Alimentos procesados y ultraprocesados, ¿son saludables?

Alimentos procesados y ultraprocesados, ¿son saludables?

Te explicamos la diferencia entre los alimentos procesados y ultraprocesados y, lo más importante, si son saludables o cómo afectan a nuestra salud.

En este artículo te hablaremos sobre uno de los temas más importantes del mundo de la nutrición y que está cambiando la conciencia de millones de personas en todo el mundo. Se trata de los alimentos procesados, ultraprocesados y la tendencia del “Realfooding”.

Antes de nada, debemos saber de qué se trata esta categorización de alimentos procesados y ultraprocesados ya que, muchas veces, puede no verse la diferencia a la hora de distinguirlos y categorizarlos.

Es importante resaltar que estos productos no se diferencian por las calorías que tienen, ni por su composición, sino por los procesos por los que pasa el alimento antes de ser comprado y consumido.

Diferencias entre los alimentos procesados y ultraprocesados

Así que, como las diferencias importantes entre ambos tipos de alimentos se encuentran en el proceso al que son sometidos, veamos cómo es cada uno de estos:

Alimento mínimamente procesado

Es el alimento que no experimenta ningún tipo de procesado industrial para su consumo, por ejemplo, las frutas o las verduras que se venden a granel en el supermercado, los pescados y mariscos frescos, la leche fresca o los cereales 100% integrales.

Buen procesado o alimento procesado

El alimento procesado es la propia materia prima que se encuentra mínimamente transformada, es decir, ha pasado por un procesamiento industrial o artesanal que no perjudica la salud del consumidor o incluso aporta beneficios en ella. Es el alimento que menos alteraciones ha sufrido antes de venta en el supermercado.

Lo entenderás perfectamente con estos ejemplos: las legumbres que se venden en el tarro de cristal son un buen procesado, es decir, son legumbres que ya vienen cocidas. También los yogures y lácteos fermentados, ya que a partir de la leche se ha creado un producto sano y que proporciona beneficios en la salud de las personas. Otro ejemplo son las frutas y verduras congeladas, por ejemplo.

Alimento ultraprocesado

El alimento ultraprocesado es todo alimento que ha sufrido varios procesos industriales para garantizar su palatabilidad y que, por ello, no son saludables. Son el origen de una mala alimentación y, como consecuencia, de la aparición de determinadas enfermedades metabólicas.

Además, los alimentos ultraprocesados están caracterizados por ser los productos más baratos del supermercado, por lo que están al alcance de mucha más gente.

Ejemplo de este tipo de alimentos son los snacks, como las patatas fritas y los gusanitos, y la comida precocinada: lasaña, albóndigas, legumbres enlatadas, entre otros.

El grado de peligrosidad de los alimentos ultraprocesados dependerá del tipo de proceso al que ha sido sometido. Clic para tuitear

Estos alimentos suelen tener más de cinco ingredientes en su composición, entre los que se encuentran harinas refinadas, azúcares añadidos, aceites vegetales refinados, aditivos y sal proporcionándoles esa gran palatabilidad.

Además, tienen la característica de tener una gran cantidad de calorías y de ser pobres en nutrientes que sean beneficiosos al organismo del consumidor.

Esta clasificación es básica para saber qué alimentos son mejor y, por lo tanto, en los que tenemos que basar nuestra dieta diaria. Y por otro lado, saber esto también nos ayuda a determinar qué alimentos son nocivos y que, por lo tanto, debemos evitar.

Alimentos procesados y ultraprocesados, ¿son saludables?

¿Cómo diferenciar los alimentos procesados de los ultraprocesados?

Aunque la anterior definición nos da muchas pistas, no es suficiente para saber distinguir ambos tipos de alimentos del todo.

El consumo continuado de alimentos procesados y ultraprocesados puede dar lugar a enfermedades serias. Clic para tuitear

Las numerosas campañas publicitarias y de marketing que existen hoy día enmascaran algunos productos haciendo creer al consumidor que son buenos o no tan malos, cuando en realidad no es así. Para identificar este tipo de estrategias hay que saber varias cosas:

  • Un buen procesado, por regla general, no tendrá más de 5 ingredientes en su composición.
  • Cuando detalle en su presentación lemas como 100 % integral, es sospechoso. Hay que asegurarse de que, en la etiqueta nutricional y la lista de ingredientes, el primero de ellos sea efectivamente un cereal o harina integral.
  • Cuando habla de aceites, hay que saber distinguir entre un aceite refinado de un aceite saludable y natural.

Realfooding; ¡evita los alimentos ultraprocesados!

El Realfooding es la tendencia que conciencia a la población sobre este tipo de productos y es, además, un estilo de vida basado en comer comida real y no alimentos ultraprocesados.

El Realfooding es la mejor manera de evitar los alimentos ultraprocesados poco saludables. Clic para tuitear

¿Cómo ponerlo en práctica y mantenernos saludables?

  • Basa tu alimentación en alimentos reales o mínimamente procesados, es decir, en alimentos saludables que te proporcionen los nutrientes que necesita tu organismo para conseguir un buen estado de salud.
  • Complementa la alimentación con buenos procesados. Alimentos que conservan sus cualidades organolépticas, no son nocivos para la salud y, a pesar de estar ligeramente transformados, pueden aportar grandes beneficios en la salud de las personas.
  • Evita los alimentos ultraprocesados, ya que su consumo frecuente origina un incremento de peso y como consecuencia, la aparición de enfermedades asociadas a una mala alimentación. Pueden incluso interferir en el ánimo y en la energía diaria que necesitamos para poder realizar todas las tareas del día.

Como ves, la nutrición de hoy en día se basa principalmente en seguir una alimentación saludable, equilibrada y variada, además de promover otros aspectos saludables como puede ser la actividad física, la disminución del estrés y la promoción del buen descanso.

Es muy importante saber qué tipo de alimentos compramos y qué estamos comiendo, ya que, sin saberlo, podemos incorporar a nuestra dieta productos que creemos que son sanos y que, por lo contrario, no lo son.

¿Quieres más información, consejos o ayuda para llevar una dieta equilibrada y saludable? ¡Pues contacta con nosotros a través de nuestro Servicio Gratuito de Nutrición Online!

Nos preocupa que el consumo de alimentos ultraprocesados cada día esté en aumento. ¡Ayúdanos a frenarlo! ¿Cómo? Compartiendo este artículo en tus redes sociales.

Nosotros, mientras tanto, vamos a darle un vistazo a nuestra despensa para deshacernos de todo lo que no sea saludable, porque Yo Elijo Cuidarme, ¿y tú?

Deja tu comentario