Cómo controlar y quitar el apetito y el hambre; ¡Te doy 3 trucos infalibles!

3 claves para controlar el apetito

Hoy te explico cómo controlar el apetito, incluso a cómo quitarlo o perderlo en ciertos momentos. Pero también te explico cómo diferenciarlo del hambre.

¡Buenos días a tod@s! ¿Cómo os han sentado las mini-vacaciones?

Aunque hayan sido unos estupendos días de relax y desconexión… ¡Toca volver a la carga con la rutina y el plan Yo Elijo Cuidarme!

Algo que me soléis preguntar a menudo es cómo controlar el apetito. Sin duda, es una de las preguntas más recurrentes e importantes en la adquisición de hábitos saludables.

Pero, ¿sabemos realmente diferenciar el apetito del hambre?

El hambre es una necesidad fisiológica y vital. Nuestro cuerpo necesita comer para vivir y tener todos los nutrientes necesarios para realizar todas sus funciones. Cuando tenemos hambre, debemos escuchar a nuestro cuerpo y actuar. 

Mientras, el apetito refiere a esas ganas de comer que tenemos aun estando satisfechos. Muchas veces es consecuencia de la ansiedad, nerviosismo, desajustes hormonales, aburrimiento, malos hábitos, subidas y bajadas de azúcar en sangre, confusión de hambre con sed, etc.

Controlar el estrés y el apetito que genera, así como mantener a raya el resto de los factores que mencionamos anteriormente puede ser todo un reto, pero una vez que logramos incorporar esos hábitos a nuestra vida, nuestra salud se verá beneficiada.

¡Toma nota de las tres claves que te ayudarán a controlar el apetito!

Diferenciar hambre de apetito

El hambre es la necesidad fisiológica de comer, de alimentarnos.

Por ejemplo, si son las 4 de la tarde y solo he desayunado un café con leche, es bastante probable que después de tantas horas mi organismo necesite (y pida) alimento.

El apetito en cambio, está motivado por otros factores: cambios hormonales, estrés, ansiedad, aburrimiento.

Aprender a identificar y manejar nuestros disparadores y diferenciar cuándo se trata de hambre y cuándo se apetito es lo que nos va a permitir disfrutar de un estilo de vida saludable.

Huir de los alimentos consuelo

¿Qué es lo que solemos escoger cuando queremos comer por ansiedad o estrés? En la mayoría de los casos, chocolate, bollería y golosinas.

Estos alimentos tienen dos elementos en común: son ricos en azúcares y grasas. Ambos estimulan la producción de serotonina, que es un neurotransmisor del placer y el bienestar (por eso nos encanta comerlos).

Identificar nuestros alimentos consuelo y eliminarlos de nuestra dieta cotidiana va a generar un cambio significativo en nuestra salud.

Tener a mano alimentos que nos sacien

¿Qué tal si en vez de recurrir a opciones poco nutritivas elegimos algo saludable y saciante, que nos ayude a dejar de comer por ansiedad o estrés?

La última de las 3 claves para controlar el apetito tiene que ver con esto. Las manzanas, por ejemplo, aportan fibra y la fibra nos da sensación de saciedad.

Y para quienes no les gustan las frutas, está la opción de las hortalizas. Las zanahorias, por ejemplo, contienen menos azúcar y más fibra que muchas otras frutas y verduras.

Otra opción son los quesos, porque tienen proteínas y las proteínas inhiben la sensación de hambre.

Los frutos secos también ayudan porque, a pesar de lo que solemos creer, la realidad es que no engordan. Su densidad calórica sí es muy elevada, pero si solo consumimos un puñadito (2 o 3 almendras, por ejemplo) nos vendrán muy bien.

Por último, está el rooibos, una planta sudafricana que no contiene cafeína (o teína, que es lo mismo). Cuando estamos estresados o con ansiedad solemos tomar café o té, que lo que hacen es estimularnos más. En cambio, el roiboos carece de esa propiedad estimulante, por lo que resulta una opción muy saludable.

Como ves, es posible controlar el apetito con la incorporación de hábitos saludables. Pero si quieres poner en práctica un plan más detallado, lo ideal es que consultes con un especialista. En Yo Elijo Cuidarme contamos con un servicio gratuito de nutricionista que de seguro podrá ayudarte.

Si crees que estos consejos para perder el apetito pueden ayudar a otras personas, comparte este artículo para que puedan comenzar a poner en práctica estos consejos y a mejorar su salud. ¡Entre todos podemos lograr un mejor estilo de vida!

2 comments

  1. liusa grandal santalla 20 mayo, 2017 at 09:51 Responder

    tengo 67 años ,mido 1,59 cms. y peso 106 kilos mi problema son las cenas cuando llego a casa a las 21 horas de trabajar (todavía trabajo )me como todo lo que encuentro

    • Laura Rojas 6 julio, 2017 at 12:42 Responder

      Hola Iiusa! Trata de aplicar los consejos que te enseño en el post y visita los de Patricia Ramírez. La motivación también es clave para controlar la ansiedad!

Deja tu comentario