¿Los alimentos de hoy son menos nutritivos que los de antes?

¿Los alimentos de hoy son menos nutritivos que los de antes?

Parece que hoy en día los alimentos son menos nutritivos y tienen menos macronutrientes y micronutrientes, por lo que nos alimentamos peor. ¿Es cierto? ¿Qué influye en esto?

Muchas personas afirman que los alimentos de hoy son menos nutritivos, resultado de la contaminación, los químicos y otros factores. ¿Qué hay de cierto en esto? ¿Han perdido nutrientes los alimentos de hoy en día respecto a los de antes?

Los alimentos contienen nutrientes que actúan directa o indirectamente en actividades celulares que ninguna otra sustancia puede desempeñar. Es decir, los nutrientes son algunas de las sustancias contenidas en los alimentos que participan activamente en las reacciones metabólicas para mantener todas las funciones del organismo.

¿Cuáles son los nutrientes más importantes de los alimentos?

Nuestra dieta debe incluir todos los nutrientes, pero los alimentos deben contenerlos en la medida apropiada. ¿Cuáles son los más importantes? De acuerdo con su naturaleza química, se clasifican en los siguientes tipos de sustancias:

  • Proteínas
  • Glúcidos
  • Lípidos
  • Vitaminas
  • Sales minerales.
Los nutrientes cumplen funciones esenciales en el organismo, de ahí la importancia de que consigamos que los alimentos sigan siendo nutritivos. Clic para tuitear

En función de la cantidad necesaria para las plantas y organismos, se clasifican en dos:

Macronutrientes

Los macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas o lípidos) se requieren en grandes cantidades diarias, habitualmente del orden de hectogramos, y especialmente importante cuando hablamos de los nutrientes que necesitan los niños.

Estos nutrientes participan como sustratos en los procesos metabólicos.

Micronutrientes

Los micronutrientes (minerales y vitaminas), se requieren en pequeñas cantidades, habitualmente en cantidades inferiores a miligramos.

Estos nutrientes participan en el metabolismo como reguladores de los procesos energéticos, pero no como sustratos.

En este caso, los nutrientes a los que nos vamos a referir en la pérdida son estos micronutrientes, las vitaminas y minerales.

Cuando hablamos de alimentos menos nutritivos nos referimos a los que pierden micronutrientes: vitaminas y minerales. Clic para tuitear

¿Es cierto que los alimentos son menos nutritivos hoy día?

¿Los alimentos de ahora contienen menos nutrientes que los que consumían en el pasado nuestros abuelos o tatarabuelos?

En un artículo publicado por el British Food Journal, la investigadora Anne-Marie Mayer, consultora en nutrición, se preguntó si el contenido mineral de frutas y hortalizas había variado entre la década de 1930 y la de 1980. El resultado fue que halló descensos significativos en calcio (19 %), hierro (22 %) y potasio (14 %).

Hay muchos factores externos que influyen en la pérdida de micronutrientes de los alimentos. Clic para tuitear

La agricultura intensiva que busca obtener un mayor rendimiento del suelo, resistencia a las plagas y adaptabilidad climática, puede parecer que suministra productos menos alimenticios. Aun así, incluso en el caso de que los alimentos sean peores que los de antes, lo cierto es que las técnicas modernas han permitido que tengamos a nuestro alcance una variedad de especies hasta ahora desconocidas. Y esto repercute de forma positiva en la dieta y en la salud.

El problema aparece en el momento de la recolección: las frutas y verduras no se dejan madurar en el árbol o en el suelo, sino que lo hacen en neveras, y no tienen tiempo de absorber en suficiente cantidad micronutrientes, o sea, minerales y vitaminas.

Asimismo, la vitamina C y otros componentes son muy sensibles y empiezan a oxidarse tan pronto se inicia la recolección. Si, además, transcurre mucho tiempo hasta el consumo, la variación puede ser más importante.

Sin embargo, no se puede generalizar: en el caso de las manzanas, por ejemplo, pueden permanecer incluso un año en cámaras frigoríficas a una temperatura constante de 4 ºC y conservar la mayoría de sus propiedades.

