Multivitamínicos y la jalea real, ¡un dúo cargado de energía!

Jalea Real, tu mejor aliado contra la contaminación ambiental

Te contamos cómo la jalea real puede ayudarnos a evitar los efectos dañinos de la contaminación ambiental en tu cuerpo y tu salud.

A diario estamos expuestos a aerosoles, óxidos de azufre, monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, hidrocarburos, ozono y anhídrido carbónico, entre otras sustancias nocivas para la salud. La jalea real, el polen, el própolis y los antioxidantes pueden ser tus mejores aliados para combatir sus daños.

Según un informe de la ONG, Ecologistas en Acción, casi el 100 % de la población española respiró aire contaminado en el año 2022. Es más, 7,6 millones de españoles (el 16 % de la población) convivieron con un aire muy contaminado ese año. Y la calidad del aire empeoró con respecto a los dos años anteriores (2020 y 2021), sobre todo por los altos niveles de partículas en suspensión (PM10 y PM2,5).

No en vano, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la contaminación del aire como la mayor amenaza ambiental para la salud humana. Para que te hagas una idea: 9 de cada 10 personas están respirando a diario aire contaminado. Y se cifra en 7 millones las muertes prematuras por esta razón cada año.

El uso de jalea real para la contaminación es cada vez más urgente debido a los daños que los gases del ambiente pueden provocar en nuestro organismo. Clic para tuitear

Contaminación ambiental: amenaza para la nuestra salud

¿A qué estamos expuestos a diario?

Entre los principales agentes contaminantes del aire encontramos los aerosoles, los óxidos de azufre, óxidos de nitrógeno, el ozono, el monóxido de carbono, los hidrocarburos y el anhídrido carbónico (CO2) por ser los más nocivos para la salud y la piel.

También encontramos en el aire de las ciudades altos niveles de metales pesados (cadmio, arsénico y plomo), procedentes, entre otras cosas, de la quema de basuras o la combustión de la gasolina. Estos no son ni química y ni biológicamente degradables, de manera que, permanecen en el medioambiente cientos de años y se acumulan en el organismo.

Además, en general, las partículas de estos contaminantes son microscópicas, de unas 10 micras de diámetro, por lo que pueden penetrar y alojarse en los pulmones. Y hay otras todavía más pequeñas, de 2,5 micras, que pueden llegar a entrar en el torrente sanguíneo.

Para las personas que viven en las ciudades es especialmente adecuado usar la jalea real para la contaminación ambiental. Clic para tuitear

¿Qué problemas para la salud entrañan estos gases?

Esto, como te podrás imaginar, tiene graves consecuencias para la salud, ya que unas partículas tan diminutas son capaces de sobrepasar las defensas de nuestro cuerpo y penetrar en pulmones, corazón y cerebro. De hecho, los expertos hace tiempo que las relacionan con muertes por accidentes cerebrovasculares, cáncer de pulmón, cardiopatías, enfermedades cardiacas y respiratorias, cáncer de pulmón, asma, inflamación pulmonar, insuficiencia pulmonar, deficiencias bronquiales…

“La contaminación ambiental es un problema global y supone uno de los principales problemas de salud pública. Puede empeorar principalmente enfermedades cardiorrespiratorias. Y también se relaciona con la diabetes, la obesidad, el envejecimiento, la demencia senil y otras enfermedades como el cáncer”, asegura la farmacéutica Marta Masi.

A todos nos afecta la contaminación, aunque siempre es peor para los que viven en ciudades, para las personas con patologías crónicas (particularmente cardiorrespiratorias) y para la población infantil. En estos una alta exposición puede suponer enfermedad, invalidez o incluso la muerte.

En el caso de los niños, puede interferir en su crecimiento, incluso desde el mismo embarazo, afectando al desarrollo del feto”, asegura Marta Masi.

Cuando usamos jalea real para la contaminación, evitamos problemas de salud muy serios tanto en adultos como en niños. Clic para tuitear

¿Cómo afectan a nuestra piel?

Todo lo comentado tiene que ver a nivel salud, pero, la contaminación ambiental también daña nuestra piel.

“La polución a la que estamos expuestos a diario, especialmente en las grandes ciudades, afecta al órgano más grande de nuestro cuerpo; la piel. Esta es como una gran barrera protectora que nos protege frente a los agentes externos. Por exposición continuada a agentes contaminantes, su equilibrio puede verse alterado.

Como consecuencia, notaremos cambios, como, por ejemplo: deshidratación, envejecimiento prematuro, manchas y arrugas, empeoramiento de patologías cutáneas como la psoriasis, el acné, la dermatitis y la rosácea”, cuenta la farmacéutica.

