¡Descubre los secretos para limpiar el hígado graso naturalmente!

¿Cómo realizar una limpieza del hígado graso?

Desde Yo Elijo Cuidarme te damos las claves para limpiar el hígado graso y sentirte bien por dentro y por fuera.

El hígado es uno de nuestros órganos vitales, por lo que sí o sí que funcione correctamente debe ser prioritario para gozar de un buen estado de salud. ¿Por qué es esto tan importante? Porque este órgano cumple funciones tan necesarias como:

  • Se va a encargar de almacenar la energía.
    Si nuestro cuerpo no necesita la glucosa que tiene disponible para cualquier reacción energética de nuestras células, se va a almacenar en forma de glucógeno en nuestro hígado y también en los músculos para utilizarlo posteriormente cuando lo necesitemos.
  • Se encarga de la digestión de los alimentos.
    Va a producir una sustancia fundamental llamada bilis cuya función es ayudar a la digestión de las grasas en el intestino delgado, además de una correcta absorción de todas las vitaminas que sean liposolubles.
  • Se encarga de detoxificar el organismo.
    Este órgano va a filtrar y depurar la sangre de todas aquellas sustancias que puedan ser nocivas para nuestra salud.

¿Qué es el hígado graso?

Vistas las funciones tan importantes que cumple, podemos confirmar que un mal funcionamiento del hígado acabará inevitablemente en alguna patología que afecte a nuestro estado de salud. Motivo más que suficiente por el que tenemos que cuidarlo con mucho esmero. Una de las patologías actuales más frecuentes y que afecta ya a más de un 20 % de la población es el hígado graso, pero ¿sabemos realmente que es un hígado graso?

Cuando hablamos de hígado graso no nos referimos al asociado con el alcoholismo. Es importante hacer esta diferenciación, ya que el hecho de consumir cantidades grandes de alcohol acaba en una patología grave del hígado.

Se trata por lo tanto de un acúmulo de grasa superior al habitual que hay en las células hepáticas y que actualmente se asocia a trastornos metabólicos como la obesidad, la resistencia a la insulina, colesterol o triglicéridos, entre otras.

Es cierto que este órgano en su célula tiene una composición relativamente alta en cuanto a grasa, pero cuando nos diagnostican con hígado graso no asociado al alcohol, suele ser que más de un 5 % de la célula en su composición es grasa y eso no es saludable para nosotros, ni para nuestro hígado.

Hay muchas maneras de desintoxicar el hígado graso y sentirnos bien por dentro y por fuera. Clic para tuitear

Causas del hígado graso

Vamos a ver cuáles son los motivos principales por los que desarrollamos un hígado graso no asociado al alcohol:

Obesidad

El hecho de tener un peso elevado hace que nuestro organismo se encuentre inflamado, por lo que puede acabar acumulando un exceso de grasa en este órgano.

Hidratos de carbono refinados

Su uso no controlado acaba por desarrollar obesidad en las personas, que como te mencionábamos con anterioridad, es más frecuente que acaben desarrollando un hígado graso.

Bebidas carbonatadas y azucaradas

Otro componente demasiado habitual en nuestros menús que no aportan nada bueno. Finalmente contribuyen a desarrollar sobrepeso u obesidad y, por ende, hígado graso.

Productos altamente grasos

Cuando incluimos en nuestra alimentación diaria embutidos, bollería y otros ingredientes procesados, lo más lógico será que terminemos buscando remedios para limpiar el hígado graso.

Mala salud intestinal

Un mal balance en nuestra microbiota intestinal produce una alteración de la permeabilidad del intestino provocando una mala absorción de las grasas y su metabolismo.

Resistencia a la insulina

Está demostrado que unos niveles altos de glucosa en sangre acaban subiendo los niveles de grasa en el hígado.

Exceso de grasa visceral

Esta grasa alrededor de los órganos es de la más peligrosa, especialmente para el hígado.

