Síndrome del intestino irritable: Síntomas y dieta a seguir

Síndrome del intestino irritable, ¿qué dieta seguir para aliviarlo?

Conoce los síntomas del síndrome del intestino irritable, un trastorno digestivo que puede ser muy molesto, y su tratamiento a través de la alimentación y la dieta adecuadas.

Hoy hablaremos sobre una de las patologías más frecuentes y escuchadas en los últimos tiempos: el síndrome del intestino irritable (SII). Piensa en las personas que te rodean, seguro que conoces a alguien que le han diagnosticado o dice tener este síndrome.

Desde este artículo te ayudaremos a conocer bien esta patología y el tratamiento dietético que puede disminuir e incluso hacer desaparecer los síntomas.

¿Qué es el síndrome del intestino irritable?

Es un trastorno funcional digestivo que afecta del 10-20 % de la población y causa dolor o molestia abdominal y alteraciones en el tránsito intestinal.
Una mala alimentación puede ser causante del agravio de los síntomas del síndrome del intestino irritable. Clic para tuitear
Cabe destacar que, en la mayoría de los casos, no hay una causa conocida que origine este síndrome, motivo por el cual se incluye en la categoría de trastorno funcional, por el desconocimiento de la causa orgánica que lo ocasiona. Sin embargo, sí se conocen los factores que lo pueden desencadenar:

  • La mala coordinación entre las señales del cerebro y el intestino pueden hacer que, ante procesos motores o sensoriales normales del intestino, el cuerpo reaccione de forma anormal y se pueda tener sensación de molestia o dolor abdominal.
  • Inflamación intestinal por una alteración de las células inmunitarias en el intestino.
  • Infecciones ocasionadas por virus o bacterias, que pueden cursar con episodios de gastroenteritis y como consecuencia ocasionar un problema crónico en el intestino.
  • Alteraciones en la microbiota
  • Episodios de estrés pueden ocasionar una mayor sensación de dolor o incluso dar lugar a un brote de síndrome del intestino irritable.
  • Hormonal: las mujeres son más propensas ya que tienen más cambios hormonales y por ello más probabilidad de padecer este síndrome.
  • Dieta: muchas personas sienten un empeoramiento de los síntomas cuando su dieta es inadecuada, rica en alimentos grasos, procesados y poco saludables. Las intolerancias alimentarias no detectadas también pueden dañar el intestino y desencadenar este síndrome.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del intestino irritable?

Muchos de sus síntomas son similares a otras patologías digestivas y pueden confundirse a priori.

Sin embargo, lo que caracteriza al síndrome del intestino irritable es la prevalencia en el tiempo de estos síntomas sin que reviertan, aunque su intensidad puede variar a lo largo del tiempo, pudiendo ocasionar lo que llamamos “brotes”, en los que por determinadas circunstancias la molestia o dolor es mayor.
Los síntomas del síndrome del intestino irritable se pueden confundir fácilmente con afecciones más leves. Clic para tuitear
Los síntomas se determinan en una lista diagnóstica específica y establece que los síntomas deben ser continuos o recurrentes en, al menos, tres meses al año.

El principal síntoma es el dolor o malestar abdominal, que se caracteriza por algunas de las siguientes especificaciones:

  • Aliviado por la defecación.
  • Inicio asociado al cambio en la frecuencia de deposiciones.
  • Inicio asociado con un cambio de apariencia de estas.

Además, existen varios síntomas que apoyan el diagnóstico:

  • Esfuerzo excesivo cuando vas al baño.
  • Distensión abdominal.
  • Sensación de evacuación incompleta.
  • Deposiciones con moco.
  • Menos de tres deposiciones a la semana (estreñimiento).
  • Más de tres deposiciones al día (diarrea).
  • Heces duras, blandas o acuosas.
Síndrome del intestino irritable: Síntomas y dieta a seguir

Dieta para el síndrome del intestino irritable

No hay una dieta específica para tratar el síndrome del intestino irritable, sin embargo, la dieta baja en FODMAP se recomienda ante este tipo de casos, ya que se ha demostrado que mejora los síntomas de forma notable.
Una dieta adecuada es crucial para reducir síntomas del síndrome del intestino irritable. Clic para tuitear
En la siguiente lista, te mostramos qué alimentos se aconsejan y cuáles no, en el formato de dieta baja en FODMAP.

