Curiosidades que no sabías sobre tu nariz

La nariz es una parte de nuestro cuerpo que marca la fisionomía de cada uno. Existen muchos patrones diferentes y formas. Con este post vamos a descubrir algunas curiosidades sobre la misma.

1.- Diferentes tipos de narices: Algunos expertos consideran que no se puede simplificar la fisionomía de la nariz ya que esta cuenta con una compleja estructura que hace que existan un sinfín de posibilidades, esto dependerá de los huesos nasales, los cartílagos laterales y los cartílagos laterales inferiores.

2.- ¿Sabías qué la forma de estornudar puede ser «genética»?: La forma de estornudar de cada persona es tan particular que puede convertirse en rasgos distintivo. La forma en que estornudamos, más allá de lo puramente biológico, puede ser algo que se hereda. Es normal que los miembros de una misma familia posean un estilo de estornudo similar. Esto se debe a que los tejidos y las acciones musculares implicadas en el estornudo son genética y morfológicamente similares.

3.- La nariz, expresión de belleza: La forma de la nariz puede influir enormemente en la percepción de la belleza de una persona, convirtiéndose en lo primero que notamos de alguien. Junto a ello, este apéndice se ha asociado al carácter y la personalidad de una persona.

4.- La nariz crece hacia abajo: Al cumplir diez años, la nariz de un ser humano ya ha adquirido la que será su forma definitiva. Sin embargo, continuará creciendo entre cinco y siete años más en el caso de las mujeres y hasta los 17 o 19 años en los hombres. Con el paso del tiempo, la nariz se alarga y se cae a causa de gravedad y la ruptura gradual del colágeno y la elastina de la piel, especialmente en la punta.

5.- La nariz está conectada con tu memoria: Muchas veces, percibir un determinado aroma nos hace viajar automáticamente a un recuerdo, una situación, una persona, en definitiva, a una situación pasada generalmente emotivo. Esta situación se debe al hecho de que el sentido del olfato está directamente conectado al sistema límbico, la parte del cerebro relacionada con la atribución de la emoción a determinados eventos. Además, el olfato es el único de los cinco sentidos que tiene vía directa con el hipocampo y la amígdala, órganos que participan en la formación de la memoria y procesan las emociones y los recuerdos, respectivamente.

Sterimar y… ¡A respirar!.

Deja tu comentario