Comer alimentos sin gluten, ¿es buena para todos?

Comer sin gluten, ¿solo para celíacos o bueno para todos?

Comer sin gluten es la dieta de alimentación para celiacos, pero ¿es bueno para el resto prescindir de alimentos con este ingrediente? ¡Te lo contamos!

En los últimos tiempos, se ha instaurado la moda de desterrar todos aquellos alimentos que contengan gluten. Comer sin gluten ya no se hace solo por necesidad.

Hay personas denominadas “antigluten” que deciden retirarlo de su alimentación debido a creencias como: “El gluten engorda”, “No tomarlo es más saludable” o “No consumirlo aumenta su energía”.

Comer sin gluten parece haberse convertido más en una moda que en una necesidad pero ¿es beneficioso para nuestro organismo? Clic para tuitear

Sin embargo, todas estas afirmaciones no están basadas en ninguna evidencia médica. Para desbancar algunos mitos relacionados con este ingrediente, debemos empezar por el principio.

¿Qué es el gluten?

El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de muchos cereales: trigo, cebada, centeno, triticale (híbrido de trigo y centeno), espelta y algunas variedades de avena.

En el caso de la avena, aunque propiamente no contiene gluten, debido a que la alteran mucho en el mercado, se clasifica dentro de los cereales con gluten porque sus proteínas estructuralmente son muy similares a las del gluten.

Además, suele aparecer muy contaminada en el mercado, por lo que siempre debemos asegurar su certificación “sin gluten” para confirmar que está libre de esta proteína.

Cada día es más sencillo llevar una dieta sin gluten por la amplia oferta de alimentos ‘sin gluten’ en el mercado. Clic para tuitear

Sigamos hablando del gluten. Se trata de una mezcla de proteínas de bajo valor nutricional y biológico, con baja calidad debido a deficiencias en aminoácidos esenciales.

Este conjunto de proteínas está formado por glutenina y gliadina. La gliadina es la proteína que presenta un mayor problema respecto a la intolerancia al gluten en general y a la enfermedad celíaca en particular.

¿Qué es la celiaquía?

La celiaquía es una enfermedad autoinmune que afecta a un número relativamente pequeño de personas: aproximadamente de un 0.5 a un 1% de la población.

Las personas que la sufren son incapaces de digerir esta proteína por completo ya que tras la ingesta se generan fragmentos proteicos que activan el sistema inmunológico al detectar esos fragmentos como tóxicos, desencadenándose reacciones adversas.

Algunas de ellas son diarrea crónica, dolor abdominal, hinchazón, vómitos, erupciones cutáneas, y a más largo plazo, pérdida de peso.

Al ingerir alimentos que contienen gluten, el sistema inmune de estas personas reacciona dañando la mucosa del intestino delgado, produciendo inflamación y atrofia de sus vellosidades.

La celiaquía afecta entre el 0.5 y 1 % de la población y es la incapacidad de digerir la proteína del gluten, provocando varias reacciones adversas. Clic para tuitear

Por otro lado, el gluten también afecta a las personas que poseen sensibilidad al gluten –aproximadamente se estima que afecta a un 6 % de la población–. Esta enfermedad presenta síntomas similares a los de la celiaquía, como calambres musculares y entumecimiento de piernas, pero no daña el intestino delgado como sucede en la enfermedad celíaca.

Actualmente, comer sin gluten es el único tratamiento para la enfermedad celíaca. Con esto, el intestino vuelve a regenerar sus vellosidades y a funcionar con normalidad. En cambio, las personas que sufren sensibilidad al gluten deben dejar de tomarlo para ver si los síntomas desaparecen.

Conocer los cereales que no contienen gluten: el arroz, el trigo sarraceno, mijo, quinoa, teff, amaranto y maíz, es imprescindible para estas personas.

Comer alimentos sin gluten, ¿es buena para todos?

¿Qué alimentos contienen gluten?

Además de los cereales comentados, el gluten también aparece en alimentos como embutidos o patés, quesos fundidos de untar, rallados o en lonchas, conservas de carne y pescado, sucedáneos de café, chocolate, frutos secos, golosinas y helados.

El almidón puede separarse del gluten a través de un proceso denominado molturación húmeda obteniéndose almidón de trigo apto para celíacos. De ahí que podamos encontrar en el mercado una amplia variedad de alimentos con la etiqueta ‘sin gluten’. Gracias a ello, cada día es más sencillo comer sin gluten dada la amplia oferta de estos.

Comer sin gluten, ¿para todos?

No podemos afirmar que el gluten engorde o que aumente la energía. Tampoco que sea más saludable y que mejore nuestro corazón.

Como hemos visto, el gluten aparece en alimentos con un alto índice glucémico como pasta, pan, pizza, galletas, bollería industrial o salsas. De ahí la creencia de que el gluten engorda. De hecho, incluso si no somos celíacos y no tenemos necesidad de comer sin gluten, debemos tener especial cuidado con ellos si queremos llevar una alimentación equilibrada.

Estos alimentos, ricos en hidratos de carbono, pueden conducirnos a un aumento de peso. Pero no por motivos relacionados con el gluten. No hay que olvidar que un alimento sin gluten no quiere decir que no contenga azúcares o grasas.

Hay que mencionar que, evitar esta proteína no presenta beneficios para nuestra salud coronaria. De hecho, hay estudios en los que se demuestra que el grano tiene un efecto protector contra las afecciones del corazón.

Comer sin gluten es más caro y no aporta ningún beneficio a las personas no celíacas ni sensibles al gluten. Clic para tuitear

Evitar esta sustancia no es beneficioso para nuestra salud. Es más, si no se realiza correctamente, puede dar lugar a carencias o déficit nutricionales. De hecho, los productos sin gluten no suelen estar enriquecidos con vitaminas como la B9 o ácido fólico y tienen mucha menos fibra dietética que un producto de cereal integral.

Lo que sí es evidente es que tomar alimentos sin gluten es más caro sin reportarnos ningún beneficio. Por ejemplo 1 Kg de fideos cuesta 0,7€ mientras que, 1Kg de fideos “sin gluten”, cuesta 3,2 €. La diferencia es notable.

Consumir alimentos sin gluten puede perjudicarnos más que beneficiarnos. Clic para tuitear

Los expertos están preocupados de que esta moda siga extendiéndose y finalmente la gente acabe comiendo peor cuando justo se pretende lo contrario.

De hecho, comentan que “una dieta sin gluten solo es necesaria en caso de celiaquía o sensibilidad al gluten, no como moda o como algo beneficioso para todo el mundo”.

Comparte este artículo en tus redes para que todas las personas de tu entorno conozcan la verdad sobre llevar una alimentación sin gluten.

¿Te estás planteando llevar una dieta equilibrada? Ya has visto que comer sin gluten sin motivo no es la solución. Contáctanos a través de nuestro Servicio Gratuito de Nutrición Online y te daremos las pautas necesarias para que comas rico y sano. Nosotros ya lo hacemos, porque Yo Elijo Cuidarme, ¿y tú?

Deja tu comentario