Aprende a diferenciar los tipos de café y descubre sus beneficios

Aprende a diferenciar los tipos de café y descubre sus beneficios

Existen distintos tipos de café: natural, torrefacto, descafeinado, molido o instantáneo. ¿Qué diferencias hay entre cada tipo de café? ¿Cuál es el mejor?

Con el paso del tiempo hemos visto aparecer más y más tipos de café, en muchos casos, sin conocer en qué se diferencian unos de otros.

Se han oído muchas cosas sobre los beneficios o perjuicios que causan los diferentes tipos de café en nuestro cuerpo. ¿Qué hay de cierto en ello? Desde Yo Elijo Cuidarme, te contamos cómo es cada de ellos y qué café es mejor para ti.

¿Café natural o Torrefacto?

Cuando hablamos de café natural o torrefacto, nos referimos a la forma de tostar el café.

El café natural es aquel que se tuesta sin añadirle nada. Es decir, están implicados el café, la máquina para tostar el café y la maestría del tostador que se encarga de extraer todas las características positivas del aroma y sabor.

La otra forma de tostar el café es la torrefacción.

El café torrefacto se hace añadiendo azúcar al café que se va a tostar, aproximadamente un 15 % del peso.

Antiguamente, el caramelo que recubre al café se usaba porque se pensaba que lo protegía, pero no es así, sino todo lo contrario, lo achicharra.

El café torrefacto se diferencia del natural en que lleva un alto contenido de azúcar. Clic para tuitear

El tostado artesanal se reserva para cafés de alta calidad mientras que los procesos industriales se hacen con los tipos de café de menor calidad.

Ahora que ya conocemos cada uno de ellos, vemos que el café natural es mejor ya que se presenta más beneficioso que el café torrefacto por su alto contenido de azúcar. Eso sí, el azúcar es más barato que el café. Pero ya sabes lo que siempre te decimos, ¡la salud no tiene precio!

Aprende a diferenciar los tipos de café y descubre sus beneficios

¿Café puro o descafeinado?

Durante el período de tueste, que es cuando el café obtiene casi todo su sabor, se realiza el proceso de “descafeinar”. Este procesamiento se hace de tal manera que afecte mínimamente al sabor y aroma. ¿Cómo se quita la cafeína del café?

  • Con agua: este método podríamos decir que el menos perjudicial.
  • Con cloruro de metileno: este proceso químico es más perjudicial que el anterior.
  • Con dióxido de carbono: este tratamiento no entraña ningún riesgo para su consumo.

Los procesos de fabricación de café descafeinado eliminan más del 95 por ciento de la cafeína de los granos de café, sin embargo, el café descafeinado todavía contiene algo de cafeína.

¿Por qué se dice entonces que es más sano tomar descafeinado si aun así contiene cafeína? La respuesta se debe simplemente a que la cantidad es bastante más reducida que la que se encuentra en el café normal.

El único café que no contiene nada de cafeína es el café instantáneo descafeinado.

El descafeinado no es uno de los mejores tipos de café que se pueden consumir, pues pierde muchos de sus nutrientes. Clic para tuitear

Tanto el café descafeinado como el puro pierden compuestos antioxidantes durante el proceso de tostado. Sin embargo, el café descafeinado tiene una mayor pérdida que puede deberse a los cambios químicos que sufrieron los granos de café durante el proceso descafeinado.

La disminución de cafeína es la única ventaja que tiene el café descafeinado, porque tiene mayor cantidad de ácidos, menos compuestos antioxidantes, menos beneficios saludables y menos sabor. Digamos que pierde las propiedades beneficiosas del café.

Motivos por los que el café descafeinado puede ser malo para tu salud:

  • Eleva el colesterol LDL.
  • Aumenta los ácidos grasos.
  • No reduce el riesgo de ataque cardíaco.

El problema es que no solo se elimina la cafeína, sino también el aroma, la crema y otras sustancias químicas de los granos. El sabor equilibrado natural se arruina y produce un sabor extraño de café.

¿Café molido o instantáneo (soluble)?

Uno es más cómodo y el otro presenta mayor autenticidad, pero ¿cuál es la mejor opción?

El café nace de una semilla. Esta se recoge, se seca, se procesa y se tuesta antes de su consumo. Los granos tostados suelen seguir dos caminos: por un lado, se tritura para hacer café molido –que después irá a parar a las cápsulas o los clásicos paquetes–, mientras que el resto va destinado a las empresas procesadoras o los fabricantes de café instantáneo.

El café soluble instantáneo es cómodo para tomar pero contiene químicos que perjudican la salud. Clic para tuitear

El café molido es café verde tostado y machacado. Se obtiene a partir del café en grano, que, tras un proceso de molienda a través de máquinas especializadas, garantiza unas partículas uniformes en calidad y tamaño.

Después del molido se envasa herméticamente al vacío para conservar su aroma el máximo posible. Presenta mayor sabor y aroma.

El café soluble se obtiene tras un proceso de preparación de la infusión de café y secado al agua para obtener el polvo de café soluble por medio de la deshidratación del café. Tiene menor coste y mayor comodidad.

¿Y cuál es el más saludable? ¿Qué café es mejor? El café soluble posee un proceso industrializado con conservantes químicos y esto afecta al aroma y a sus componentes nutricionales.

Además, en algunos casos, se utilizan semillas de tamarindo y polvo de achicoria para darle peso y color. Esto puede generar problemas estomacales, diarrea y otros problemas de salud.

Hay que destacar también que la cantidad de azúcar y acrilamida es superior en el café instantáneo.

Por lo tanto, el café soluble es menos saludable que el café molido ya que posee mayor cantidad de azúcar, mayor cantidad de acrilamida, menos aroma, pérdida de componentes nutricionales y puede producir trastornos gástricos.

Hay que tener en cuenta que el café, de cualquier tipo, puede provocar síntomas como el insomnio, tensión arterial alta o taquicardias, entre otros. Si tienes algunos de estos síntomas y crees que pueden ser provocados por el café, habla con tu médico.

El café tiene contraindicaciones que en ocasiones desconocemos y de las que debemos huir. El café es saludable sí, pero algunos de sus compuestos pueden perjudicar tu salud. Consulta con tu médico antes de tomarlo o si lo haces en dosis elevadas.

Ahora que ya conoces los distintos tipos de café que existen y sus beneficios ya puedes elegir el que más te interese. ¿Nos tomamos un café?

Recuerda compartir con tus amigos este post en las redes sociales para que también conozcan las variedades de esta bebida y qué café es el mejor.

Y recuerda que, en todo lo relacionado con alimentación y nutrición, te esperamos en nuestro Servicio de Nutrición Gratuito Online donde te asesoraremos en lo que necesites.

Si deseas más información sobre la Nutrición Integral, te animamos a descargar el Libro ¿Por qué no Pierdo Peso? (Si hago dieta y ejercicio) de Laura Rojas, Nutricionista y Health Marketing Specialist de Forté Pharma.

Deja tu comentario