Vuelta al cole: recetas de desayunos saludables para niños

Vuelta al cole: “¿Qué desayuno hoy?”

“¿Qué doy de desayunar a mis hijos?”. Esta quizá sea una de las preocupaciones que más inquieta a los padres hoy en día. Y es que preparar desayunos saludables para niños se ha convertido en todo un reto con la oferta de productos de alimentación infantil que encontramos en los supermercados.

Porque, como siempre se ha dicho, el desayuno es la comida más importante del día. A pesar de que no hay ninguna evidencia científica de que esto sea cierto, y con eso no quiero decir que el desayuno no sea necesario ni imprescindible. El desayuno puede ser la comida más importante o no, si así lo deseas, pero igual que lo puede ser el almuerzo o la cena.

Claro que los niños necesitan energía. Lo importante realmente es comprender que el desayuno debe estar compuesto por alimentos saludables: lácteos naturales, copos de avena, pan integral, frutas, frutos secos, etc. Y no por “bombas” innecesarias de azúcar.

¿Y si un día no les apetece desayunar? Pues no pasa nada. No hay que forzar a ello, ya que lo único que conseguirás es crear aversión a esta pauta alimentaria.

Si recién levantados no les entra nada, no hay que preocuparse. Pueden empezar por tomar algo líquido, como un vaso de leche o bebida vegetal y reservar los alimentos sólidos para media mañana.

¿Y cómo son los desayunos saludables para niños? En el post de hoy te enseño algunas opciones de diferentes desayunos sanos para niños para que la vuelta al cole de los peques (y no tan peques) sea más saludable.

Vuelta al cole: recetas de desayunos saludables para niños

Leche con cereales, pero sin azúcar

La leche con cereales es un clásico entre los desayunos infantiles. Así que vamos a preparar una versión más saludable de ellos.

La leche es correcta, pero sin las mil y una cucharadas de cacao soluble azucarado. Éste se puede sustituir por cacao puro en polvo, con lo que conseguirás aportar sabor, pero con mucho menos azúcar.

Y los cereales de desayuno, directamente fuera. Pueden tomar copos de avena integral o puedes preparar un muesli mezclando los copos de avena, frutos secos (nueces, almendras, avellanas…) y fruta seca (pasas, dátiles, orejones…).

Adiós a los zumos

Aunque escojas los mejores zumos del mercado sin azúcares añadidos o los tomen exprimidos naturales, se les ha desprovisto de la pulpa. Esto quiere decir que contienen azúcar libre, que se relaciona con el aumento del sobrepeso y la obesidad.

Si quieres darles fruta bebida a tus hijos, aunque lo mejor es la fruta entera, la opción más saludable es el batido de frutas. Y es tan sencillo como introducir la fruta que quieras en una batidora de vaso (no en una licuadora) y batir.

Puedes hacer combinaciones de frutas y verduras. Por ejemplo:

  • Zanahoria y naranja
  • Manzana y pepino
  • Pera y espinacas

También puedes añadirle un yogur natural o bebida vegetal para hacerlo más completo.

No hay ningún problema si lo preparas el día anterior, ya que si le añades un poquito de jugo de limón o naranja se conservarán todas sus propiedades.

Táper de hortalizas

Si la pieza de fruta entera se les hace aburrida, puedes probar a ponerle un táper con fruta pelada y cortada para que les resulte más fácil de comer.

Y si quieres algo distinto, mejor optar por las hortalizas. Por ejemplo, unos tomatitos “cherry” o unos bastoncitos de zanahoria son ideales para tomarlos a media mañana.

Bocatas sanos

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que el pan sea integral de verdad. Para ello tendrás que leer con atención la lista de ingredientes. Por eso te recomiendo que consultes este artículo sobre cómo leer las etiquetas de nutrición.

Una vez que ya lo tengas es importantísimo elegir bien su contenido. Algunas opciones más sanas que los embutidos y sencillas de elaborar son los bocadillos de: atún al natural con pimientos, salmón ahumado con queso, pechuga de pollo y rodajas de tomate, tortilla de verduras, guacamole, humus, patés vegetales, crema de cacahuete sin azúcar, etc.

Dulces sí, pero caseros

Si les apetece algo dulce, de manera ocasional, puedes elaborar galletas o algún bizcocho casero y acompañarlo con una onza de chocolate negro. Para ello, utiliza copos de avena integral en lugar de harina refinada y añade fruta en lugar de azúcar. Así conseguirás una bollería mucho más saludable.

Receta de bizcocho de avena

Aquí te dejo una receta de mi bizcocho de avena. Una de las recetas de desayunos para niños que puedes elaborar fácilmente en casa. ¡Espero que te guste!

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 120gr de copos de avena integral
  • 2 plátanos maduros
  • 1 puñado de ciruelas pasas
  • Una pizca de canela en polvo

Elaboración

  1. Introducir todos los ingredientes en el vaso mezclador y batir.
  2. Ponerlo en un molde (mejor si es de silicona)
  3. Hornear a 180º durante 45 min.
  4. Dejar enfriar y ¡listo!

Y tú, ¿conoces recetas de desayunos sanos para niños? Cuéntanos tus ideas saludables en los comentarios y no olvides compartir el artículo en redes sociales por si a los tuyos les puede interesar.

Deja tu comentario