Frutas

Algunas frutas están permitidas en una dieta pensada para el síndrome del intestino irritable. Sin embargo, hay que evitar algunas. Aquí tienes una lista:

  • Aconsejadas: melón, pomelo, kiwi, limón, naranja, mandarina, piña, moras, frambuesas y plátano.
  • Consumo moderado: uvas
  • A evitar: manzana, pera, cerezas, frutas desecadas, zumos de fruta, mango, nectarinas, caqui, ciruela y sandía.

Verduras

Entre las verduras en una dieta baja en FODMAP, debes tener en cuenta:

  • Aconsejadas: pepino, berenjena, endivias, jengibre, pepinillo, espinaca, cebollino, tomates, tomates cherry, zanahoria.
  • Consumo moderado: lechuga, brócoli, coles de Bruselas, apio, coliflor, champiñones.
  • A evitar: alcachofas, espárragos, repollo, legumbres, ajo, cebolla y puerros.

Azúcares

No están recomendados, pero se entiende que en algún momento se necesitan. Ten en cuenta que:

  • Consumo moderado: cacao o chocolate puro.
  • A evitar: agave, miel, dulces y azúcares artificiales.

Almidones

  • Aconsejados: patatas y arroz blanco.
  • Consumo moderado: pasta, cuscús y avena.
  • A evitar: trigo integral, cereales integrales, galletas y arroz integral.

Grasas

  • Aconsejadas: mantequilla y aceite de oliva.
  • A evitar: aderezos para ensaladas.

En este caso no hay ingredientes de consumo moderado.

Frutos secos

No hay ninguno aconsejado, pero:

  • Consumo moderado: nueces de macadamia, piñones, pipas de girasol y de calabaza, nueces y semillas de sésamo.
  • A evitar: almendras, pistachos, avellanas y cacahuete.

Proteínas

Las proteínas se incluyen en una dieta baja en FODMAP por ser muy necesarias en nuestro organismo.

  • Aconsejadas: pollo, carne, pescado y marisco, huevos, mozzarella, queso parmesano, queso brie, queso ricote, queso camembert.
  • Consumo moderado: quesos curados, semicurados y cremosos.
  • A evitar: productos adobados y marinados, embutidos, carnes procesadas, queso fresco, yogur y leche.

Bebidas y alcohol

Entre las bebidas se recomienda el consumo de aguas e infusiones.

  • Consumo moderado: vinos secos, café y té de frutas.
  • A evitar: gaseosas, vinos dulces, cerveza y otras bebidas alcohólicas.

Modificando y seleccionando los alimentos adecuados para el síndrome del intestino irritable, podemos lograr grandes cambios para minimizar las manifestaciones clínicas de este trastorno.

Además, cambiando algunos hábitos como aumentando la práctica de ejercicio físico e intentando relajarnos y disminuir nuestro grado de estrés, podemos contribuir a nuestro bienestar digestivo.

Si quieres más detalles sobre la dieta adecuada para el síndrome del intestino irritable, contacta con nosotros a través de nuestros Servicio de Nutrición Online totalmente gratuito.

¡Y recuerda compartir este post con tus amigos y familiares en las redes! Nunca sabes quién puede necesitar esta información.

Nosotros vamos a comenzar a cuidar nuestra alimentación, que es la base para evitar muchas afecciones, porque Yo Elijo Cuidarme, ¿y tú?

Productos que te cuidan

Forté Stress 24h

Forté Stress 24h

¡Para que los días sean más tranquilos! Una solución innovadora para ayudar eficazmente en los periodos de estrés. Una fórmula completa que asoca plantas adaptógenas y magnesio marino, en un comprimido bicapa de doble liberación, para un efecto inmediato y prolongado.

Forté Stress Flash

Forté Stress Flash

¡El nuevo reflejo contra el estrés! Lucha contra el estrés pasajero gracias a la fórmula de Forté Stress Flash, asociación de rhodiola y de amapola, dos plantas de referencia reconocidas por su acción contra el estrés.

Deja tu comentario