Leche y sus mitos, ¿es buena o es mala? ¿Cuál es la verdad?

¿Es la leche buena o mala? ¡Detecta todos sus mitos!

En los últimos años hemos escuchado muchas afirmaciones sobre la leche y lo buena o mala que es. ¿Qué hay de verdad en ellas? ¿Serán solo mitos?

Las bebidas vegetales se han presentado como una alternativa a la leche, no solo por los veganos, sino por el mito de que la leche no es buena para la salud.

El consumo de leche ha decrecido en los últimos años, pero ¿en realidad es tan mala como la pintan?

El caso es que se trata de uno de los temas relacionados con la alimentación más controvertidos de los últimos años. De hecho, existen numerosos estudios tanto de una posición como de la otra, por lo que resulta complicado establecer una verdad única.

¿Por qué dicen que la leche es mala?

Por un lado, están los que dicen que la leche es mala. Una de las tesis que alegan es que los humanos, a diferencia de otros mamíferos, son los únicos que toman leche de otras especies y también, que solo nosotros la seguimos bebiendo después del destete a lo largo de toda la vida. Si los otros mamíferos no actúan así, dicen, por algo será. Pero otros mamíferos tampoco comen lentejas, por ejemplo, ¿o sí?

Hay quien afirma que el hecho de que otros mamíferos no tomen leche, es señal de que esta es mala para la salud. Clic para tuitear

Pero en realidad la alimentación humana se basa en la modificación de los alimentos tal y como se encontraban en la naturaleza hace miles de años y la humana es la única especie que decide conscientemente qué y cómo comer. Básicamente porque somos la única especie capaz de hablar, pensar y razonar.

Preguntas y mitos comunes sobre la leche

Dado que han surgido tantas afirmaciones y debates sobre si la leche es buena o no, vamos a descubrir toda la verdad de la leche a través de la respuesta a varias preguntas, algunas de las cuales seguramente te hayas hecho.

¿El hombre es el único mamífero que consume leche tras el destete?

A diferencia del resto de los animales, el ser humano consume la leche de otras especies de mamíferos para alimentarse, como tal, o mediante la elaboración de productos lácteos.

Pero como decíamos antes, la alimentación humana se basa en la modificación de los alimentos. Seguro que nunca has visto a una jirafa hacerse una ensalada, ¿verdad?

¿Debería consumirse solo en la niñez?

La leche es un alimento completo que puede formar parte de una dieta equilibrada en cualquier etapa de la vida. Tiene todos los nutrientes y todos los aminoácidos.

Aporta proteínas de alto valor biológico e hidratos de carbono, fundamentalmente en forma de lactosa. También es importante por su misión energética debido a su grasa, y por su aportación de minerales como calcio, fósforo, zinc, sodio y potasio, que participan en la estructura ósea y en la de los dientes.

La leche contiene nutrientes y aminoácidos necesarios en cualquier etapa de nuestra vida. Clic para tuitear

También cuenta con vitaminas A, D y del complejo B, todas ellas con importantísimas funciones en el organismo. ¡Es uno de los alimentos más completos que existen!

¿La leche contiene antibióticos?

No. Está prohibido por ley que la leche tenga antibióticos, así que no se encuentran en ninguna de las leches que puedas encontrar en el mercado.

Administrárselos a los animales para fomentar su crecimiento también está prohibido, salvo en situaciones puntuales y exclusivamente con fines terapéuticos.

¿La leche es un alimento procesado que pierde sus propiedades?

En una central lechera lo que se hace con la leche es calentarla para eliminar cualquier tipo de contaminación microbiológica y favorecer que su conservación y consumo puedan realizarse de forma segura durante un periodo más largo de tiempo.

Por tanto, en cristiano paladín: como alimento procesado, la leche no pierde propiedades cuando se procesa.

Leche y sus mitos, ¿es buena o es mala? ¿Cuál es la verdad?

¿La leche contiene azúcar?

Sí, la leche contiene azúcar pero no por ello es mala. Se trata de azúcar natural, no añadida, que se presenta en forma de lactosa y que cumple funciones muy relevantes en nuestro organismo.

