Menopausia y climaterio: ¿Qué son y cuáles son sus diferencias?

Menopausia y climaterio: ¿Qué son y cuáles son sus diferencias?

La menopausia y el climaterio traen consigo cambios importantes y te explicamos sus diferencias y cómo afrontarlos para asumir una nueva etapa desde el bienestar.

Uno de los cambios más radicales (y muchas veces temido) por las mujeres maduras es el fin de la menstruación. Pero en vez de llenarnos de angustia, lo más saludable es entender el proceso. En Yo Elijo Cuidarme te explicamos la diferencia entre la menopausia y el climaterio para asimilar estos cambios de la mejor manera.

Aunque los avances tecnológicos han hecho mucho por ayudarnos a retardar el paso del tiempo (o por lo menos, a disimularlo), hay procesos que son inevitables. La llegada de la menopausia y el climaterio no solo están asociados con el fin del período fértil, sino con una serie de cambios que son la puerta de entrada en una nueva fase vital en la que la madurez se profundiza.

Un estilo de vida saludable y una actitud optimista serán claves para hacer frente a la menopausia de la mejor manera posible. Pero también ayudará muchísimo estar informadas, así sabremos cómo prepararnos y qué esperar ante estos cambios que a fin de cuentas, forman parte de la vida.

Por ello, debemos saber qué caracteriza a cada uno de estos procesos.

Diferencias entre menopausia y climaterio

La menopausia es un acontecimiento natural e inevitable en la vida de una mujer, que se confirma un año después de la última menstruación. Es el indicador de que ha culminado su etapa menstrual y fértil.

Por su parte, el climaterio es el período en donde se va perdiendo la capacidad reproductiva, son las modificaciones que se van dando de manera paulatina, pues los síntomas de la menopausia pueden iniciar incluso 10 años antes de que esta se confirme.

Es normal que antes o durante esta fase surjan muchas dudas, por eso vamos a responder algunas de las más frecuentes.

Síntomas de la menopausia y el climaterio

Si siempre has tenido ciclos irregulares, quizá este no sea un buen indicador para darte cuenta que estás atravesando por el climaterio.

Los sofocos son bastante comunes, pero muchas veces no somos conscientes de que nos ha llegado el momento y los pasamos por alto. Sin embargo, si estos vienen acompañados de sudoraciones y taquicardia, probablemente serán más fáciles de identificar (los notarás enseguida).

Otra señal típica de esta etapa es que empezarás a dormir de manera irregular, ya sea por la dificultad de conciliar el sueño o por despertarte muchas veces durante la noche (especialmente debido a los sofocos).

También es probable que sientas la piel más seca, al igual que el resto de mucosas, por lo que podría aumentar también el dolor durante las relaciones sexuales debido a la falta de lubricación, mientras que el deseo sexual tiende a disminuir.

También es común tener dificultades para adelgazar durante la menopausia o en su defecto, se sube de peso con mucha facilidad.

Por último, pero no menos importante, aumentará tu riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular u osteoporosis.

Estos cambios no ocurren al mismo tiempo ni con igual intensidad en todas las mujeres, pero sí es importante que sepas qué esperar de esta etapa para saber cómo prepararte para la menopausia.

Causas de la menopausia y el climaterio

El cambio más importante, de estas etapas de la menopausia y el climaterio, tiene su origen en la caída de los niveles de estrógenos, (las hormonas sexuales femeninas) responsables de regular:

  • El ciclo menstrual y las variaciones en tejidos del aparato reproductor, como el endometrio, mama y ovarios.
  • El metabolismo de las grasas y los niveles de colesterol “bueno” y “malo”, lo cual afecta nuestra salud cardiovascular.
  • La distribución de la grasa corporal (caderas y senos) y la facilidad para subir de peso o dificultad para perderlo.
  • La salud ósea, al contrarrestar la acción una hormona (PTH – Paratiroidea) que extrae el calcio de los huesos y los debilita.
  • La salud de los tejidos conectivos (articulaciones), gracias a su papel en la formación de colágeno.

La buena noticia es que existe manera de abordarlos para hacer una transición lo más cómoda posible. En este artículo sobre causas y tratamientos de la menopausia te explicamos más detalladamente al respecto.

Menopausia y climaterio: ¿Qué son y cuáles son sus diferencias?

Salud cardiovascular y osteoporosis en la menopausia

Está claro que lo ideal sería poder evitar todos los síntomas de la menopausia y el climaterio: no pasar por sofocos ni taquicardias, tener un sueño reparador y que no tengamos  que limitar tanto nuestra dieta para no subir de peso.

A pesar de que estos síntomas no son poca cosa, debes poner especial atención en cuidar tu corazón y huesos, porque hay altas probabilidades de que desarrolles alguna enfermedad cardiovascular o en su defecto, osteoporosis.

Una enfermedad cardiovascular generalmente ocurre porque las grasas se acumulan en las paredes de las arterias formando una placa y generando una aterosclerosis. Esta placa puede obstruir la arteria limitando el flujo de sangre y, posiblemente, desencadenando en un ataque cardiaco o un accidente cerebrovascular.

Por su parte, la osteoporosis se caracteriza por una pérdida de masa ósea, lo que hace que los huesos se debiliten, volviéndose frágiles y quebrándose con facilidad. Ocurre generalmente en las caderas, muñecas y espina vertebral.

Lo peligroso de la osteoporosis es que es difícil detectar su evolución;  la mejor manera de descartarla o confirmarla es realizando un examen de densidad mineral ósea.

