Sueño reparador, ¿Cómo lograr tenerlo y estar lleno de energía todo el día?

8 claves para lograr un sueño reparador y estar lleno de energía

Un sueño reparador es crucial para tener una buena salud y la energía necesaria para nuestro día a día. Desde Yo Elijo Cuidarme te contamos cómo puedes conseguirlo con 8 sencillos consejos.

Un descanso adecuado es primordial para la salud. Dormir poco influye negativamente en nuestro estado físico. Disminuye la memoria, la concentración y los reflejos. Si dormimos mal, nuestro razonamiento lógico disminuye, es decir, toda aquella capacidad mediante la cual nuestras cognitivas nos ayudan a lograr una meta o solucionar un problema.

Importancia de dormir y descansar bien

El sueño presenta un papel decisivo para nuestro cuerpo, ya que mientras dormimos se producen unos procedimientos psicológicos, fisiológicos y cognitivos y gracias a ellos obtenemos la energía necesaria para afrontar el día. Al dormir bien, nuestro estado de ánimo es más regular, afianzamos nuestra memoria y así podemos mantener nuestra salud.

En este descanso nocturno debemos englobar la falta de sueño prolongada, la reducción del sueño, es decir, dormir un poco menos de lo necesario, y los despertares nocturnos.

No todas las personas necesitan dormir lo mismo, pero dormir menos de siete horas nocturnas de forma continuada puede tener consecuencias negativas para nuestro cuerpo.

Aunque no todos necesitamos lo mismo, se cree que una media de siete horas es lo ideal para conseguir un sueño reparador. Clic para tuitear

Consecuencias de no tener un sueño reparador

En casos severos, por no descansar bien se puede llegar a enfermar gravemente y también alterar nuestra conducta.

Las 10 consecuencias más importantes de no tener un sueño reparador son:

  1. Trastornos del sueño del ritmo circadiano. Adormecimiento mañanero, fatiga y falta de energía.
  2. Peores capacidades cognitivas, falta de memoria, atención y concentración.
  3. Altos niveles de ansiedad, depresión. Problemas del sistema nervioso. Frecuencia cardíaca rápida.
  4. La piel presenta un envejecimiento prematuro.
  5. Mal estado de ánimo. Fuertes dolores somáticos.
  6. Poca productividad y descenso de la creatividad.
  7. Presión arterial alta, problemas de sobrepeso y obesidad.
  8. Sistema inmune debilitado.
  9. La falta de sueño afecta a las relaciones sexuales, ya que si dormimos poco se produce un aumento de los niveles de cortisol, reduciendo así la testosterona y, por lo tanto, reduciendo la libido o deseo sexual.
  10. Disminuye la aparición de emociones positivas, es decir, menos alegría y más preocupación. Descontrol emocional y, por ende, menor felicidad, ya que influye negativamente en el funcionamiento emocional.

Además hay una directa relación entre la obesidad y el sueño, como explicamos en otro artículo.

Descansar lo suficiente y de forma profunda, es decir, con un sueño reparador, es crucial para nuestra salud física y mental. Clic para tuitear

¿Cómo reconocer que nuestro sueño ha sido reparador?

Nuestro sueño será reparador si al despertarnos estamos llenos de vitalidad y energía. Si no presentamos dolores ni fatiga. Tenemos un buen humor. Nos sentimos activos y no necesitamos recurrir a esa sustancia estimulante.

Por el contrario, si nuestro sueño no ha sido reparador, estaremos de mal humor, con cansancio, somnolencia y nos faltará vitalidad.

Para valorar si tienes un sueño reparador, te proponemos que realices este sencillo test.

Sueño reparador fase REM y no REM

El sueño se divide en dos fases. Una fase de ondas lentas o sueño no REM y, por otro lado, el sueño REM o de movimientos oculares rápidos.

  • Sueño no REM. Se divide en tres etapas: somnolencia ligera, relajación y disminución de la temperatura corporal. Esta última es la más profunda y reparadora.
  • Sueño REM. En esta fase se producen los sueños más complejos y vívidos. Esta fase es distinta a la anterior, la actividad cerebral es acelerada. Las experiencias y la información se almacenan y se colocan en la memoria.

Estas dos fases tienen una función específica y cooperan para que el sueño sea reparador.

La fase REM hace que se desarrolle con mayor facilidad el aprendizaje, la memoria y nuestra creatividad.

