Los 10 mitos sobre nutrición más comunes, ¡no te dejes engañar!

Los 10 mitos sobre nutrición más comunes, ¡no te dejes engañar!

Internet se ha convertido en una fuente inagotable sobre cualquier tema. La nutrición no escapa de ello y por eso, muchas veces encontramos información contradictoria y no sabemos a quién hacerle caso. Aquí te aclaramos algunos de los mitos nutricionales más comunes.

Si bien las personas tienen una mayor conciencia sobre la importancia de alimentarse adecuadamente y decirle adiós a las soluciones mágicas, la realidad es que hay mucha información circulando y es muy fácil dejarse llevar por alguna tendencia o no saber elegir una fuente de información útil.

Además, a esto hay que sumarle que la nutrición es un área que va evolucionando, así que lo que hace algunos años era una verdad irrefutable, ahora ya no lo es tanto. Sin contar con que cada especialista de la nutrición tenga su propia manera de abordar las condiciones de sus pacientes. Lo que tenemos, en suma, es mucha información, muchos métodos y (para quienes no son nutricionistas) una gran confusión.

Todo lo anterior genera un cúmulo de creencias que de tanto repetirse se han convertido en rotundas verdades. Sin embargo,  carecen de  respaldo científico y no solo no son buenas para la salud, sino que hasta pueden llegar a ser perjudiciales, por eso es importante aclararlas y desmentirlas.

En Internet circulan muchas creencias sobre nutrición que, a pesar de carecer de respaldo científico, de tanto repetirse, parecen haberse convertido en verdades irrefutables. Clic para tuitear

En cualquier caso, todo cambio de hábitos alimenticios debería ir acompañado por un especialista y, por ello, te recuerdo que desde Yo Elijo Cuidarme cuentas con un servicio de nutrición online gratis.

10 mitos falsos sobre nutrición

Estos son los 10 mitos nutricionales más populares:

La fruta engorda a partir de las 6 de la tarde

La fruta aporta la misma cantidad de calorías e hidratos por la mañana y por la noche.

Es cierto que durante el día estamos más activos y es más probable que la utilicemos como energía de manera inmediata. Sin embargo, a pesar de que durmamos o que disminuya nuestra actividad, nuestro cuerpo sigue funcionando y nuestro cerebro necesita azúcar.

La clave está en comer las cantidades adecuadas, sobre todo, como parte de una alimentación equilibrada, pues no sirve de nada comer las 2-3 porciones de fruta recomendadas si nos vamos a exceder en el resto de alimentos.

El plátano, el mango y las uvas engordan

Es cierto que algunas frutas tienen mayor concentración de carbohidratos o el índice glucémico más elevado. Sin embargo, ningún alimento engorda si no se consume en exceso, como parte de una dieta equilibrada.

Es decir, si uno gasta 2000 calorías al día y consume 2500 calorías solo de mango, claro que engordará, porque el exceso de calorías se acumula como grasa.

Sin embargo, si uno lleva una dieta equilibrada y consume 2-3 porciones de fruta, que pueden ser plátano, mango y uva, pero gasta igual o más calorías de las que consume, NO subirá de peso.

Los alimentos que no contienen gluten engordan menos

El gluten es una proteína que se encuentra principalmente en el trigo; el cual es ampliamente utilizado en la industria alimentaria y en la elaboración de alimentos como el pan, pastas, pasteles, tartas, etc. ya que es la responsable de darle la textura y consistencia a todos estos alimentos.

Las personas celíacas o intolerantes al gluten se han visto obligadas a eliminar esta proteína de su dieta, por lo que han dejado de comer pan, pasta, pasteles, bollería, etc. , es decir, todo lo que esté hecho a base de trigo y derivados, por lo que, en consecuencia, han perdido peso.

Además, la celiaquía se caracteriza por la atrofia de las vellosidades intestinales donde se absorben los nutrientes y las personas que sufren de esta patología suelen perder mucho peso.

Por lo tanto, no es que el gluten en sí “engorde”, sino que el hecho de eliminar ciertos alimentos de la dieta o no asimilar los nutrientes adecuadamente, conlleva a este efecto secundario.

Gracias a que los celíacos o intolerantes al gluten son un público cada vez más reconocido, la oferta de productos libres de gluten va en aumento. Sin embargo, existe la idea de que estos alimentos son más saludables, pero no necesariamente es así; en muchos casos se necesita agregarles más grasas o azúcares para darles el sabor y contextura deseados.

La dieta vegetariana es ideal para perder peso

Una dieta vegetariana está básicamente compuesta por alimentos de origen vegetal, como cereales, legumbres, frutas, verduras, etc. Al igual que en cualquier tipo de dieta, lo que engorda es el exceso de calorías.

Una dieta vegetariana incluye alimentos como avena, pan, pasta, legumbres, aguacate, aceite de oliva, etc. Es decir, alimentos que tienen una alta concentración de hidratos de carbono y grasas, por lo que hay que cuidar la proporción y cantidades totales.

