La falta de sueño y dormir poco afecta al desarrollo cognitivo

La falta de sueño afecta al desarrollo cognitivo

Descubre cómo el sueño y el desarrollo cognitivo están conectados de manera inseparable y como dormir poco afecta a nuestro organismo.

La falta de sueño tiene efectos adversos para la salud, ya que presenta un impacto negativo sobre esta.  Al no dormir bien, no hay un desarrollo satisfactorio de las capacidades cognitivas, debido a que afecta a la concentración, a la memoria, sobre la atención y generalmente al rendimiento. Es más difícil concentrarse, prestar atención, tomar decisiones y el análisis de estas.

¿Qué es el desarrollo cognitivo?

El desarrollo cognitivo es un término de la psicología y de la neurociencia que se basa en el desarrollo de las capacidades cognitivas, como son la atención, la memoria, el lenguaje, la inteligencia, la planificación o la solución de problemas.

El desarrollo cognitivo se encuadra en los procesos intelectuales y las conductas que van dirigidas hacia estos procesos.

Cuando dormimos se produce un afianzamiento de la información aprendida a lo largo del día, ya que se consolidan las conexiones sinápticas. Si hay falta de sueño, esto hace que el aprendizaje no sea efectivo y no se retenga la información y también se ve afectada la concentración. Se hace difícil completar tareas y seguir instrucciones. La información se procesa a menor velocidad, con menor rendimiento y menor creatividad.

Un sueño de calidad es necesario para que no se vea afectado el rendimiento diario y la productividad.

El sueño es importantísimo para el desarrollo cognitivo, por lo que cuando no dormimos bien o lo suficiente, se entorpece su función. Clic para tuitear

¿Cómo afecta el sueño al desarrollo cognitivo?

Durante el sueño hay una producción de hormonas como la melatonina y la serotonina, necesarias para mantener el estado de ánimo y presentar menos problemas emocionales.

Las personas que presentan falta de sueño tienen irritabilidad, cambios de humor y dificultad para la regulación de las emociones.

La falta de sueño tiene un impacto negativo en el desarrollo cognitivo, ya que se necesitará más tiempo para finalizar tareas, el tiempo de reacción será más lento y se cometerán más errores.

En los niños pueden aparecer dificultades para la concentración, el aprendizaje y el almacenamiento de nueva información, lo cual afectará a nivel académico en la escuela.

Además, los niños que no duermen las horas necesarias presentan cambios en su conducta, como estar más impulsivos, hiperactividad o conflicto para controlar los impulsos. Disminuye su desempeño académico, ya que influye en el aprendizaje, en el afianzamiento cognitivo y en cómo son capaces de procesar la información de los contenidos. Todo esto conlleva un rendimiento académico menor.

La falta de sueño nos afectará a cómo afianzamos la información recibida durante el día y también se verán afectadas nuestras emociones.

¿Cómo afecta a la información qué recibimos durante el día?

Cuando dormimos se hacen más fuertes las uniones sinápticas y se afianza la información que hayamos aprendido a lo largo del día. La falta de sueño interfiere en este mecanismo, pues el aprendizaje y la retención de la información se hacen más difíciles y menos eficientes.

Se ve afectada también la capacidad para procesar la información nueva que recibimos al afectarnos de manera negativa a la concentración y es más difícil prestar atención en las tareas. En términos generales, se dificulta el aprendizaje, ya que cuesta afianzar las instrucciones y terminar las labores, disminuyendo en general la productividad cognitiva y la creatividad.

El desarrollo cognitivo, no dormir bien y las emociones están relacionados. Clic para tuitear

¿Cómo afecta el desarrollo cognitivo a nuestras emociones?

Si no dormimos lo suficiente se verán afectadas la regulación de nuestras emociones y nuestra salud mental. Y es que estaremos más irritables, con mayor ansiedad y con un alto nivel de estrés. Esto repercutirá en nuestro aprendizaje y en un adecuado proceso cognitivo. Se verá alterada la capacidad del cerebro para adaptarse y también su desarrollo cognitivo.

