7 claves para vencer a la obesidad infantil

7 claves para vencer a la obesidad infantil

La obesidad infantil es un mal común que afecta a millones de niños de todo el mundo. La mala alimentación es la causante y, por ello, erradicarla desde temprana edad es vital. Desde Yo Elijo Cuidarme te damos las claves para terminar con ella.

Venimos observando desde hace tiempo un incremento de niños obesos que se debe, fundamentalmente, a los importantes cambios en el estilo de vida de los niños. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la obesidad infantil como la epidemia del siglo XXI“.

En España, por ejemplo, los pediatras están muy preocupados por el importante aumento de obesidad infantil y lo consideran un grave problema de salud, con importantes consecuencias físicas y psicológicas a corto y largo plazo.

¿Qué es y a qué se debe la obesidad infantil?

Hay algunos factores principales que influyen en este aumento de la obesidad en niños. Estos son algunos:

Niños que hacen menos ejercicio físico

Por norma general, los pequeños están llevando una vida sedentaria.

El motivo más importante es que el tipo de juego ha cambiado. Se pasan horas viendo la televisión o jugando con el ordenador y la consola, por lo que no consumen la energía necesaria y se aumenta el riesgo de sufrir obesidad infantil.

Cambio en la dieta

En la dieta infantil se nota un mayor consumo de alimentos precocinados (bollería, refrescos, golosinas, etc.) y comida rápida ricos en grasas y azúcares añadidos.

Los niños y jóvenes tienen la posibilidad de adquirir fácilmente estos productos con calorías vacías a un precio asequible para ellos.

Además, los padres utilizan estos productos para festejar cualquier acontecimiento, por pequeño que sea, así como por comodidad a la hora del desayuno o la merienda con los niños.

Los cambios en los hábitos de juego y de alimentación son dos principales culpables de la obesidad infantil. Clic para tuitear

Los medios de comunicación

La publicidad emitida en los diversos medios de comunicación ejerce una gran influencia en los niños y jóvenes. En los anuncios de determinados tipos de alimentos poco recomendables, desde el punto de vista nutricional, utilizan un lenguaje y una imagen muy atractiva para ellos.

Este hecho favorece en gran medida que se adquieran malos hábitos en alimentación, ya que la mayoría de los niños y jóvenes son muy tenaces cuando desean conseguir algo.

La publicidad está pensada para persuadir, y también lo hace para conseguir vender los alimentos procesados para niños. Clic para tuitear

Otros factores sociales

En el aumento de la obesidad infantil influyen aspectos como el cambio de estilo y roles dentro de la familia. Esto se puede ver con la incorporación de la mujer al mundo laboral.

Las madres tienen menos tiempo para preparar la comida en casa y el padre no asume dicho papel, provocando la sustitución de comida saludable por otra menos adecuada.

7 claves para vencer a la obesidad infantil

¿Cómo evitar la obesidad infantil?

La obesidad infantil se puede prevenir principalmente con unos hábitos saludables con los niños.

Si establecemos unas conductas sanas desde temprano, es probable que en la edad adulta las mantengan y no padezcan obesidad, sobrepeso u otras enfermedades crónicas. Los comportamientos aprendidos en la infancia se mantienen a lo largo de la vida adulta.

Erradicar conductas inapropiadas desde temprana edad es la clave para evitar la obesidad infantil. Clic para tuitear

Estos son algunos de los hábitos que debemos inculcar en los más pequeños:

Vamos a desayunar

Si tu hijo no desayuna, es más probable que tenga hambre durante la mañana y picotee otros alimentos con alto contenido en grasas y calorías que favorecen el aumento de peso.

Además, con el desayuno el niño aumenta el rendimiento físico, la concentración y memoria.

Haz 5 comidas al día

Se recomienda que todos hagamos 5 comidas al día, ni menos ni más.

Así distribuimos la cantidad energética a lo largo del día, y se evita que pasen muchas horas sin comer y que se coma a deshoras con picoteos.

Considera los alimentos que toma en el colegio

Si tu hijo come en el colegio, organiza el menú escolar con las cenas, desayunos y meriendas para tener una alimentación completa.

Una dieta saludable y equilibrada es una de las bases para vencer la obesidad en niños.

Aumenta el consumo de frutas y verduras

Se recomienda que tomen 5 raciones entre fruta y verdura al día.

Al tomar estos alimentos reducimos la ingesta de otros menos saludables. Las frutas contienen glucosa, vitaminas y fibra y suelen tener un bajo contenido calórico.

Evita la bollería y chucherías

Son alimentos compuestos de azúcar y grasas saturadas, además de innumerables aditivos, aromas, colorantes, saborizantes.

Ofrécele siempre fruta para que se lleve al colegio. Intenta darle la que le guste y que no requiera de utensilios para su consumo (mandarina, manzana, pera, plátano…).

Evita las comidas rápidas (fastfood) o precocinadas

Lo que llamamos comida basura. A menudo debido al ritmo de vida, contamos con poco tiempo para dedicar a la preparación de las comidas y recurrimos a alimentos preparados y procesados.

Hay que tener en cuenta que estos alimentos suelen ser muy energéticos y contener grandes cantidades de proteínas, grasas y colesterol, aumentando el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de obesidad.

Ofrece alimentos frescos a tus hijos y evita los procesados y el fast-food, principales culpables de la obesidad en niños. Clic para tuitear

No premiar ni castigar durante la comida

Debemos evitar tanto premiar como castigar mediante alimentos. Para reforzar o premiar una buena conducta durante las comidas basta con una muestra sencilla de afecto, alegría o entusiasmo.

En los momentos que aparezcan conductas claramente inapropiadas debemos dar una respuesta inmediata. La mayoría de las veces con un ‘¡No!’, seremos muy breves y nos será muy efectivo.

No es una tarea fácil, necesitamos tener paciencia y ser estricto con las normas.

No es sencillo modificar conductas que ayuden a evitar la obesidad infantil, pero con el tiempo tus peques aprenderán a alimentarse correctamente.  Nunca debemos olvidar que lo hacemos porque los queremos con locura y queremos lo mejor para ellos.

Si necesitas planificarte y llevar una organización de la comida familiar ¡regístrate en nuestro Servicio Gratuito de Nutrición online para que podamos echarte una mano con los más peques!

¡Y no olvides compartir esta información en tus redes para poner tu granito de arena en la lucha contra la obesidad infantil!

Queremos que tanto tú como tus pequeñines os unáis a estar sanos y poder decir “¡Yo Elijo Cuidarme!”

Deja tu comentario