Se metaboliza de forma diferente al azúcar común (sacarosa), así que no provoca perjuicios en nuestro organismo.

¿La leche sube el colesterol?

Este es uno de los grandes mitos de la leche, usado para afirmar que la leche es mala. Es cierto que esta contiene grasa, pero no está demostrado científicamente que el consumo de leche se relacione con un aumento de colesterol.

Las grasas trans naturales, como las que contienen los lácteos, no perjudican la salud ni elevan el riesgo cardiovascular. En todo caso, para personas con hipercolesterolemia existen leches con bajo contenido de grasa (semidesnatada y desnatada). Pero estas personas deben regular las grasas de todos los alimentos, y no solo de la leche.

La grasa contenida en la leche es natural y por lo tanto, buena para la salud si no se consume en exceso. Clic para tuitear

¿La leche engorda?

Uno de los mitos de la leche más difundidos, para admitir que la leche es mala, es que engorda. ¡FALSO!  Hay que tener en cuenta que la grasa de la leche es el vehículo óptimo de transporte de sustancias liposolubles como las vitaminas A, D, E y K.

De hecho, es un alimento que aporta una gran cantidad de nutrientes con un contenido calórico muy limitado. ¡A beber leche se ha dicho!

¿Los lácteos produce alergias e intolerancias?

Lo primero es entender las diferencias entre una alergia y una intolerancia. La alergia es una reacción a la proteína de la leche de vaca cuya afectación se encuentra por debajo del 1 % de la población. Suele ser transitoria y cuenta con alternativas como la leche hidrolizada.

Las intolerancias a la leche se refieren a la intolerancia a la lactosa (30 % de la población española).

Para ello, la industria láctea elabora leches de consumo con bajo contenido, o ninguno, en lactosa, obtenidas por hidrólisis enzimática de la misma. Están pensadas para las personas con mala absorción de la lactosa, de modo que no tengan que renunciar a los micronutrientes que les aporta la leche de vaca.

¿La leche sin lactosa es mejor?

Es mejor en personas con intolerancia a la lactosa. Para quienes toleren este azúcar natural de la leche no hay necesidad de cambiar este hábito de consumo.

De hecho, la leche sin lactosa no aporta nada especial, ni menos grasa, ni menos calorías, ni tampoco más nutrientes.

¿La leche produce mucosidad?

Es uno de los mitos de la leche sin fundamento alguno. De hecho, ni la comunidad científica tiene dudas al respecto.

Existe evidencia de que la leche no aumenta la mucosidad en personas sanas ni altera las pruebas funcionales respiratorias en asmáticos.

¿Las bebidas vegetales son una alternativa nutricionalmente mejor?

Las bebidas vegetales no son nutricionalmente equivalentes a la leche ni se pueden considerar como sustitutas de la misma. Pueden ser una alternativa para el caso de alergias e intolerancias alimentarias, o sencillamente, por gusto.

Las propiedades nutricionales de las bebidas vegetales no pueden ser comparables a las de la leche. Clic para tuitear

Si bien es cierto que las bebidas vegetales aportan proteínas y algunos otros nutrientes a nuestro organismo, sus propiedades nutricionales no pueden ser comparables con la leche.

¿Puedo mantener mi consumo de calcio sin consumir lácteos?

Podrías, pero con matices. El calcio es fundamental en la dieta y es un poco más difícil de cubrir los requerimientos de calcio sin tomar leche o derivados de esta como el queso, el yogur o el kéfir.

En otro artículo te comentamos cómo conseguir niveles adecuados de calcio sin lácteos.

¿Ya sabías que la leche no es tan mala como nos la pintan? Posiblemente muchos de estos mitos desmentidos sobre la leche te hayan sorprendido. ¡Comparte este artículo en tus redes para que tus amigos y conocidos sepan la verdad sobre este súper alimento!

Y recuerda que si quieres llevar una alimentación equilibrada, cuentas con la ayuda de nuestro Servicio Gratuito de Nutrición Online desde donde resolveremos tus dudas o te ayudaremos a planificar tu menú semanal. Mientras nos contactas vamos a tomarnos un vasito de leche, porque Yo Elijo Cuidarme, ¿y tú?

Deja tu comentario