Después de lo leído, está claro que los alimentos de hoy al cultivarse a mayor escala pueden ser menos nutritivos, pero también, estos alimentos pierden micronutrientes según la forma en que los almacenamos y elaboramos.

¿Los alimentos de hoy son menos nutritivos que los de antes?

¿Cómo evitar la pérdida de macronutrientes y micronutrientes en los alimentos?

¿Hay algo que nosotros podamos hacer para evitar pérdidas esenciales y que los alimentos sean menos nutritivos? Sí, lo hay. Quizá no podamos solucionar por completo el problema, pero sí podemos mejorar mucho la calidad de los ingredientes. ¿Qué debemos hacer?

Gran parte de la pérdida de micronutrientes está provocada por la manipulación que damos a los alimentos en casa. Clic para tuitear

La manipulación que hacemos de los alimentos en casa puede ser la causa de esta pérdida, porque somos los consumidores los que lo hacemos mal con los lavados de los alimentos, los cortes y las cocciones prolongadas. Aquí tienes unos buenos consejos:

  • La lechuga, por ejemplo, la limpiaremos separando las hojas enteras y poniéndolas un instante en agua fría para luego secarlas con una centrifugadora. Nunca la cortaremos en trozos y la dejaremos en remojo ya que se pierden las vitaminas y los minerales.
  • Otro error es, por ejemplo, echar las judías al agua antes de que esta haya empezado a hervir; o pelar las patatas antes de hervirlas, deberíamos dejarlas con piel durante la cocción.
  • También el procedimiento de cocinado afecta: la ebullición y la olla exprés son los que conllevan una mayor pérdida de nutrientes; la plancha, el microondas y el horno son los menos agresivos, mientras que la fritura se sitúa en un término medio.
  • Comer frutas y verduras frescas, sin pelar ni cocinar es idóneo para que su aporte nutricional permanezca intacto.
La forma de cocinado influye directamente en los nutrientes y, siempre que se pueda, se recomienda consumir los alimentos crudos. Clic para tuitear

Aunque es mejor, siempre que se pueda, comer ingredientes crudos, cuando el alimento no lo permite y toca encender los fogones, hay que tener en cuenta unas pautas para que los nutrientes no se pierdan:

  1. Cocer. La cocción se debe hacer en una cantidad mínima de agua, en un tiempo controlado y evitando el remojo para que los alimentos sigan siendo nutritivos.
  2. Salteado. Esta técnica conlleva una pérdida de nutrientes baja, ya que los alimentos se cocinan ligeramente.
  3. Cocción al vapor y en microondas. Situadas a la cabeza de las técnicas menos destructivas, tienen un impacto mínimo en los nutrientes. Por ejemplo, al cocinar al vapor el brócoli no afecta en gran medida a la vitamina C, una de las más termosensibles, mientras que cocerlo en agua reduce significativamente su contenido.
  4. Añadir vinagre o zumo de limón contribuye a “la conservación de las vitaminas y a la absorción de algunos minerales” como el hierro. Además, es una forma de mantener el color de las verduras como por ejemplo con las alcachofas.
  5. Agregar bicarbonato de sodio para mantener el color de las verduras y disminuir su dureza, es una práctica poco recomendable porque destruye de algunos nutrientes como la vitamina C.

¿Eras consciente de la pérdida de micronutrientes que podemos provocar con nuestra manera de tratar y cocinar los alimentos? Es cierto que hay factores externos que no podemos controlar, pero seguir los buenos consejos de este post permitirá que nuestros alimentos sean lo más nutritivos posibles.

¡Comparte este post en tus redes para que todos tus contactos sepa cómo conservar todos los nutrientes de los alimentos!

Nosotros, por nuestra parte, estamos pensando en elaborar un menú aplicando los modos de cocinado más suaves para los alimentos y que mantengan así todos sus micronutrientes. ¿Quieres que te lo compartamos? Pues contacta con nosotros a través de nuestro Servicio de Nutrición Online Gratuito y déjanos cuidarte. Porque Yo Elijo Cuidarme, ¿y tú?

Deja tu comentario