Al combatir la contaminación ambiental con el uso de la jalea real, también ayudamos a que nuestra piel tenga un mejor aspecto. Clic para tuitear

Jalea real frente a la contaminación ambiental

Según explica Marta Masi:

“Para prevenir el daño de la contaminación en la piel se recomienda el uso de activos antioxidantes como las vitaminas C y E, por vía tópica y oral, así como de otras sustancias, como la jalea real, el extracto de Reishi, de Polypodium, de Uña de Gato, la vitamina D3 o la niacinamida, que refuercen la función barrera cutánea”.

Detrás de esta sustancia imprescindible para el sistema inmunitario están las abejas. Estos insectos juegan un papel vital en el equilibrio ecológico, la naturaleza y la salud humada, por su capacidad para proporcionarnos miel, jalea real, cera y propóleo.

Precisamente, estos son fundamentales para que el sistema inmune se enfrente a situaciones de estrés, cambios climáticos y contaminación ambiental y/o alimentaria.

La jalea real aumenta las defensas del organismo y mejora el rendimiento y la concentración. En su composición encontramos vitaminas del grupo B, vitaminas C, E y A, minerales y compuestos fenólicos, entre otros. Estos activos tienen acción antioxidante, y pueden ayudar a reducir y frenar el estrés oxidativo que causa la contaminación ambiental en nuestro organismo, protegiendo así nuestra salud”, asegura la experta.

Otros beneficios de la jalea real para la salud

Además de todas sus propiedades mencionadas al usar jalea real para la contaminación ambiental, este compuesto activo ofrece muchas ventajas a nuestro cuerpo, como, por ejemplo:

  • Gracias a su riqueza en antioxidantes contribuye a reducir el envejecimiento prematuro cutáneo.
  • Es un excelente chute de energía.
  • Se suele recomendar en épocas de exámenes o estrés laboral para mejorar el rendimiento físico y mental, así como la concentración.
  • Aumenta las defensas.
  • Previene los trastornos digestivos y refuerza el peristaltismo estomacal e intestinal (contracciones musculares del tracto digestivo).
  • Ayuda a normalizar los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Tiene acción vasodilatadora, por lo que mejora el estado de salud de las personas afectadas con trastornos cardíacos.
  • Aunque es rica en azúcares, normaliza los niveles altos de glucosa en sangre, previniendo la diabetes.
  • Se recomienda en caso de gripe o catarro por su acción antiséptica y bacteriostática.

“Lo idóneo es tomar un suplemento durante uno o dos meses de forma continuada y después descansar. Especialmente en los cambios de estación, como otoño y primavera (astenia primaveral), y también en épocas de alta incidencia de virus y otras infecciones (invierno, principalmente)”, recomienda Marta Masi.

Aparte que frente a la contaminación ambiental, la jalea real nos ayuda de otras muchas maneras en nuestro cuerpo. Clic para tuitear

¿Quién debería tomar jalea real?

Salvo contraindicación, todo el mundo debería tomarla, para protegernos de la contaminación atmosférica y alimentaria, y está especialmente indicada:

“En deportistas, niños con mucha actividad o problemas de concentración, ancianos, o en personas que sufren estrés y sobreesfuerzo. También en épocas en las que nos sentimos con menos energía o que demandamos más de ella (exámenes, viajes, estrés laboral). Y, además, en las temporadas de frío, porque sirve de gran ayuda para protegernos de las infecciones y resfriados, al aumentar las defensas del organismo”, aconseja la farmacéutica.

¿Quién no debería tomar jalea real?

Está contraindicada en personas que toman medicamentos anticoagulantes, tienen alergia a alguno de sus ingredientes, u otras sustancias de las abejas como la miel o el própolis. Tampoco se debe prescribir en asmáticos, enfermedad de Addison, embarazo y lactancia. Y en diabéticos, yo no la recomendación, por contener azúcar”, aconseja Marta Masi.

Jalea real para la contaminación ambiental, ¿Cómo nos ayuda?

Otras sustancias que pueden ayudarnos

Además de la jalea real, hay otros activos naturales que pueden prevenir y revertir los efectos de la contaminación ambiental en nuestro organismo. Estas son algunas de ellas:

Polen

Es la sustancia que elaboran las abejas y un potente antiinflamatorio.

“Si el mundo supiera el poder alimenticio proteínico del polen, no habría polen en el mundo para abastecer la demanda”, asegura el apicultor Román Cid.

Es lo que podríamos decir un superalimento, ya que es rico en proteína, ácido fólico, vitaminas del grupo B, minerales… Y, por ejemplo, contiene más aminoácidos que los que encontramos en los lácteos, la carne o los huevos.