Prevención de la osteoporosis en la menopausia

Para retrasar o prevenir el padecimiento de esta enfermedad durante la menopausia y el climaterio, es importante tener una dieta rica en calcio y vitamina D.

Los requerimientos de calcio se incrementan en esta etapa, así que si no llevas una terapia de reemplazo hormonal, toma 1,200 – 1,000mg de calcio al día, pero no es fácil llegar solo con dieta, por lo que lo ideal es combinar alimentos ricos en este mineral y suplementos.

La vitamina D también es indispensable para mantener una buena salud ósea. La obtenemos cuando nos exponemos a la luz solar (recordando siempre usar la protección solar adecuada), pero también podemos tomar suplementos.

La recomendación para toda la población es 600UI, pero durante la menopausia y el climaterio se recomienda 1000-2000 UI. Sin embargo, no se puede generalizar, ya que esta vitamina es liposoluble y se acumula en el organismo, por lo que puede llegar a ser tóxica. Lo mejor es asesorarse con un especialista.

Prevención de enfermedades cardiovasculares en la menopausia

La nutrición durante la menopausia debe estar basada en una dieta saludable, esto no solo nos permitirá sentirnos mejor, sino además reducir el riesgo de padecer algunas enfermedades, como las relacionadas con la salud cardiovascular.

La mejor manera de prevenirlas es con una dieta baja en grasas saturadas y colesterol y rica en ácidos grasos insaturados para mejorar el perfil de lípidos y niveles de colesterol en sangre. Limita las carnes rojas, embutidos, lácteos (sobre todo mantequilla, nata y salsas a base de queso, aceite, etc.) y fritos.

Elige carnes magras (bajas en grasa) como conejo, pavo pollo, además de pescados (sobre todo azules) y mariscos, huevo, semillas y nueces (chía, linaza, almendras, pistachos, etc.), aceitunas, aceite de oliva virgen extra y aguacate.

Para obtener fibra, incluye legumbres, quinoa y cereales integrales como avena, trigo sarraceno, arroz integral, etc. que te aportarán vitaminas del grupo B, indispensables para el buen funcionamiento del metabolismo y producción de energía, regulación del sistema nervioso y estrés.

Asimismo, las frutas y verduras, además de ser excelente fuente de agua, fibra y antioxidantes, aportan mucha saciedad y pocas calorías. ¡Esto es clave para mantener un peso saludable! Son beneficiosas porque:

  • Te mantienen hidratada.
  • Te mantienen llena por más tiempo.
  • Regulan tus niveles de azúcar en sangre.
  • Ayudan a controlar el peso.
  • Ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Asegurar el funcionamiento adecuado de tu metabolismo.
  • Retrasan el envejecimiento y la aparición de enfermedades.

En una dieta rica en alimentos de origen vegetal predominan los fitoestrógenos, compuestos que actúan de manera similar a los estrógenos. Dentro de los fitoestrógenos se encuentran los flavonoides (isoflavonas) y lignanos, que son compuestos antioxidantes que podemos encontrar en alimentos como la soja y derivados, legumbres, nueces y semillas, hierbas aromáticas y brotes.

No podemos olvidar complementar una dieta saludable con una hidratación adecuada. El agua seguirá siendo indispensable (1-2 litros al día) para proteger las mucosas y cuidar la piel durante la menopausia, ayudando a contrarrestar los efectos de resequedad propios de esta etapa.

Beber agua regularmente evitará que retengas líquidos. Si te cuesta hidratarte puedes ayudarte de infusiones diuréticas, como cola de caballo o agua de piña.

Alimentos a evitar durante la menopausia y el climaterio

Ya sabemos cómo alimentarnos adecuadamente en esta etapa, pero ¿qué debemos eliminar de nuestra dieta? Seguro no te sorprenderás:

  • El alcohol, cafeína y comidas picantes, porque pueden incrementar los sofocos.
  • Bebidas carbonatadas porque aceleran la descalcificación.
  • Azúcares y grasas saturadas (quesos, embutidos) y grasas trans (alimentos procesados ​​como bollería, chips, etc.) porque, además de no ser saludables, son altamente calóricos y no te ayudarán a mantener un peso adecuado.

Por último ¡haz ejercicio! No solo porque te ayudará a quemar calorías y a acelerar tu metabolismo, mejorando tu composición corporal y manteniendo un peso saludable, sino porque a nivel psicológico, te ayudará a manejar mucho mejor todos estos cambios que están ocurriendo en tu cuerpo.

Mientras más temprano empieces a cuidar tu alimentación y tu cuerpo, menores serán los síntomas y repercusiones en tu salud.

Lo ideal es que acudas a un nutricionista que pueda darte recomendaciones (cantidades, suplementación) 100% adaptadas a tus requerimientos. Recuerda que en Yo Elijo Cuidarme cuentas con un servicio de nutrición online gratuito que te ayudará a pasar por este importante proceso vital de manera saludable.

La menopausia y el climaterio son una fase más de la vida. Lejos de temerle, debemos aceptar y vivir los cambios de esta etapa con la mejor actitud y enfocándonos en vivir una vida en bienestar.

Productos que te cuidan

Forté Turbo Slim 24h 45+

Forté Turbo Slim 24h 45+

Quema las grasas y ayuda a eliminar durante el día, frena el almacenamiento de las grasas y actúa sobre la firmeza de la piel durante la noche!

Forté XtraSlim 700

Forté XtraSlim 700

¡Una fórmula exclusiva! ¡Un quemador de grasas extra! Una fórmula de 8 activos que actúan sinérgicamente para una eficacia extra.

Deja tu comentario