Cuidados básicos para evitar el contagio del coronavirus (COVID-19)

Cuidados básicos para evitar el contagio del coronavirus (COVID-19)

Ante esta declaración de alarma y confinamiento a causa de la crisis sanitaria ocasionada por coronavirus (COVID-19), y para lograr evitar su propagación, por favor, debemos actuar con responsabilidad y seguir las medidas higiénico sanitarias establecidas por OMS.

La protección y la contención son fundamentales para minimizar al máximo el impacto y la propagación del virus, así que:

Sigue las medidas higiénico sanitarias establecidas por OMS:

  • Lávate las manos con frecuencia con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Al toser o estornudar, cúbrate la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo. Tira el pañuelo inmediatamente y vuelve a lavarte las manos rápidamente.
  • Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca, así como también el contacto con superficies que puedan estar contaminadas.
  • Mantén al menos 1 metro de distancia entre las personas, y particularmente con aquellas que puedan presentar síntomas.
  • Si tienes síntomas: fiebre, tos y dificultad para respirar, solicita atención médica cuanto antes.

responsable y consciente. El aislamiento domiciliario consiste en mantenerse en casa y no salir a no ser que sea estrictamente necesario: adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad, asistencia al hospital y centros sanitarios, desplazamiento al trabajo, retorno a casa, asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables, ir al banco o cualquier otra situación de fuerza mayor o de necesidad.

Debes hacerlo de forma individual (salvo que acompañes a personas con discapacidad o por otra causa justificada) y siempre manteniendo las medidas higiénicas, distancia de seguridad y evitando el contacto con la población de riesgo: personas mayores de 65 años, personas con patologías crónicas (hipertensión, diabetes mellitus, insuficiencia renal, enfermedades cardiovasculares, respiratorias…) y personas con inmunosupresión congénita.

¿Qué más puedes hacer? Aunque no lo creas, puedes hacer más de lo que piensas. A continuación, van 3 consejos que pueden ayudarte a superar la amenaza de este nuevo virus.

Fortalece tu sistema inmunitario

Nuestro cuerpo cuenta con un sistema de defensas que nos ayuda a protegernos de enfermedades y preservar nuestra salud. Es el sistema inmunológico.

Una alimentación equilibrada y un estilo de vida saludable contribuyen a mantenerlas al 100%. Sin embargo, el desorden alimentario, el estrés o el ritmo de vida demasiado intenso acaban por debilitarlas. Lo que genera que seamos más sensibles a las infecciones víricas.

Para fortalecer el sistema inmunológico y aumentar tus defensas puedes enriquecer tu alimentación con alimentos que te aporten vitaminas y minerales antioxidantes: frutas, las verduras, los frutos secos y reequilibren tu microbiota como los probióticos: los yogures y el quéfir…

Productos con Jalea Real de Forté Pharma

Pero, además, puedes complementarlo con algún reconstituyente natural como la jalea real. Que te ayudará a prevenir “bajones” en tus defensas y a recuperarte con más facilidad de las infecciones.

Forté Pharma te ofrece una amplia gama de Jalea Real para que elijas la que mejor se adapta a tus necesidades.

Calma tu ansiedad o estrés

Es inevitable que una situación de alarma como la estamos viviendo, te genere incertidumbre, nervios e incluso ansiedad. Para volver a la calma la meditación puede ayudarte.

La meditación es un entrenamiento mental. Al meditar desarrollamos nuestra capacidad de atención, la compasión y el positivismo.

Si nos entrenarnos con la suficiente frecuencia, estas capacidades se convierten en nuevos hábitos y nos ayudan a gestionar el estrés, la ansiedad y los pensamientos obsesivos.

Productos para gestionar el stress de Forté Pharma

Otra ayuda a la que podemos recurrir es a los complementos alimenticios a base de plantas adaptógenas como Forté Stress 24h o Forté Stress Flash. Las plantas adaptógenas, a diferencia de la valeriana o la pasiflora, no ejercen un efecto sedante, sino que ayudan al organismo a conseguir un balance óptimo interno (equilibrio homeostático). Favorecen el estado anímico, combaten la fatiga y presión mental y regulan la respuesta al estrés.

Nútrete de forma saludable

Si vas a realizar teletrabajo o a quedarte en casa durante los próximos 15 días sigue una alimentación saludable. No por cambiar tu rutina debes abandonar los buenos hábitos alimentarios.

Empieza por preparar tu menú semanal y cíñete a él. Para ello realiza la compra con sentido común. Compra de forma coherente y consciente, ya que tanto lo que compres como su cantidad es lo acabarás consumiendo.

La compra que realices no debe ser muy distinta a la que haces habitualmente y debe adaptarse a tu planificación semanal. No compres cosas “por si acaso” porque el abastecimiento alimentario está asegurado. Los alimentos no se van a acabar, ¡Calma! Tampoco compres alimentos nuevos o superfluos porque te los acabarás comiendo.

El agua debe ser tu bebida preferente durante estos días. Evita caer en la tentación de consumir zumos, refrescos, o alguna copita de vino porque estás en casa.

Y por último, sobre todo, evita comer por aburrimiento. Realiza una rutina de tareas, en la que incluyas trabajo, actividad física, cosas que te gusten y no te olvides del descanso.

Si descansas te sentirás mejor y evitarás el cúmulo de estrés, ya que al descansar se restablece tanto el cuerpo como la mente. De lo contrario, puedes sentir más fatiga o cansancio a lo largo del día, por lo que no rendirás al 100%.

Durante estos descansos toma tentempiés saludables como algo de fruta, unos tomatitos cherrys, palitos de pepino, un yogur, un puñadito de nueces…

Estas son algunas de las recomendaciones que pueden ayudarte, pero si nos mantenemos unidos, actuamos con responsabilidad y nos ciñéndonos a las reglas establecidas podemos vencer al virus.

¡Ánimos y fuerza para a todos!

Deja tu comentario