Resumiendo, tener un cuadro de sueño adecuado es vital, porque afianza la memoria, el tratamiento de la información, la concentración, la atención, la habilidad emocional y el proceso de aprendizaje o neuroplasticidad del cerebro. Por lo tanto, la falta de sueño tendrá un valor negativo en las capacidades cognitivas a lo largo de las etapas de la vida, tanto en la infancia como en los adultos.

La falta de sueño y dormir poco afecta al desarrollo cognitivo

¿Cómo dormir bien para el buen desarrollo cognitivo?

Estos consejos para dormir mejor pueden ser de elevada utilidad:

  • Establecer un horario evitando trastornos del sueño del ritmo circadiano.
  • El dormitorio debe presentar una temperatura adecuada, ser oscuro y sosegado.
  • Relajarse antes de dormir, con música, con lectura, con ejercicios de relajación y así mejoraremos nuestra memoria, nuestra salud mental y nuestro nivel cognitivo.
  • Evitaremos, por tanto, la cafeína, el alcohol y las pantallas antes de dormir, lo que se conoce como vamping tecnológico.
  • Hacer crucigramas, sopas de letras, pasatiempos, rompecabezas y puzles durante el día ayuda a impulsar nuestra memoria y desarrollo cognitivo.
  • Un baño caliente y hacer ejercicio diario también nos ayudarán en mejorar el desarrollo cognitivo y también las actividades sociales, tener contacto con los demás. Así nuestra mente estará activa y mejorará nuestra salud física.

Quizá todos estos remedios no sean nuevos porque ya hemos oído hablar de ellos para conseguir una buena higiene del sueño y, por lo tanto, para mejorar nuestro desarrollo cognitivo. Pero ahora te mencionamos uno que es más novedoso y se habla menos de él:

La importancia de la microbiota intestinal

Los microorganismos que viven en nuestro aparato digestivo desempeñan un papel fundamental en nuestra salud, nos ayudan en nuestra digestión, a nivel mental y en el desarrollo cognitivo y, como acabamos de ver, también pueden mejorar nuestro sueño.

Mantener una microbiota intestinal equilibrada hace que mejore nuestra impulsividad, nuestras emociones, tiene que ver con nuestra cognición y el estado de ánimo. Regula los cambios de humor, la memoria y la función cognitiva.

La toma de probióticos mejorará la flora intestinal haciendo que esta microbiota sea más sana.

Alimentos como yogur, kéfir, frutas, verduras, legumbres, frutos secos, semillas, aceita de oliva virgen extra, pescados azules, potencian la microbiota y la equilibran, lo que puede aliviar la depresión, mejorar las emociones, estar menos ansiosos y mejorar el desarrollo cognitivo.

Por lo tanto, la suplementación con probióticos refuerza las uniones sinápticas, mejorando así la memoria y la capacidad de aprendizaje.

Además de un buen sueño para el desarrollo cognitivo, hay alimentos que te ayudarán a potenciar el proceso. Clic para tuitear

¿Has visto cómo una vez más la alimentación ayuda a nuestro bienestar? Contacta con nosotros en nuestro Servicio de Nutrición online gratuito y comienza a incluir en tu dieta los alimentos beneficiosos para tu desarrollo cognitivo.

Para concluir, el sueño es vital para nuestra salud cognitiva, pero tampoco debemos olvidarnos de los beneficios que presentan en ella el ejercicio físico y la suplementación con probióticos.

¡Recuerda compartir este artículo con tus contactos en las redes para que puedan dormir mejor para su desarrollo cognitivo!

Nosotros vamos a buscar los ingredientes que necesitamos y los probióticos para que tener un sueño reparador para que nuestro desarrollo cognitivo sea mucho más fácil. Porque Yo Elijo Cuidarme, ¿y tú?

Deja tu comentario