Para limpiar el hígado graso necesitamos una alimentación equilibrada y evitar el consumo de procesados y bebidas carbonatadas. Clic para tuitear

¿Cómo realizar una limpieza del hígado graso?

¿Cómo limpiar el hígado graso?

Desde Yo Elijo Cuidarme queremos animarte a cuidar y limpiar tu hígado graso de forma proactiva con estas sencillas pautas para evitar desarrollar este tipo de patología.

También serán útiles en caso de tener alguna de las patologías asociadas, para que, las controlemos o incluso para evitar su desarrollo. Estas son algunas:

  • Debemos realizar cuatro o cinco comidas al día.
  • Es importante beber al menos 1,5 litros de agua al día.
  • Nuestra dieta estará basada en el consumo de productos frescos: haremos uso de frutas y verduras principalmente.
  • En cuanto a los cereales, el arroz y la pasta su consumo será preferentemente integral.
  • Debemos reducir la ingesta de alimentos ricos en grasa, cómo los fritos, los rebozados o precocinados.
  • Debemos consumir entre tres y cinco veces a la semana legumbres, aves y pescado. Reducir la ingesta de carnes rojas.
  • Comeremos con agua y evitaremos el uso de bebidas carbonatas, azucaradas, o el alcohol.
  • Seguiremos el método del plato para tener una alimentación consciente y equilibrada.
  • Comeremos sentados, despacio y masticando muy bien los alimentos que ingerimos.
Un cambio de hábitos diario en nuestra alimentación nos ayudará a limpiar el hígado graso. Clic para tuitear

Como pautas específicas para limpiar el hígado graso naturalmente e intentar revertir esta situación, pondremos en práctica las siguientes pautas específicas:

  • Haremos uso de alimentos con propiedades coleréticas, tales como la escarola, la berenjena, el rábano o las alcachofas.
  • Serán fundamentales el uso de infusiones para detoxificar el hígado, cabe destacar el té verde y también el café.
  • Haremos un mayor uso de frutas y verduras ricas en vitamina C como las fresas, el kiwi o el pimiento rojo, ya que demuestran un mejor control del hígado graso.
  • También haremos uso de alimentos de hoja verde, por ejemplo, las espinacas o el brócoli, ya que son alimentos ricos en antioxidantes y fibras, así mismo en vitamina E, que, de igual modo, nos van a proteger el hígado.
  • Las nueces, las semillas y los aceites vegetales también tienen un alto contenido en vitamina E.
  • Los champiñones, el salmón, el aguacate o el huevo son alimentos ricos en vitamina D, que se relaciona con una buena salud del hígado.
  • Evitaremos los fritos. Haremos uso de técnicas de cocina sencillas como la plancha o el horno. También es muy útil la airfryer.
  • Evitaremos el uso de alimentos preparados o precocinados.
  • Haremos uso de los lácteos descremados.
  • Podemos utilizar condimentos ricos en antioxidantes para cocinar, tipo hierbas o ingredientes naturales como el ajo, el perejil, el cilantro, la cebolla, la canela, la cúrcuma…
  • Debemos alcanzar nuestro peso objetivo saludable.
  • Realizaremos actividad física regular como caminar 30 minutos al día.
  • No consumir alcohol ni tabaco.

Sencillas estas pautas, ¿verdad? ¡Pues te esperamos en nuestro Servicio de Nutrición Online gratuito para ayudarte de manera personalizada con tu dieta equilibrada! ¡Y no olvides compartir estos consejos con tus contactos en redes!

Nosotros ya hemos puesto en práctica estos consejos para limpiar el hígado graso, porque Yo Elijo Cuidarme, ¿y tú?

Si deseas más información sobre la Nutrición Integral, te animamos a descargar el Libro ¿Por qué no Pierdo Peso? (Si hago dieta y ejercicio) de Laura Rojas, Nutricionista y Health Marketing Specialist de Forté Pharma.

Deja tu comentario