Dietas milagro: ¿Cómo funcionan? ¿Son realmente milagrosas?

¿Son realmente milagrosas las dietas milagro?

Las dietas milagro siguen estando de moda porque muchos no entienden las consecuencias de hacerlas y su conocido efecto rebote. Veamos los tipos de dietas milagrosas que hay y en qué se basan.

Adelgazar no es un milagro, sino una consecuencia de llevar una vida saludable. ¿Por qué dejarnos engañar? ¡No existen fórmulas mágicas para bajar de peso!

Las dietas milagro se definen como dietas de adelgazamiento, con una rápida pérdida de peso sin apenas esfuerzo. Es decir, resultados mágicos. Pudiendo llegar a perder más de 5 Kilos en un mes.

Dietas milagro: 5 mitos al descubierto

Una dieta milagro, lejos de ofrecer resultados positivos, puede ocasionar daños irreparables en nuestro organismo. No es una manera sana de bajar los kilos de más por varias razones:

Tienen un nombre tentador, pero poco más

Poseen un nombre o mensaje tentador y atractivo, pero no se basan en información importante, real y contrastada.

Sugieren o indican que su uso o consumo potencian el rendimiento deportivo, físico, psíquico o incluso sexual.

No consideran tu peso, tu talla, tu condición biológica, tu nivel de actividad física o si padeces o no enfermedades.

Son dietas universales, se proponen para todos por igual y no se personalizan.

Las dietas milagro proponen una dieta mágica y universal para todos, sin considerar el peso, talla, condición física o enfermedades. Share on X

Exageran la realidad científica de un nutriente

Los alimentos no son buenos ni malos, sino que actúan en conjunto, en el marco de una alimentación y otros hábitos de vida.

Por ejemplo, la dieta de la piña funciona porque solo se consume piña y reduce drásticamente las calorías, no porque la piña posee propiedades milagrosas.

Tienen carencias en nutrientes, vitaminas y minerales

Con las dietas milagro no se consiguen todos los nutrientes necesarios y tienen carencias de vitaminas y minerales.

La deficiencia de minerales puede producir alteración del gusto y del apetito, así como favorecer la osteoporosis o trastornos en la coagulación sanguínea.

Por otro lado, el déficit vitamínico puede provocar irritabilidad y lesiones oculares, cutáneas y gastrointestinales.

Las dietas milagro exageran propiedades de un cierto nutriente, sin fijarse en el conjunto de la alimentación ni en las carencias de vitaminas y minerales. Share on X

Las dietas milagro no enseñan a comer mejor

Lo que pretenden hacer es sustituir los sistemas de nutrición comunes a través de dietas como por ejemplo:

  • Dieta crudivegana: Consiste en comer solo vegetales.
  • Dieta alcalina: Basada en la sustitución de alimentos con ácidos por aquellos alcalinos.
  • Dieta Pioppi: Fomenta el consumo bajo de hidratos de carbono, cantidades elevadas de grasas y un ayuno de 24 horas una vez a la semana.
  • Dieta Paleolítica: Propone una alimentación similar a la que seguían nuestros antepasados en la época paleolítica. Es decir, tomar productos frescos (carnes, pescados, frutas y verduras) y no tomar alimentos procesados como cereales, legumbres y lácteos.
  • Dieta del grupo sanguíneo: En función del grupo sanguíneo se tomen ciertos alimentos o no. Por ejemplo, personas del grupo sanguíneo A deben llevar una dieta vegetariana y evitar los productos lácteos. Y las personas del grupo 0 deben consumir en su mayoría carne (dieta hiperproteica).

Producen estrés, ansiedad y alteraciones hormonales

El gran autocontrol que demanda este tipo de dietas estrictas nos llevan a experimentar estrés, ansiedad y otros cambios de humor que perjudican nuestro estado de ánimo.

Por otro lado, ante el estrés se producen alteraciones hormonales que nos empujan a comer más y saciarnos menos, así como también a almacenar más grasas.

Entonces, las dietas milagro pueden hacernos engordar por producir estrés en nuestro organismo.

Dietas milagro: ¿Cómo funcionan? ¿Son realmente milagrosas?

Su efecto rebote te hará engordar un 6% más que al inicio

El efecto rebote, algo existente en dietas milagro, nos puede hacer recuperar el peso perdido más un 6% adicional.

La severa restricción calórica y el descenso de peso rápido van de la mano de la tumba metabólica, es decir, del daño en el metabolismo que reduce considerablemente el gasto calórico de nuestro cuerpo, incluso después de haber culminado la dieta.

Lejos de bajar de peso, las dietas milagro pueden hacer que engordemos más que antes. ¡Hasta un 6 % más! Share on X

Tras grandes pérdidas de peso, a causa de una notable restricción calórica, el cuerpo se vuelve más eficiente para almacenar grasas y menos eficiente para quemarlas, lo cual sin duda es un factor más por el cual las dietas milagro nos hacen engordar.

Por todas estas razones, las dietas milagro pueden hacerte engordar y aunque en un primer momento parecen ser la solución a los kilos de más, la realidad es que con el tiempo provocan todo lo contrario.

Los milagros no existen, ¡y menos en las dietas!

Si estás pensado en perder peso, hazlo de forma saludable sin poner en riesgo tu salud. ¿Cómo? Buscando una dieta que no elimine ningún grupo de alimentos y que se base en un cambio de hábitos y en el ejercicio regular.

Ninguna dieta es mejor que el desarrollo de buenos hábitos alimenticios y un nuevo estilo de vida saludable. Share on X

Piensa que no puedes perder en 3 días lo que has ganado en 3 años. Si quieres que sea algo duradero, plantéalo como el inicio de tu modificación de hábitos alimentarios.

En lugar de ver esto como un objetivo a corto plazo, realiza cambios permanentes en el estilo de vida, como comer sano y hacer ejercicio regularmente. Aunque es posible que no pierdas peso tan rápido, es más probable que los resultados sean sostenibles y duraderos.

Empezar a hacer ejercicio es uno de los planes a largo plazo que debes seguir, si no deseas recuperar el peso que tanto trabajaste para perder.

Si realmente quieres perder peso de una vez y para siempre, las dietas milagro no son una solución, sino que, por el contrario, pueden entorpecer el logro de este objetivo. La solución no es un milagro ni una estrategia temporal sino un cambio de hábitos para toda la vida.

¿Quieres saber por dónde empezar? Pues visita nuestro Servicio Gratuito de Nutrición Online y te daremos las pautas para lograrlo.

¡Comparte esta información en tus redes para ayudar a aquellos que quieran bajar de peso de una vez y para siempre!

Nosotros hemos comenzado ya a buscar la mejor forma de alimentación y a realizar una rutina de ejercicios, porque Yo Elijo Cuidarme, ¿y tú?

Si deseas más información sobre la Nutrición Integral, te animamos a descargar el Libro ¿Por qué no Pierdo Peso? (Si hago dieta y ejercicio) de Laura Rojas, Nutricionista y Health Marketing Specialist de Forté Pharma.

Deja tu comentario