedad persiste, es conveniente consultar al médico. También si los síntomas son especialmente graves y molestos e interfieren con las actividades cotidianas de la mujer o si aparecen otros síntomas molestos como sofocos y sudores nocturnos.

Qué es y cómo evitar la sequedad vaginal

Tratamiento farmacológico y no farmacológico de la sequedad vaginal

No farmacológico: lubricantes y humectantes

Lubricantes

Como comentábamos anteriormente, los lubricantes son líquidos o geles que se aplican sobre la vulva, la vagina o sobre el pene de la pareja justo antes de tener relaciones sexuales con el objetivo de mantener su vagina húmeda. El alivio que ofrecen para la sequedad vaginal es inmediato, pero a corto plazo.

Cremas hidratantes vaginales

Las cremas hidratantes vaginales son cremas que se aplican dentro de la vagina para conseguir un correcto estado de hidratación. Su efecto es más duradero que el de los lubricantes y puede ser más efectivo que estos.

En general son de elección los lubricantes y las cremas hidratantes vaginales de base acuosa.  Los de base oleosa (productos derivados del petróleo) pueden dañar los preservativos de látex e incluso, irritar la vagina.

Farmacológico: estrógenos y terapia de reemplazo hormonal

Estrógeno vaginal

En primer lugar es importante remarcar que para su uso es necesaria prescripción médica. El mecanismo de acción consiste en aumentar los niveles de estrógenos que disminuyen durante y después de la menopausia. El tratamiento con estrógenos puede ser más efectivo que los lubricantes e hidratantes para mujeres menopáusicas y, generalmente, causa pocos efectos secundarios.

Uno de sus inconvenientes es que debe aplicarse el tratamiento de forma indefinida ya que  los síntomas de sequedad podrían regresar si se detiene el tratamiento.

Terapia de reemplazo hormonal (TRH)

También es necesaria prescripción médica para su uso. La TRH es un tratamiento que implica tomar medicamentos para reemplazar las hormonas que comienzan a disminuir durante la menopausia. Su efecto en el organismo es mayor que el del estrógeno vaginal, por lo que este tratamiento puede ser más adecuado si tiene otros síntomas de la menopausia como sofocos.

En este caso, uno de los principales inconvenientes es que presenta mayor número de efectos secundarios. A pesar de que la TRH es segura, su uso sigue siendo controvertido.

En resumen…

La sequedad vaginal es un proceso realmente común. A pesar de que muchas mujeres tienden a esconder el problema, por vergüenza o pudor, en este caso es especialmente importante pedir ayuda a nuestros profesionales sanitarios.

Si sufres alguno de estos síntomas, no dudes y consulta con tu médico y farmacéutico. Como hemos visto, hay distintos tipos de tratamientos a los que, en función de las necesidades individuales, se puede dar una oportunidad.

2 comments

  1. Aurelia Glez- Piñero 24 abril, 2018 at 12:12 Responder

    Me ha parecido muy interesante . Yo lo llevo sufriendo hace mucho tiempo . A Dios gracias, ya me dió el ginecólogo con el quid , pero después de muchos años sufriéndolo . Debía ser que yo no explicaba bien los síntomas … , pero él tampoco me ayudaba mucho . Lo has explicado muy bien y muy sencillamente .GRACIAS

Deja tu comentario