RINITIS: Claves para que el polen no arruine tus planes

Empezamos formulando una pregunta, ¿aparecen alergias en los meses de invierno?

Solemos relacionar la alergia con la primavera (es la época de mayor polinización de las plantas, sobre todo de gramíneas y olivos en la zona de la península) pero la polinosis también aparece en invierno.

Finales de enero, febrero y principios de marzo son los meses en los que se producen más alergias provocadas por los pólenes de cupresáceas (especialmente arizónicas) debido al aumento de la cantidad de estas plantas en urbanizaciones y jardines de casas hace que el número de afectados vaya en aumento. Es muy importante no confundir sus síntomas con los de un catarro al uso.

La alergia al polen en invierno se caracteriza por:

  • Durar de 4 a 6 semanas por lo que es más prolongada que un catarro típico y su intensidad es variable, dependiendo si se trata de días secos y soleados donde por lo general se empeora o días más húmedos, en los que la polinización se corta y hay una mejoría en el paciente.
  • Entre los principales síntomas tenemos picor de ojos y nariz, lagrimeo, secreción nasal líquida y clara, estornudos, tos seca, pitidos en la respiración y dolor en el pecho al respirar.

Si te identificas con alguno de estos síntomas debes consultar con tu médico. Y, además, te damos algunas recomendaciones para evitar que la alergia interfiera en tus planes.

Limpieza con “lupa”. Evita tener plantas en casa que desprendan polen, limpia el polvo para que no se acumule. El pelo de las mascotas también puede ser un factor que te provoque alergia.

¡Vitamina C!. La alimentación puede ayudarte, las frutas o verduras ricas en vitamina C (kiwis, manzanas, naranjas, los tomates, espinacas) son tus mejores aliados.

Cuidado con las horas de máxima exposición. En la medida de lo posible, evita las horas con mayor índice de polen en el aire. Se estima que las horas más intensas son entre las 5 y las 10 de la mañana y las 19 y 20 de la tarde noche. Sabiendo esto puedes organizar planes alternativos para prevenir posibles reacciones alérgicas.

Incorpora Manganeso a tu rutina de limpieza nasal. STERIMARTM Manganeso es una solución fisiológica de agua de mar cuyo spray difusor permite maximizar las propiedades beneficiosas de los minerales y oligoelementos marinos sobre la salud nasal. En la rinitis es muy positivo realizar lavados nasales cada día.

El agua de mar STERIMARTM con Manganeso por sus propiedades antialérgicas está indicado como ayuda en el tratamiento de la rinitis alérgica. Tiene una acción directa que reduce la congestión nasal y la mucosidad y en consecuencia el dolor de cabeza asociado. Es de fácil y aplicación y con un uso de 2 a 4 aplicaciones diarias notarás un efecto rápido y pronunciado de tu rinitis alérgica.

Si quieres conocer más sobre la salud de tu nariz dale un repaso a nuestro blog, encontrarás interesantes artículos sobre este tema y muchos más.

¡Nos vemos pronto!

Deja tu comentario