¿Cómo solucionar problemas bucodentales como la Gingivitis?

Problemas bucodentales más comunes, ¿Cómo solucionarlos?

Gingivitis, caries, halitosis o periodontitis son algunos de los problemas bucodentales que más afectan a un gran número de personas. ¿Tienen solución? Sí, ¡mira cuáles!

Los problemas bucodentales afectan a una gran parte de la población. Aunque hay muchas personas que les quita importancia, dejarlos sin atender puede ocasionarnos problemas más serios.

Veamos algunos de los problemas bucodentales más comunes, sus causas y cómo prevenirlos.

Caries

Una de las principales causas para la caries es una dieta rica en hidratos de carbono, algo común en Europa y otros países de Latinoamérica. Los carbohidratos están en todas partes y, es difícil, comer fuera de casa sin consumirlos y sin gastar mucho.

Una dieta rica en hidratos de carbono favorece la aparición de caries, pues activa bacterias que desmineralizan los dientes. Clic para tuitear

Los hidratos de carbono liberan unos azúcares que activan las bacterias presentes en nuestra boca, conocidas como aerobias y anaerobias. Estas se encargan de desmineralizar el diente, el cual, se va debilitando poco a poco y casi sin darnos cuenta.

¿Cómo prevenir la caries?

Higiene bucodental

  • Cepillados profundos bien sea con un cepillo eléctrico o convencional. Lo más recomendado es un cepillo con cabezal redondo acompañado de pastas dentales fluoradas o con peróxido de carbamida.
  • El uso de hilo o seda interdental y cepillos interproximales que evita acumulación de comida entre los dientes y evita la aparición de caries.

Alimentación

  • Una dieta adecuada, rica en proteínas y baja en hidratos de carbono. Las personas con menos esmalte, causa de los azúcares contenidos en los hidratos, son más propensas a la caries y a la posterior pérdida del diente. ¡No llegues a eso!
  • Evita pastas, pan, harinas, patatas y otros tubérculos en demasía, y opta por añadir más verduras y frutas a tu dieta junto con carnes y pescados.

Gingivitis

La gingivitis es más común que la periodontitis ya que, la gingivitis, si no se soluciona, es el estado previo a la periodontitis. Esto no significa que ambas vayan unidas, tener gingivitis no implica que se vaya a tener periodontitis.

Si se trata a tiempo, es posible eliminar la gingivitis. Pero si se da por sentada y no se trata, como sucede en el caso de otros problemas bucales, puede ocasionar otros problemas añadidos.

La gingivitis puede ser el estado previo a la periodontitis y se puede revertir con un buen tratamiento e higiene bucodental. Clic para tuitear

¿Cómo prevenir la gingivitis?

La gingivitis se puede tratar de forma sencilla.

  • Una higiene superficial constante en casa y con productos de buena calidad: hilo o seda interdental y cepillos interproximales.
  • Una limpieza profunda profesional en una clínica dental.

Periodontitis

En el caso de la periodontitis, sus síntomas no son visibles e incluso puede no molestar, pero el hueso podría estar siendo afectado.

En ese caso, habría que recurrir a los llamados ‘curetajes‘ que consisten en una limpieza profunda del sarro acumulado entre la encía y el diente.

En los casos más extremos de periodontitis, las cirugías menores son una opción viable con el fin de aumentar la densidad del hueso afectado.

La periodontitis puede afectar al hueso y puede solucionarse con una limpieza profunda profesional o cirugías menores. Clic para tuitear
¿Cómo solucionar problemas bucodentales como la Gingivitis?

Alimentos que combaten los problemas bucodentales

Los que somos por dentro, es lo que somos por fuera. O lo que es lo mismo, lo que comemos, se refleja en nuestra salud. Y esto también implica la salud bucodental.

No hay duda de que mantener una limpieza adecuada y las correspondientes visitas al dentista es la mejor opción para evitar estas afecciones, pero la alimentación juega un papel clave tal como hemos visto.

¿Se pueden comer alimentos que nos ayuden? ¡Claro que sí! Saca papel y lápiz e inclúyelos en tu lista de la compra.

Pescado azul

Su alto contenido en vitamina D favorece la absorción del calcio y el fósforo, dos minerales esenciales para fortalecer y proteger nuestros dientes y encías.

Cítricos

Los cítricos, alimentos y frutas ricos en vitamina C, favorecen la absorción de colágeno, el componente principal de nuestras encías. Esto significa que estarán más preparadas para luchar contra infecciones y otros problemas como la gingivitis o las retracciones de las mismas.

Fresas

La fruta estrella para luchar contra las bacterias que afectan negativamente a la placa dental. ¿Cuál es su secreto? Un alto contenido en Xilitol.

Lácteos

El ingrediente principal de los lácteos es el calcio, el mineral principal para fortalecer los dientes.

Y si prefieres no consumir lácteos, en otro post te explicamos cómo conseguir niveles adecuados de calcio sin lácteos.

Té verde

Es un potente antioxidante que evita la inflamación de las encías y mantiene a raya a las bacterias y, por lo tanto, las enfermedades periodontales.

Si quieres más información sobre cómo mantener una dieta equilibrada y que te ayude a prevenir problemas bucodentales y mantener los dientes blancos, no dudes en contactarnos a través de nuestro Servicio Gratuito de Nutrición Online.

¿Habías imaginado que fuera tan fácil cuidar de nuestros dientes? Nosotros ya hemos comenzado a poner en práctica todos los consejos de los expertos en salud dental y, por supuesto, tenemos nuestra lista de la compra lista! Porque Yo Elijo Cuidarme, ¿y tú?

Deja tu comentario