Se puede consumir en grano, cápsulas o polvo. Una buena forma de introducirlo en la dieta es añadiendo unos gránulos a las ensaladas, los caldos, batidos y yogures.

“Contribuye a reforzar el sistema inmunitario”, según la experta.

Si el mundo supiera el poder alimenticio proteínico del polen, no habría polen en el mundo para abastecer la demanda. Clic para tuitear

Própolis

Es una sustancia similar a la resina, que también producen las abejas cuando van a fabricar la miel. El própolis combate bacterias, virus, hongos y, según un estudio publicado en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine también tiene importantes beneficios antiinflamatorios, antioxidantes e inmunomoduladores.

Por todo ello, sería un buen complemento para fortalecer el sistema inmunitario y mejorar nuestra respuesta frente a la contaminación. Se puede encontrar en forma de gotas, jarabe, caramelos, spray y comprimidos.

El própolis también es una opción similar a la jalea real para la contaminación ambiental. Clic para tuitear

Vitaminas antioxidantes A, C y E

Son los antioxidantes con más estudios y avales científicos. Y “son esenciales para neutralizar y reparar el daño solar, y protege las células frente al daño oxidativo y medioambiental”, asegura esta experta.

Concretamente, la vitamina C contribuye a la formación de colágeno nuevo (proteína fundamental cuya producción se inhibe con la exposición al sol, la contaminación y el estrés).

L-Glutation

Es un potente antioxidante celular que se une a los radicales libres y las toxinas y las neutraliza. Sus reservas en el organismo merman con la edad y la exposición a tóxicos como el tabaco, el alcohol y la contaminación ambiental.

“Tener niveles bajos supone que estamos desprotegidos frente a la oxidación”, advierte la farmacéutica.

Combinar algunos activos naturales con la jalea real para la contaminación puede reforzar los efectos positivos. Clic para tuitear

Péptidos de colágeno

“La exposición a los rayos UV, la contaminación y el estrés provocan la formación de radicales libres (ROS) o moléculas inestables de oxígeno reactivo, que degradan el colágeno, lo que puede derivar en pérdida de firmeza y elasticidad. Y es que, esta proteína es muy susceptible al estrés oxidativo”, asegura Marta Masi.

Selenio

Un estudio en ratones realizado por la Universidad de Córdoba reveló que este mineral puede reducir el daño que provoca la exposición a los metales pesados (arsénico, cadmio, mercurio) y los restos fármacos (diclofenaco, flumequina).

El selenio en dosis bajas activa predispone a una mejor defensa por parte del organismo, según el estudio.

Un estudio reveló que el selenio ayuda a reducir el daño que provoca la exposición a los metales pesados. Clic para tuitear

Extracto seco de Reishi

Al Reishi también se le conoce como el ‘hongo de la eterna juventud’. “Tiene efecto inmunomodulador, inmunoprotector y antiaging”, según la experta.

Extracto seco de Polypodium

“El Polypodium es fotoprotector, inmunomodulador, antiinflamatorio y antiprurito”, detalla Marta Masi.

Extracto seco de uña de gato

Tiene propiedades antiinflamatorias, protege frente al estrés oxidativo y refuerza el sistema inmune.

Extracto seco de té verde

La revista científica Environmental Pollution publicaba una investigación dirigida por la profesora Paz Herráez, que asegura que las catequinas EGCG del té verde pueden revertir malformaciones cardiacas debidas a altas concentraciones de bisfenol A (BPA, un contaminante plástico común).

Extracto seco de granada

Un equipo de investigadores de la Universidad de Estocolmo creó y probó con éxito cristales compuestos con extracto de granada, ricos en polifenoles (taninos), para purificar el agua de los contaminantes farmacéuticos.

“Es un potente antioxidante que refuerza el sistema inmunitario y mejora el estado de la piel”, añade Masi.

Niacinamida

Es la vitamina B3 y reduce el daño solar y el estrés oxidativo que provoca la contaminación.

Vitamina D3

Algunos expertos aseguran que la contaminación del aire y algunos metales pesados (cadmio, plomo, uranio, cesio) reducen la producción cutánea de vitamina D, ya que bloquean los fotones B ultravioleta (radiación UVB).

¡No olvides compartir esta información tan valiosa para que tus contactos usen la jalea real contra la contaminación ambiental y combatir sus efectos! Nosotros ya nos estamos haciendo con muchos de los activos. Porque Yo Elijo Cuidarme, ¿y tú?

Si deseas más información sobre la Nutrición Integral, te animamos a descargar el Libro ¿Por qué no Pierdo Peso? (Si hago dieta y ejercicio) de Laura Rojas, Nutricionista y Health Marketing Specialist de Forté Pharma.

Deja tu comentario