Estrés y fatiga: remedios para sobrellevarlo mejor

7 consejos para remediar o sobrellevar la fatiga y el estrés

Fatiga y estrés, los grandes enemigos de nuestra época. ¿Sabías que con unos consejos prácticos y sencillos puedes erradicarlos de tu vida? ¡Te lo contamos desde Yo Elijo Cuidarme!

Estamos muy acostumbrados a oír hablar del estrés, pues en la sociedad en la que vivimos es una de las palabras más utilizadas pero, ¿qué es realmente el estrés?

¿Qué es el estrés?

El estrés es una angustia psíquica, un momento preocupante debido a una situación difícil. Es una reacción que afecta tanto a nuestra mente como a nuestro cuerpo. Se trata de una respuesta natural de nuestro organismo, un mecanismo de defensa ante amenazas y ciertos impulsos.

Está presente en todas las personas en mayor o menor medida. Nos mantiene alerta. Pero lo que determina en si es el modo en qué reaccionamos a este estrés, es decir, cómo nos comportamos cuando aparece.

Existen dos tipos de estrés que se miden por su duración, el agudo y el crónico. Clic para tuitear

El estrés puede diferir por la duración e intensidad, por lo que no todas las personas lo sienten igual, ni siquiera la misma persona notará lo mismo en distintas situaciones. Hay 2 clases de estrés según su gravedad:

Estrés agudo

Este tipo de estrés desaparece de forma rápida. Gracias a él podemos controlar las situaciones peligrosas como podría ser patinar por una cuesta, una discusión intensa o haber pasado por un acontecimiento traumático.

El estrés agudo se presenta ante una etapa nueva o emocionante o un cambio. Todas las personas tenemos estrés agudo en un momento u otro. Suele durar menos de un mes. Lo normal es que al terminarse la situación excepcional que lo ha provocado, desaparezca.

Estrés crónico

La situación alarmante aparece cuando un estrés que en principio debería desaparecer al irse el problema que lo provoca, no lo hace. Entonces, estaríamos hablando de estrés crónico. Pero, ¿qué y cómo es el estrés crónico?

Su duración es mayor que en el caso del estrés agudo, es decir, más de un mes. Si no somos capaces de controlar este estrés, podemos tener problemas serios de salud.

Nuestro cuerpo se mantiene alerta incluso cuando el peligro ha desaparecido y, como consecuencia, aparecerán las siguientes situaciones que empeorarán nuestra salud: ansiedad o depresión, aumento de la presión arterial, insuficiencia cardíaca, dermatitis en la piel, falta de memoria, malestar estomacal, diarrea o estreñimiento, sensación de pánico, latidos del corazón demasiado rápidos, aumento de cansancio o fatiga.

¿Qué es la fatiga?

Estar constantemente en esta situación de estrés crónico causa que aparezca esta fatiga que se define como una falta de motivación o de energía y que aparece ante el estímulo que causa un importante esfuerzo físico. Es provocada por la falta de sueño y además puede generar insomnio.

Para que no aparezcan estos signos de estrés y fatiga que hacen que empeore nuestra salud, hay que romper con el siguiente el círculo vicioso: Momento de estrés, activación del sistema de alarma, sensación interna, interpretación catastrófica y activación nuevamente del sistema de alarma.

Todos presentamos cierto grado de estrés, pero como reaccionemos a él es lo que afecta a nuestro bienestar de forma negativa o no.

Esa sensación interna aparece como consecuencia de una liberación hormonal donde el cerebro actúa de forma más lenta, los músculos se tensionan y hacen que aparezca una aceleración de los latidos del corazón.

Si estas situaciones se dan a largo plazo es cuando nuestro bienestar empeora. Ahora bien, ¿cómo podemos romper esta circunstancia? Gestionando el estrés de manera adecuada.

La fatiga es una consecuencia del estrés crónico y puede empeorar la salud si no se frena. Clic para tuitear

Estrés y fatiga: remedios para sobrellevarlo mejor

Remedios frente al estrés

Los siguientes consejos pueden ser útiles como estrategias para hacer frente al estrés, pero si esta situación se agrava, deberás consultarlo con tu médico o con un especialista en salud mental. No obstante, si lo pones en práctica en tu día a día, podrás mejorar tu situación de estrés o fatiga.

