¿Cómo protegerse del sol? 7 consejos para el verano

Descubre cómo protegerse del sol en verano, cuando nuestra piel se encuentra más expuesta a las agresiones solares; culpables del envejecimiento cutáneo.

Ya tenemos todos muchísimas ganas de sol y de verano… Sin embargo, es precisamente en estos meses cuando nos encontramos más expuesto a los rayos solares en la piel.

El sol es el mayor culpable del envejecimiento de piel y, además de que la arruga en realidad no es tan bella, no debemos olvidar que puede traer consigo un problema mayor: el cáncer de piel y melanoma.

7 consejos para protegerse del sol

Además de saber cómo preparar la piel para el sol, que mi compañera Laura Rojas comenta en otro post, hoy os ofrezco 7 consejos que quizá no conozcáis sobre la protección solar:

No nos ponemos suficiente cremita…

Según el método COLIPA (European Cosmetic Toiletry and Perfumery Association), deberíamos aplicarnos unos 2 mg por cm2. Esto supone aproximadamente 35 gramos por aplicación en todo el cuerpo para un adulto. Si consideramos un envase de 200 gramos, teóricamente con cada envase tendríamos cantidad suficiente únicamente para seis aplicaciones.

La realidad es que la mayoría utilizamos mucha menor cantidad y los botes acaban durando semanas y semanas… Por tanto, nos estamos aplicando una protección menor a la que marca el envase.

La alimentación puede reforzar la protección solar

Utilizar fotoprotector es fundamental. Pero, como comentó mi compañera Laura Rojas cuando dió las claves sobre cómo recuperar tu piel después del verano, nuestra piel tendrá una mayor defensa contra los radicales libres si seguimos una alimentación rica en vitaminas como A, E o C y minerales antioxidantes como el selenio.

Recuerda que los alimentos rojos o anaranjados (tomate, pimientos, zanahorias, frambuesas, melocotones…) son muy ricos en betacarotenos. ¡Se acerca la época de las frutas más sabrosas y de nuestro gazpacho!

Recuerda que, si necesitas asesoramiento profesional, desde Yo Elijo Cuidarme ofrecemos un servicio de nutrición online totalmente gratuito.

UVB y UVA: Imprescindible protegerse de los dos

Las radiaciones UVB son las más energéticas y las que originan la quemadura solar (aunque también el bronceado). La radiación UVA es menos energética pero penetra en profundidad. Es la responsable de la pigmentación inmediata pero también del envejecimiento de la piel, de alergias solares. Conjuntamente con los UVB puede producir el melanoma.

¡Truco para elegir un buen fotoprotector! Si las siglas UVA no aparecen dentro de un circulito, el fotoprotector no nos protege frente a este tipo de radiación.

La “pantalla total” es un mito

Hace ya más de diez años, en 2006, la Comisión Europea solicitó la eliminación de mensajes como «protector total». Por encima del 50+ no se aumenta sustancialmente la protección solar frente a la radiación UV.

En realidad, la única pantalla total que existe de verdad es permanecer bajo techo, ya que incluso la ropa, las sombrillas o los toldos permiten el paso de un porcentaje de las radiaciones.

¿Cómo protegerse del sol? 7 consejos para el verano y todo el año

Vitamina D, protegerse del sol es lo primero

Existe cierta controversia sobre si debe tomarse el sol sin protección unos minutos antes de aplicar el fotoprotector para favorecer la síntesis de vitamina D. Esto se debe a que el fotoprotector puede bloquear la síntesis de vitamina D en la piel.

Sin embargo, debido al riesgo de melanoma y al no poder fijarse un umbral mínimo de exposición sin fotoprotección, la recomendación es emplear siempre el fotoprotector.

Es importante recordar que, además de la exposición solar, puede obtenerse vitamina D a partir de otras fuentes. En los alimentos la encontramos principalmente en pescado azul, lácteos o yema de huevo. En el caso de no conseguirse los niveles adecuados, se valorará recurrir a la suplementación.

El protector, desde casa

Siguiendo la línea del punto anterior, las recomendaciones indican que debe aplicarse el protector solar al menos treinta minutos antes de la exposición solar. Entre otras cosas, porque los fotoprotectores químicos tardan media hora en hacer efecto tras su aplicación.

Además, se aconseja aplicarlo preferiblemente en casa. ¡Que luego vienen las perezas y/o las prisas por meternos al agua! Además, hay que repetir cada dos horas y siempre después de cada chapuzón.

Protegerse del sol en niños: el gran reto

El 50-80% de nuestra exposición al sol durante toda la vida se produce antes de los 18 años, precisamente cuando se es más reacio a la adopción de precauciones. Si protegemos del sol adecuadamente a los niños y adolescentes podemos disminuir el cáncer de piel en la edad adulta.

Si quieres saber más, te recomiendo un par de artículo de los más interesantes:

Deja tu comentario