¿Cuál es la mejor alimentación según tu tipo de piel?

¿Sabes cuál es la mejor alimentación según tu tipo de piel?

La piel nos protege y elimina las toxinas, pero a veces olvidamos cuidarla desde dentro. Descubre cómo mejorar tu alimentación según el tipo de piel.

La piel nos protege y elimina los residuos de nuestro cuerpo, por lo que cuidarla es de vital importancia. Pero ocurre que, en muchas ocasiones, la ignoramos. Como en lo referente a la alimentación según el tipo de piel.

Cuando hablo de cuidar la piel no me refiero solo a tratar su aspecto externo, sino a conocer sus necesidades y satisfacerlas desde dentro. Es aquí donde entra en juego la alimentación para mejorar la piel. ¿Qué sucede? Pues que cada persona tiene un tipo de piel diferente, así que la alimentación también debe ser distinta.

En el post de hoy te enseñaré los alimentos que debes consumir para cuidar tu piel según como sea:

¿Sabes cuál es la mejor alimentación según tu tipo de piel?

Alimentación para piel grasa

Para combatir la piel grasa y con ello, la aparición de brillos y la terrible formación de granitos o puntos negros, lo mejor es optar por consumir alimentos ricos en vitamina A. Este tipo de alimentos ayudan a reducir la excesiva producción de grasa y sebo, problema principal de este tipo de piel.

¿Cuáles son los alimentos ricos en vitamina A?

  • Todos los que posean coloración rojiza, amarilla o anaranjada: zanahoria, tomate, calabaza, melocotón, mango, cerezas, etc.
  • También, los que tengan las hojas verdes como el “kale”, las espinacas, las acelgas, la col, etc.

El mejor cuidado que puedes dar a una piel grasa es mantenerla limpia, así que consumir alimentos con fibra (panes integrales y cereales en grano) te evitará la acumulación de toxinas. Para ayudar a eliminarlas, tus mejores aliados son los alimentos que tienen un efecto diurético, como la piña, la alcachofa o los espárragos.

Acné a partir de los 30

Las pieles grasas traen consigo la aparición del acné. Algo normal en los jóvenes, pero que nos perturba cuando aparece y hemos superado ya los 30 años.

Su origen es hormonal y, aunque recurras a los cuidados básicos, como lavar dos veces al día con un jabón suave y secar, utilizar cosmética específica ligera y “oil-free” y evitar tocarte los granos, la relación con la dieta es fundamental.

Existen algunas evidencias (aunque de asociación débil) que relacionan el consumo de productos lácteos y la elevada ingesta de azúcar con la aparición del acné. Así que si quieres mantener a raya tus granos, mantén una alimentación saludable para la piel. ¡Evita el exceso de azúcares, chocolates y dulces!

Alimentación para piel seca

Este tipo de piel se caracteriza por ser áspera y rugosa, lo que genera sensación de tirantez, descamación y agrietamiento. Además, en ocasiones se acompaña de manchas (eczemas) que producen picor. Su causa es el desequilibrio de la barrera hidrolipídica que protege la piel: una capa formada por agua (hidro-) y grasa (lipídica).

Las pieles secas han perdido la parte lipídica de su barrera protectora por lo que, para mantenerla nutrida, tu alimentación debe ser rica en grasas monoinsaturadas y vitamina E: aceite de oliva, frutos secos, legumbres, huevos, algas marinas, pescados azules, etc.

Alimentación para hidratar la piel

La piel deshidratada es distinta a la seca y no debemos confundirlas. Puede afectar a cualquier tipo de piel (grasa, seca, mixta, etc.) y aparecer en cualquier momento, lo que significa que es reversible y pasajera. Lo único que le falta a la piel es agua.

Para mejorar su luminosidad y tono, debes potenciar principalmente la hidratación, por lo que aumentar la cantidad de líquidos diarios ingeridos es primordial. Tienes que asegurarte de beber 1,5 litros de agua diarios, ya que el agua, además de mantener la piel hidratada, proporciona minerales (cobre, selenio y sulfuros) necesarios para una piel cuidada y sana.

Si además refuerzas la ingesta de líquidos con batidos de fruta o sopas frías de verduras, conseguirás un aporte extra de vitaminas antioxidantes, ideal para evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

¿Cuál es la mejor alimentación según tu tipo de piel?

Alimentación para piel normal o mixta

Seguro que si tienes la piel mixta te habrán dicho alguna vez que tus imperfecciones se localizan en la zona de la frente, la nariz y el mentón, comúnmente conocida como la “zona T”. En el resto del cutis y en el cuerpo puedes tener una piel normal.

Una piel mixta está desequilibrada y es susceptible de sufrir agresiones, por lo que debes eliminar de tu dieta aquellos agentes que la perjudiquen: tabaco, alcohol, café, etc. Son factores que aumentan la producción de radicales libres y, como consecuencia, la oxidación de la piel. Siguiendo una alimentación equilibrada y una buena hidratación tu piel tendrá un aspecto saludable.

Alimentación para piel madura

Aunque no queramos, tarde o temprano nuestra piel sufre pérdida de elasticidad y firmeza. Esto sucede a causa de los cambios en las fibras de colágeno y elastina de la piel. A medida que nos hacemos mayores, la piel pierde el 30% de estas fibras y como consecuencia aparecen las líneas de expresión y las arrugas.

Para atenuar las arrugas debes aportar proteínas –que frenan la pérdida del tono muscular y el descolgamiento de la piel del rostro–, así como vitamina B6 y selenio, que evitan que la piel envejezca prematuramente y previenen la aparición de las manchas en la piel.

Si quieres más consejos para lucir una piel sana y bonita, así como un menú que te ayude a incorporar todos estos alimentos puedes consultarlo en nuestro artículo sobre cómo recuperar la piel después del verano.

Porque lo que comes también influye en la salud de tu piel, te recomiendo contar con la ayuda de un nutricionista para conseguir los mejores resultados sin poner en riesgo tu bienestar.

Si tienes dudas sobre cuál es la mejor alimentación para una piel sana o quieres compartir tu experiencia, puedes hacerlo a través de los comentarios. Asimismo, te animamos a que compartas este artículo en redes sociales para ayudar a otros a conseguir una piel sana y bonita.

Deja tu comentario