La reacción que tengamos hacia el estrés nos permitirá controlarlo. Clic para tuitear

Para conseguir estos dos puntos importantes, necesitas un cambio de hábitos en tu día a día, como, por ejemplo:

Dormir las horas adecuadas

Un buen descanso nos ayudará a combatir ese cansancio o fatiga causante del estrés, aunque cuidado, este descanso debe ser diario. No porque notemos cierta fatiga, pensemos que, descansando solo un día 12 horas, esto ya desaparece. ¡Nada más lejos de la realidad!

Dormir y descansar en torno a las 7 a 9 horas es fundamental para poder afrontar las situaciones difíciles del siguiente día.

Hay que marcar una rutina de sueño, acostarse siempre a la misma hora y evitar los dispositivos móviles antes de dormir. Se trata de tener un sueño de calidad.

En otro artículo te indicamos más consejos para dormir mejor y tener un descanso de calidad.

Debemos mantener una rutina de sueño de calidad para mantener a raya el estrés y la fatiga. Clic para tuitear

Mantener una alimentación adecuada

Existen alimentos fundamentales para controlar el estrés que se pueden convertir en una adecuada fortaleza ante esta situación alarmante. Para conseguir tener una dieta equilibrada, debemos eliminar el café, el chocolate, el azúcar y los refinados en exceso.

Por otro lado, hay que aumentar la ingesta de frutas, verduras y cereales, ya que así subirán en nuestro organismo los niveles de potasio y magnesio, que son minerales que nos ayudan a lidiar contra el estrés. ¿Quieres que te ayudemos a tener una dieta saludable? Contáctanos en nuestro Servicio de Nutrición Online gratuito.

Por supuesto, tampoco sería bueno emplear sustancias como el alcohol u otras de igual índole para paliar los síntomas de este estrés, ya que con ellas solo conseguimos empeorarlo y minimizar nuestra salud.

Un cambio en nuestra alimentación nos ayuda a sobrellevar el estrés e incluso eliminar la fatiga. Clic para tuitear

Practicar ejercicios de respiración a diario

Si trabajamos nuestra respiración en nuestra rutina diaria haremos que, ante una situación de emergencia, esta empiece siendo acelerada, pero al poco tiempo se calmará y se mantendrá normal sin acelerar demasiado nuestro ritmo cardíaco.

Al respirar de manera adecuada, mediante ejercicios de respiración y relajación, tendremos un mejor estado de salud.

Realizar ejercicio de forma regular

Hay que alejarse de la vida sedentaria, estar activos y hacer ejercicio de manera regular nos ayuda a disminuir el estrés.

Con el ejercicio aumentamos nuestras endorfinas que son sustancias que genera nuestro cerebro y producen placer y bienestar, que son antagonistas del malestar causado por el estrés.

Puedes realizar este ejercicio de forma intensa, ya que así también te acostumbras e implantas una rutina efectiva. Aunque en ocasiones es bastante con ir a caminar.

El deporte libera endorfinas, las cuales luchan con los síntomas del estrés y la fatiga. Clic para tuitear

Disfrutar de tu ocio

Tener actividades de ocio y disfrutar de ellas, nos permite liberar la atención de aquello que nos está provocando el estrés y centrar nuestra atención en otra cosa.

Debemos buscar algo que nos genere bienestar. Por ejemplo, relacionarnos con familiares y amigos también puede ayudar en nuestro estado de ánimo y hacer que nos mantengamos menos estresados.

Realizar actividades que nos gusten, nos hace sentir mejor y nos ayuda a luchar contra el estrés. Clic para tuitear

Enfrentarse al estrés, no evitarlo

Deja que aparezca. Ya hemos visto que en poca cantidad nos mantiene alerta, pero en cuanto lo veas aparecer utiliza alguna de estas técnicas para que no ataque a tu estado de salud.

Hablar de ello

Es bueno hablar del estrés con personas de confianza o con personas que puedan ayudarte, pero no hagas que se convierta en un monotema, ya que esto solo lo empeoraría.

Poner solución al estrés y la fatiga se ha convertido en una causa preferente y para ello la Organización Mundial de la Salud ha creado una guía ilustrada, la cual ha llamado “En tiempos de estrés, haz lo que importa”. Con esta guía y los consejos anteriores, paliaremos el estrés que como acabamos de ver tan perjudicial puede ser para nuestra salud física y mental.

Comparte este artículo con todos tus contactos y ayúdales a que controlen y eliminen el estrés crónico y la fatiga. Nosotros ya hemos empezado, porque Yo Elijo Cuidarme, ¿y tú?

Deja tu comentario