¿Dormir adelgaza? ¿Y poco engorda? ¡Te contamos la verdad!

¿Dormir adelgaza y hacerlo poco engorda?

Se escucha mucho decir que dormir adelgaza a la vez que, hacerlo poco, engorda pero ¿cuál es la verdadera relación entre el sueño y el peso? Te lo explicamos.

¿Sabías que los problemas de sueño pueden llevar a obesidad y que la obesidad puede llevar a problemas de sueño? De acuerdo con varios estudios, dormir menos de 6 horas cada noche puede aumentar hasta un 70 % el riesgo de obesidad.
Dormir poco incide en el peso de manera directa, causando sobrepeso y obesidad. Clic para tuitear
Para mantener un peso saludable es tan importante descansar bien como lo son la dieta y el ejercicio.

Una primera investigación en 2011 (The American Journal of Clinical Nutrition) y muchas otras posteriores, revelan que, con únicamente 5 días de no dormir la cantidad y calidad de horas que necesita nuestro cerebro, consumiremos 296 calorías por día extra de lo que exige nuestro cuerpo. Y si vamos sumando los días de mal dormir y las calorías extra por día, entendemos el por qué no bajamos de peso o por qué somos obesos.

El efecto de dormir poco en el peso

Cuando hablamos de las causas del sobrepeso, lo primero que se nos viene a la mente es que existe un aumento en el consumo de calorías y una disminución del gasto energético. Aunque las variables son muchas, la falta de sueño, sin duda, es una de las principales.

Debido a la falta de sueño, nuestro cuerpo sufre trastornos hormonales, según han demostrado algunos estudios. Por ejemplo, de dormir 8 horas a 5 horas se modifican las hormonas en sangre, la hormona de la saciedad, leptina, disminuye un 15 % y la del apetito, ghrelina, aumenta un 15 %.
Dormir poco provoca un cambio de hormonas que nos hace engordar. Clic para tuitear
También se ha demostrado que una de las causas del insomnio y de no dormir bien es engordar porque aumenta el cortisol y, por lo tanto, mayor estrés, mayor ansiedad por la comida y un aumento de peso. Sube el nivel de las hormonas relacionadas con la presión arterial: catecolamina.

Se llega a la conclusión tras estos sucesos que, las personas con falta de sueño sentían menos saciedad, más apetito, estaban más estresadas y terminaban subiendo de peso aumentando el IMC de forma considerable (IMC mayor 3,6%).

¿Por qué dormir poco engorda?

La falta de sueño va a hiperactivar las vías de la recompensa a nivel cerebral, lo que nos llevará a estar más receptivos al placer. Por lo tanto, buscaremos alimentos que nos den esa sensación, es decir, los ricos en hidratos de carbono y grasas como patatas fritas, pizzas, hamburguesas, etc.
No dormir bien provoca un bajo gasto energético debido al cansancio y la fatiga que nos causa. Clic para tuitear
Notaremos más cansancio, más somnolencia y más fatiga, así como un menor rendimiento físico a lo largo del día y como consecuencia, un menor gasto energético.

La falta de sueño de calidad es un factor ambiental modificable que contribuye al desarrollo de obesidad, tanto en la edad temprana como adulta, según han avisado desde el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO). Desde allí nos recuerdan que en España una de cada cuatro personas padece trastornos del sueño y una de cada dos tiene exceso de peso. No se puede negar entonces que la mala calidad de sueño es un factor promotor de obesidad.

Dormir bien es importante pues el sueño reparador actúa como un regulador de procesos endocrinos y metabólicos, y por ende, como determinante de la homeostasis energética. Hay evidencias a nivel clínico y experimental que señalan fuertemente que la reducida calidad y cantidad de sueño propician pérdida de la homeostasis energética, sobrepeso y a largo plazo síndrome metabólico y obesidad.

¿Dormir adelgaza? ¿Y poco engorda? ¡Te contamos la verdad!

¿Qué provoca la falta de sueño y el aumento de peso?

La obesidad y el sobrepeso resultan del exceso de tejido graso acumulado, lo cual se refleja en el volumen corporal. Esta acumulación de grasa ocurre cuando la ingestión excesiva de energía sobrepasa el gasto energético (González-Barranco & Ríos-Torres, 2004). Para evitarlo lo ideal es que, la ingestión de alimentos y el gasto energético, sean equivalentes en kilocalorías para mantener un equilibrio en el peso corporal.

El estilo de vida moderno fomenta las actividades nocturnas en el que se hace necesario el uso de la luz eléctrica, la televisión y el ordenador, como herramientas de entretenimiento durante la noche que han conseguido desplazar al sueño.
El estilo de vida nocturno hace que no tengamos un sueño reparador y, por lo tanto, un aumento del peso. Clic para tuitear
De tal manera, el estilo de vida actual ha sido el culpable de que no durmamos hasta medianoche (Martinez-Gomez, 2010). Los horarios de trabajo y las clases, sin embargo, no han cambiado y requieren que los individuos se despierten temprano, lo que crea una controversia entre ambos factores reduciendo las horas de sueño y, por tanto, aumentando la obesidad y el sobrepeso.

Este fenómeno afecta principalmente a los jóvenes y niños, que permanecen despiertos por largas horas de noche, convirtiendo la disminución en la duración del sueño como una característica de su estilo de vida (Leproult & Van Cauter, 2010).
Trabajar de noche es causa de obesidad por mantener la actividad nocturna y robarle calidad al sueño. Clic para tuitear
La posible relación entre dormir poco y la obesidad puede explicarse desde varias situaciones. Por ejemplo, el trabajo nocturno también hace que durmamos menos y peor. De hecho, las estadísticas marcan que los trabajadores nocturnos se han detectado muchos más casos de sobrepeso y obesidad que en la población en general. Esto, a su vez, ha provocado un mayor riesgo de enfermedades metabólicas.  (Rand, Macgregor & Stunkard, 1999). A esto hay que sumar que, pasar tantas horas despiertos de noche, puede incentivarnos a comer más de la cuenta.

Por lo tanto, ha quedado claro que dormir poco influye en el peso, por lo que para evitar la obesidad y el sobrepeso, debemos tener un estilo de vida saludable y dormir más y mejor. Un sueño de cantidad y calidad. Para ello, te damos algunos trucos para dormir bien y decir adiós al insomnio y tratamientos frente al insomnio.

¿Te gustaría saber cómo llevar un estilo de vida saludable a través de la alimentación? Te esperamos en nuestro Servicio de Nutrición Online totalmente gratuito en el que podemos elaborarte un plan alimenticio personalizado.

Y recuerda compartir en las redes este artículo para que todos tus amigos puedan unirse a nuestro lema: ¡Yo Elijo Cuidarme! ¿Y tú?

Productos que te cuidan

Forté Melatonina 1900 Flash

Melatonina 1900 Flash

Para las personas que “sueñan” con dormir, los Laboratorios Forté Pharma acaban de lanzar la solución que, además de ayudarte a conciliar el sueño, lo hace de la manera más rápida. La nueva Melatonina 1900 Flash combina Melatonina, que te ayudará a regular tu reloj biológico, con unas sales solubles que favorecen su absorción y consiguen un efecto más rápido. ¡Duérmete en un “flash”!

Deja tu comentario