Sin embargo, la fase no REM equilibra nuestras hormonas, mejora el sistema inmunitario y favorece la regeneración de nuestros músculos.

Tanto la fase REM como la no REM cumplen una función en un sueño reparador y en nuestra salud. Clic para tuitear

Sueño reparador, ¿Cómo lograr tenerlo y estar lleno de energía todo el día?

¿Cómo lograr un sueño reparador y de calidad?

Un sueño de calidad y reparador es fundamental para nuestra salud y bienestar. Aquí destacaremos una serie de consejos para dormir como un bebé:

Establece un horario

Vete a dormir siempre a la misma hora y levántate a la misma hora, aplicando una correcta higiene del sueño. Así nuestra rutina de sueño será constante, acostumbrándonos a un modelo continuo, entonces nuestros despertares serán más enérgicos asentando nuestro organismo.

Tener una rutina diaria nos permite conseguir un sueño reparador. Clic para tuitear

Evita el uso de pantallas

Por lo menos una hora antes de acostarte. Por la noche debemos relajarnos y preparar nuestro cuerpo para el descanso.

La luz azul de las pantallas de los teléfonos móviles, las tabletas, es decir, los dispositivos electrónicos, estimulan nuestro cerebro, por lo que es mejor realizar actividades relajantes como la lectura o practicar meditación o técnicas de relajación.

Calma la mente y prepárate para el descanso. Nuestra habitación debe estar a una temperatura adecuada. Ni demasiado frío ni demasiado calor.

Antes de dormir debemos relajarnos al máximo si queremos conseguir un sueño reparador. Clic para tuitear

Evita el ejercicio intenso antes de dormir

El ejercicio estimula nuestro organismo en lugar de relajarlo. Esto impedirá que podamos tener un sueño reparador.

Cuidado con las siestas

Si duermes siestas durante el día, estas deben ser cortas, ya que benefician a nuestro cuerpo, al contrario que las largas que lo perjudican.

No realices cenas pesadas

Si nuestras cenas son abundantes en lugar de ligeras, tendremos molestias digestivas y nos costará conciliar el sueño.

No consumas sustancias estimulantes antes de acostarte

Las bebidas energéticas, el té y el café te harán que presentes dificultad para conciliar el sueño. Para que nuestro descanso sea de calidad, debemos evitar su consumo horas antes de ir a dormir.

La nicotina del tabaco y el alcohol tampoco contribuyen a que nuestro sueño sea reparador.

Realiza una cena rica en alimentos con triptófano

El triptófano nos ayuda a mantener el descanso y también nos induce al sueño, para que sea un sueño reparador y de calidad.

Alimentos como huevos, pescados azules, lácteos, carnes de ave, arroz, avena, cereales integrales, guisantes, soja, patata, calabaza y frutos secos lo contienen.

Añade a tus cenas alimentos con Vitamina B6 y el Magnesio

Los alimentos ricos en vitamina B6 son el plátano, el aguacate, coliflor, puerro, judías verdes, pistachos, salmón y atún.

El Magnesio lo podemos encontrar en acelgas, espinacas, albaricoques, anacardos, cerezas, sandía y naranja.

Esta vitamina y este mineral sumados al triptófano son necesarios para la síntesis de melatonina y serotonina. Sin estos últimos nos despertaremos más veces y nos será difícil conseguir un sueño reparador. En otro artículo te explicamos los beneficios de la melatonina para dormir.

Si quieres saber más, en otro artículo te explicamos los 10 ingredientes que te ayudarán a dormir.

Ciertos alimentos, especialmente ingeridos de noche, nos ayudan a conseguir un sueño reparador. Clic para tuitear

¿Has notado que una vez más se relaciona nuestro bienestar con la alimentación? Si quieres tener un sueño reparador, no dudes en contactar con nosotros en nuestro Servicio de Nutrición Online gratuito donde te orientamos sobre los alimentos que debes incluir en tu dieta para lograr un sueño reparador de calidad.

Si deseas saber más, en otro artículo te damos más trucos para dormir bien y decir adiós al insomnio.

Ahora ya conoces las consecuencias de no tener un sueño reparador y cómo conseguir que sí lo sea. ¡Compártelo con tus amigos y contactos en tus redes sociales para que todos puedan dormir bien!

Ya tenemos estamos aplicando estos fantásticos consejos para dormir mejor, porque Yo Elijo Cuidarme, ¿y tú?

Deja tu comentario