El limón quema grasas

A pesar de ser un cítrico, este no tiene la capacidad de diluir la grasa almacenada en el organismo. ¡No funciona de la misma manera que un detergente!

La única manera de eliminar la grasa acumulada en la reserva, es utilizándola como energía, es decir consumiendo menos calorías de las que el cuerpo gasta, ya sea disminuyendo la ingesta o aumentando la actividad física.

El café produce celulitis

La celulitis o piel de naranja es producto, principalmente, de la genética de cada persona, además de una mala alimentación (exceso de grasas saturadas, trans y azúcares simples) y la falta de actividad física.

Todo esto puede contribuir a su  desarrollo, pero un solo alimento no es capaz de generarla y el café (sobre todo en su forma más artesanal y sin azúcares añadidos) no tiene propiedades que generen esta condición en el organismo.

Las bebidas sin azúcar engordan igual que las azucaradas

A pesar de que las bebidas gasificadas no son saludables, es cierto que las que no contienen azúcar y están endulzadas con edulcorantes sintéticos, no aportan calorías, lo cual no significa que sean más sanas, simplemente no contienen azúcar.

Los alimentos naturales y saludables se pueden comer en cualquier cantidad

Que un alimento sea natural y saludable, no significa que no engorde. Todos los alimentos aportan calorías y si se consumen en cantidades mayores a las que se gastan, el exceso se acumula en forma de grasa.

No es lo mismo consumir 2 o 3 piezas de fruta que 8 o 9, ni es lo mismo consumir una taza de arroz integral que una olla completa.

Uno de los mitos sobre los superalimentos tiene que ver con este punto y, la realidad, es que por muy beneficiosos que sean, hay que consumirlos en raciones moderadas y como parte de una dieta equilibrada.

Los alimentos integrales engordan menos

Un alimento integral tiene exactamente la misma cantidad de calorías e incluso hasta podría tener más que un alimento común.

Se recomienda porque es más saludable, aporta más fibra y micronutrientes, pero no necesariamente tiene menos calorías.

Las vitaminas engordan

Las vitaminas son micronutrientes que están en los alimentos y que nuestro cuerpo necesita para cumplir todas las reacciones químicas que se llevan a cabo en el organismo. Cuando necesitamos una dosis extra de vitaminas recurrimos a los suplementos.

A pesar de que están muy relacionadas con el metabolismo energético, es decir, en cómo nuestro cuerpo aprovecha las grasas, proteínas e hidratos de carbono para generar energía, las vitaminas no aportan calorías. Y este es tan solo uno de los mitos sobre las vitaminas, porque tristemente, hay más.

Estos son solo algunos de los mitos más comunes. Una vez que los tenemos claros, podemos concluir con algunas certezas.

Existen muchos mitos y leyendas alrededor de la nutrición y la alimentación

10 verdades sobre nutrición

  1. Puedes comer fruta tranquilamente por la tarde, mientras no te excedas en las cantidades.
  2. Lo anterior incluye el mango, el plátano y las uvas.
  3. Evita comprar alimentos gluten-free sin revisar el etiquetado; revisa sobre todo el contenido de grasas y azúcares. Mejor aún si compras alimentos que naturalmente no contengan gluten.
  4. Es perfectamente válido que quieras llevar una dieta vegetariana, pero cuidado si es solo por perder peso; busca ayuda profesional para asegurarte de que cubras tus requerimientos nutricionales.
  5. Si tomas un vaso con agua y zumo de limón por las mañanas no te hará daño, pero no esperes quemar las grasas acumuladas si sigues comiendo lo mismo y haciendo la misma cantidad de actividad física.
  6. Puedes tomar café con toda la tranquilidad del mundo, incluso si tienes tendencia a desarrollar celulitis, este no lo empeorará.
  7. Es cierto que las bebidas carbonatadas zero o light no contienen azúcar, pero esto no las hace más saludables.
  8. Una dieta equilibrada no solo tiene que ver con que consumas alimentos naturales, sino también cantidades adecuadas.
  9. Incluye alimentos integrales en tu dieta, pero no porque aporten menos calorías, sino porque son más saludables, tienen fibra y micronutrientes que los refinados no tienen. Además, la fibra es un nutriente que aporta saciedad, hace que comas menos y, en consecuencia, bajes de peso.
  10. Los multivitamínicos han sido creados para suplementar una dieta cuando hay requerimientos especiales aumentados o por alguna razón, a través de los alimentos no se pueden cubrir. Si necesitas complementar tu alimentación con un multivitamínico, puedes hacerlo sin miedo a engordar. Es importante no tener deficiencias.

Como ves, hay mucha información obsoleta o errada que se sigue repitiendo (y que mucha gente toma por cierta). Sin embargo, todo es cuestión de informarse adecuadamente y, sobre todo, de buscar asesoría de un/a dietista nutricionista en caso de tener dudas o de querer implementar un cambio en la alimentación.

¿Crees que alguien más debería conocer estos mitos y verdades? Entonces comparte esta información para que más personas puedan tomar mejores decisiones que le ayuden a mejorar su calidad de vida.

Deja tu comentario