Rutina de ejercicios de tórax, brazos y espalda con Patry Jordán, ¡Vamos!

Ejercicio para perder peso: tonificación de brazos, tórax y espalda

Nos centramos mucho en piernas y glúteos, pero también es importante trabajar el tórax y la zona superior del cuerpo. ¡Toma nota de esta rutina de ejercicios con Patry Jordán!

Hoy te presento una nueva rutina para perder peso, en esta ocasión ejercicios para tonificar brazos, tórax y espalda.

A veces nos centramos mucho en las piernas y los glúteos, pero piensa que también es importante trabajar la zona superior del cuerpo.

Los brazos suelen ser los grandes olvidados y es importante tonificarlos, así como la espalda.

Rutina de ejercicios de brazos, tórax y espalda

  1. Colócate en la posición de la tabla con las rodillas y los brazos extendidos. Haz flexiones de brazos normales. Si es mucho esfuerzo para ti, apoya las rodillas en el piso y haz exactamente lo mismo, flexiona los brazos. ¡Tú puedes! Disfruta el proceso. Repítelo de seis a ocho veces.
  2. Descansa la espalda en la posición de yoga del niño: con los glúteos sobre las rodillas y los brazos estirados hacia adelante, durante 10 segundos.
  3. Haz flexiones de brazos con las rodillas apoyadas en el suelo, abriendo y cerrando los brazos. Abre los brazos y flexiona, cierra los brazos y flexiona otra vez. Cuando cierres los brazos, no olvides colocar los codos cerca del cuerpo. Repítelo de seis a ocho veces.
  4. Descansa y estira tu cuerpo en la postura del niño durante 10 segundos.
  5. Repite el ejercicio anterior realizando flexiones normales solo con los brazos abiertos y las rodillas apoyadas en el suelo. Repítelo de seis a ocho veces.
  6. Descansa y estira tu cuerpo en la postura del niño durante 10 segundos.
  7. Ahora, haz flexiones de brazos con las palmas juntas. Coloca las palmas de tus manos juntas y flexiona los brazos con las rodillas apoyadas en el suelo. Repítelo de seis a ocho veces.
  8. Descansa y estira tu cuerpo en la postura del niño durante 10 segundos.
  9. Colócate en la posición de la tabla con los brazos y las piernas juntos. Haz flexiones de brazos abriendo y cerrando los brazos y las piernas al mismo tiempo, cuidando de no apoyar las rodillas en el suelo. Disfruta el proceso.
  10. Descansa y estira tu cuerpo en la postura del niño durante 10 segundos. ¡Te lo has ganado!
  11. De pie, baja hasta la posición de la tabla con los brazos y las piernas juntos. Flexiona los brazos y vuelve a ponerte de pie. Disfruta el proceso. Repítelo tres veces.
  12. Colócate en la posición de la tabla con las rodillas y los brazos extendidos. Haz flexiones de brazos normales. Tú puedes, ¡no lo olvides! Repítelo cinco veces.
  13. Descansa y estira tu cuerpo en la postura del niño durante 10 segundos.
  14. Flexiona los brazos con las rodillas apoyadas en el suelo, abriendo y cerrando los brazos. Abre los brazos y flexiona, cierra los brazos y flexiona otra vez. Cuando cierres los brazos, no olvides colocar los codos cerca del cuerpo. Repítelo de seis a ocho veces.
  15. Descansa y estira tu cuerpo en la postura del niño durante 10 segundos.
  16. Haz flexiones de brazos normales con las rodillas apoyadas en el suelo. Repítelo de seis a ocho veces.
  17. Descansa y estira tu cuerpo en la postura del niño durante 10 segundos.
  18. Ahora, haz flexiones de brazos con las palmas juntas apoyadas en forma de triángulo. Coloca las palmas de tus manos con los dedos juntos formando un triángulo, y flexiona los brazos con las rodillas apoyadas en el piso. Notarás que tus codos se separan del cuerpo y que la parte anterior de tus brazos trabaja duro.
  19. Descansa y estira tu cuerpo en la postura del niño durante 10 segundos. ¡Ya nos queda poco!
  20. Colócate en la posición de la tabla con los brazos y las piernas juntos. Abre los brazos y las piernas al mismo tiempo y flexiona los brazos, cuidando de no apoyar las rodillas en el piso. Cierra los brazos y las piernas. Abre los brazos y las piernas y vuelve a flexionar. Repítelo cinco veces.
  21. Descansa y estira tu cuerpo en la postura del niño durante 10 segundos.
  22. De pie, baja hasta la posición de la tabla con los brazos y las piernas juntos. Abre los brazos y flexiónalos. Vuelve a ponerte de pie. Repítelo tres veces. ¡Rutina finalizada!

Recuerda que es importante combinarla con otras rutinas de tonificación, ya sean ejercicios de la misma parte del cuerpo como el tórax, o bien de otra.

Y para terminar el entreno, ¿qué mejor que hacerlo con 25-30 minutos de cardio? En Yo Elijo Cuidarme puedes encontrar otros vídeos de Patry Jordán para ello. ¿Te animas? ¡A tonificar!

Deja tu comentario